ALFRED NAKACHE, CAMPEÓN DEL MUNDO

 Apunte biográfico de un gran atleta de origen sefardí que se convirtió en un nadador legendario para la historia de la natación francesa y judía. Recientemente se le ha rendido tributo en EE.UU.


 

A. Nakache (nakásh, en fr. )  fue a nacer en el seno de una familia numerosa en la judería de Constantine, Argelia, el 15 de noviembre de 1915, al poco de haber empezado la Gran Guerra, la primera guerra mundial. Y en ese entonces, Argelia era una colonia francesa, con todo lo que eso implica en ese momento de inflexión si se quiere conocer lo que sufrieron los judíos magrebíes desde comienzos del S XX.

Alfred tenía pánico al agua y por eso empezó a dedicarse desde muy niño a la natación y el water-polo.  Rápidamente estuvo claro que el joven era un nadador nato, participando no sólo en competiciones argelinas, sino internacionales. En 1933, en París, medalla de plata en cien ms. libres, lo cual le llevó no sólo al podium sino a federarse en el equipo nacional de Francia de natación.  En 1935, representando a Argelia, en los Juegos Macabeos, que era la segunda vez que se celebraban. Medalla de plata en la piscina de Bat Galím, en Jaifá.

Su carrera era espectacular. Participó en  los  preparatorias de los Juegos Olímpicos de Verano de 1936  en Berlín y, en el mismo año, batió el récord europeo del relevo de 4 × 200 ms : 9:22:06 , batiendo a su rival más conocido. En los Juegos Olímpicos terminó cuarto con el relevo 4×200 ms.  estilo libre.

Dicen que por causas del antisemitismo , dejó su club de natación y se dedicó a hacer  el servicio militar en el ejército del aire francés.  En 1939,  aprobó el examen para convertirse en profesor de educación física y se unió a la Escuela Normal de Educación Física, el futuro Instituto Nacional de Deporte,  donde conocerá a quien fuera  su esposa,  Paule ,  también judía.

Cuando Philippe Pétain, mariscal de Francia desde 1918,  abolió el decreto de Crémieux, por el cual los judíos de las colonias francesas habían recibido la nacionalidad de la república gala, Alfred Nakacsh (en fr, Nakache)  tuvo que prescindir de su pasaporte francés.  Su esposa y él se van a vivir a Toulousse, zona libre, donde comienza su actividad en la resistencia francesa, a cuyos miembros preparó  físicamente para afrontar lo que estaba por venir.

En 1942, ganó cinco títulos de liga en Francia en 200 ms  braza. Es el nadador más importante de Francia, el deportista judío más importante del mundo en ese momento. La prensa francesa colaboracionista con el nazismo no tiene piedad con él por el mero hecho de ser un judío argelino. Finalmente fue expulsado de la piscina en los campeonatos de Francia en Toulouse en 1942. Sus compañeros , en apoyo suyo, boicotearon la competición.

El 20 de noviembre de 1943,  fue detenido por la Gestapo.  Confinado en la prisión de Saint Michel de Toulousse y luego enviado al trístemente famoso campo de Drancy. Deportado a Auschwitz , el sitio de donde no se regresaba,  en el convoy nº 66, el 20 de enero de 1944 ,  desde la estación de Bobigny, en los alrededores de  París. Nunca más volvió a ver a su esposa ni a su hija, que fueron asesinadas en las cámaras de gas nada más bajar del tren en Auschwitz.

Un oficial del campo  reconoció al famoso  nadador  y  decide asignarle  a la enfermería, lo que probablemente fuera el motivo que le salvará la vida. .   Ayudado por una constitución física excepcional, y una fortaleza mental como pocos pueden tener, soporta estoicamente todo tipo de abusos, incluso  la humillación impuesta por los guardias,  que lo obligaban  a recoger con los dientes una daga que lanzaban al fondo de  un estanque donde se almacenaba agua ante un eventual incendio. El prefería pensar que estaba de alguna forma entrenando.

Su amada Paule, la madre de su hija.
Su esposa y madre de su hija, Paule.

En enero de 1945, el campamento fue evacuado – las marchas de la muerte, por el avance del Ejército Rojo.  Alfred Nakache  forma parte de una de esas marchas funestas y aparece en Buchenwald,  donde donde es liberado el 18 de abril de ese mismo año.

Regresó  a Toulouse,  donde se volvió a casar  y  retomó su labor docente como   profesor de educación física en la Facultad de Derecho.  Volvió a entrenar en la piscina mientras iba ganando peso, pues en Auschwitz al ser liberado pesaba 40 kg. Tenía que pesar exactamente el doble. Todos le daban por muerto en Auschwitz,  hasta que la prensa anunció su  retorno 28 de abril de 1945 .  El mundo estaba tan conmovido por aquella noticia de su supervivencia,  que la ciudad dio su nombre a la piscina de invierno.

El lo agradeció volviendo a ocupar los primero puestos de las calificaciones, campeón de Francia, record mundial en el ´46 en los Juegos de Verano de Londres y convirtiéndose en miembro del equipo francés de water polo. En esa cúspide, se enteró de que su mujer y su hija habían sido asesinadas en los hornos  nada más llegar al campo de la muerte.

Finalmente, decidió irse a  vivir  ultramar, concretamente  la isla de La Reunion,  colonia francesa en el Océano Indico. Allí fundó un club de natación  y llevó una vida tranquila dedicado a la pesca submarina,  hasta el día de su muerte:

El 4 de agosto de 1983, a los 63 años de edad, mientras nadaba su km. diario. En su tumba, en Sete,  hicieron constar los nombres de su esposa e hija, z´´l-

El nombre de este nadador es el que llevan hoy muchas piscinas por toda Francia, desde Nancy a Paris, pasando por Toulousse. Incluso hay competiciones a su nombre.  El Estado de Israel le otorgó póstumamente en 1993 el Gran Trofeo de Ejemplo en el Museo Internacional del Deporte Judío. En el fin de semana del 17 al 19 de mayo de 2019, ingresó al Salón de la Fama Internacional de la Natación en Fort Lauderdale, Florida.