LA CARTA DE LAS SIRIAS A LADY MONTIFIORE

 Tal día como hoy, pero en 1840, comenzó una terrible historia para los judíos de Damasco, especialmente para las mujeres, que fueron torturadas hasta la esclavitud sexual.



1840: El padre Tomasso, capuchino en misión evangelizadora por tierras sirias, junto con su fiel servidor, desaparece. Ipso facto, los cristianos de Damasco, encabezados por el cónsul de Francia, acusan a los judíos por un libelo de sangre, como en Europa tantas veces durante la Edad Media.

Muchos notables miembros de la comunidad judía de Damasco fueron , acusados de secuestro y asesinato con fines rituales, encarcelados sin juicio alguno, y confinados durante largos meses en condiciones infames. El caso saltó a la prensa europea rápidamente.

Sir Moses Montefiore y el estadista francés Adolphe Crémieux encabezaron una delegación para resolver el escándalo.  En Alejandría, se  intentó persuadir a Muhammad Ali, el Pasha egipcio, para que intercediera . El Pachá, que se rebeló contra el sultán otomano , estaba en aquellos días bajo el ataque político y militar de la mayoría de las potencias europeas.  La presión política, junto con los incansables esfuerzos de Cremieux y Montefiore, obligaron a perdonar a los condenados. El inglés y el francés regresaron triunfantes a sus países.

Corrieron ríos de tinta. Pero en Damasco, el silencio de la comunidad judía era clamoroso. Sin embargo, recientemente se descubrió una carta muy elocuente.

Ora, esposa de Moshé Ablufaia, descendiente de una célebre dinastía de rabinos, cuenta a Lady Montefiore que bajo la presión sometida aceptó convertirse al Islam. Otras cuentan haber sido humilladas en continuos interrogatorios.  La esposa de Yosef  Laniado, que murió en el penal, sostiene que tuvo que admitir sobornos sexuales por parte del cónsul francés. Y esto es algo que también dice haber sufrido la hija de David Harari. En total, 13 mujeres judías que querían agradecer por escrito a quienes habían sido sus salvadores.

El orden de las firmantes refleja también  las tensiones subyacentes  en la comunidad judía en Damasco, que también se reflejaron en las acusaciones mutuas durante el juicio;  a  la cabeza de los sellos están las mujeres de la familia Farhi, la familia judía adinerada de Damasco, y en el otro extremo está la familia Harari, una familia de comerciantes que son sus rivales. En el medio aparecen los nombres de  las esposas de los rabinos y la clase media, incluyendo  a “Ora, señora de Moshe Abu al-Afiya”, convertida. La calígrafa fue la señora Mazal Tov,  que era la esposa del rabino de la comunidad , Rab Yaakov Antebi.

La fecha de redacción de la carta es el 15 del mes de  Elul,  aproximadamente una semana después de la liberación. La carta del cónsul francés a su superior en el consulado de Beirut recuerda amargamente los alegres acontecimientos de los judíos, incluida una fiesta celebrada alrededor de esa fecha en el jardín del cónsul austriaco.

© ד”ר יוחאי בן- גדליה

Traducido del hebreo original: Sfarad.es

Fuente: Biblioteca Nacional de Israel