ABRAHAM ELMALIJ

Nota biográfica de una relevante figura de la comunidad sefardí de Jerusalén, receptor en 1965  de la medalla al Mérito Civil de España.


En 1885 -el mismo año en que fallecía sir Moshé Montefiore, el sefardí que sacó de las murallas a los judíos de Jerusalén-  nacía en esa ciudad un niño que se convertiría en uno de sus personajes públicos más conocidos. Periodista, filólogo, historiador, traductor, investigador, político.

Su padre, el rabino Yosef Elmalij, de origen marroquí, pero desde los tres años en la Ciudad Santa, puso al niño a estudiar en manos de RABÍ YEHUDÁ KASTEL.en Beit Doresh, colegio, midrash y Talmud Torá donde estudiaron -en ladino y árabe marroquií-  todos los rabinos sefardíes de Jerusalén en  el último cuarto del S XIX. Después pasó a estudiar en la yeshivá de Tiferet Yerushaláim, la más importante de las yeshivot sefardíes. Los estudios profanos, en L´Alliance israelite  de la calle Yafo, donde luego daría clases de árabe y francés,  y en la escuela francesa de arqueología, cerca de la Puerta de Damasco.

A los 20 años de edad , es decir, en 1905, se convirtió en asistente personal de la faceta periodística de  Eliezer Ben Yehudá, uno de los más conocidos impulsores de la lengua hebrea como lingua franca de todos los judíos sionistas. Al año siguiente, se casó son Simja, hija del rabino Ya´akov Danón, con la que serín padres de Eliahu, Levana, Eliezer, Shmuel y Yosef.

En 1910, con 25 años, se convirtió en secretario del R. JAIM NAJUM EFENDI que estaba de visita en Israel. Cuando éste regresó a Constantinopla, se fue con él para dirigir el Talmud Torá. Al año, pasó a dirigir la escuela de la comunidad judía de Damasco. Regresó a Israel en 1913, para dirigir el banco anglo-palestino, en Yafo, pero con el estallido de la primera Guerra Mundial la administración otomana le deportó a Damasco. Por esa época había fundado  el  periódico Ha´Jerut, La Libertad, el único periódico en hebreo durante la época del fin del Imperio Otomano y el principio del Mandato Británico.También estaba en el consejo de redacción del periódico ladino El Liberal, junto con su amigo y compañero, MOSHE AZRIEL. Del periódico Jerut nacería el partido político de mismo nombre, que hoy se llama Likud.

Elmalij también encabezó la primera lista del Consejo Asambleario de la Comunidad Sefardí de Jerusalén, así como miembro de la dirección muncipal y Vicepresidente de la Federación Mundial de Judíos Sefardíes, como  editor de la revista «Oriente y Occidente». Sus cargos de representación administrativa dentro de la dirección de la comunidad sefardí los realizó de diversos modos y en diferentes lugares. Por ejemplo en el delicado año de  1948 en Egipto. Anteriormente, en lso años ´20,  también en Túnez y Libia, donde gracias a él se alinearon en una sola todas las tendencias sionistas del país. Y en 1936, con Keren Ha´Yesod en Salónica. A partir de ese año dirigió la federación sefardí internacional. Cuando se comenzó la primera legislatura de la Kneset, él fue diputado y , junto con otros, fue responsable de que el día de celebración de la independencia del Mandato Británico se llamara Yom Ha´Atzmaut.

Paralelamente a todas estas actividades fue un hombre de letras y publicó – en varios idiosmas- una docena de libros, centenas de artículos y estudios diversos sobre la historia de Israel. . Legó su rica biblioteca al municipio de Jerusalén.

Como lingüista, publicó los diccionarios francés-hebreo y hebreo-francés, así como el  árabe-árabe-hebreo.

Recibió numerosos honores.  En 1934 fue «Oficial de la Academia Francesa», y en 1924, fue honrado con el «Caballero de la Legión de Honor», para después, en  1960,   ascender a «Oficial de la Legión de Honor».  El Ayuntamiento de Jerusalén en 1963 decidió que la decimocuarta ciudadanía de honor de Jerusalén sería para él.  Dos años después, a petición del cónsul general en Jerusalén -sí, en el franquismo había delegación diplomática en Jerusalén- se le concedió por parte del gobierno español la Orden del Mérito Civil por su gran labor en el estudio del sefardismo en general.

Falleció el 2 de abril de 1967, sin poder ver reunificada su ciudad amada ni poder volver a poner el pie en donde nació.