CLAVES DE LA SINAGOGA DE HIJAR

 Sale a la luz la obra que recopila todo lo que los historiadores han conseguido esclarecer sobre una de las sinagogas más emblemáticas de los últimos tiempos en Aragón.


LA ANTIGUA SINAGOGA DE HIJAR, Aragón,   declarada Bien de Interés Cultural el año pasado, vivió este  mes de abril un momento de inflexión en el salón de actos del ayuntamiento de la localidad: la presentación del libro que resume, de forma accesible para el público en general, todos los resultados de los trabajos que se han ido realizando en este emblemático lugar durante los últimos años.

La obra, editada con primor en una edición bilingüe (español/inglés) deja bien claras sus intenciones en el título: “La Antigua sinagoga de Híjar. Claves de un monumento excepcional” .

Un trabajo firmado de forma coral por todos los historiadores que han trabajado de una u otra manera en el proyecto:

 

  • Antonio Hernández Pardos, arqueólogo de la empresa Acrótera. Gestión del Patrimonio, responsable de los trabajos arqueológicos realizados en la sinagoga de Híjar durante 2017 y arqueólogo del proyecto Cultura material de las juderías en Aragón en 2018.
  • Víctor M. Guíu, doctorando y profesor en Secundaria y Bachillerato.
  • Encarna Ripollés,  restauradora de la empresa Albarium ,  responsable de las catas murarias de la sinagoga de Híjar durante 2018.
  • J. Francisco Casabona, arqueólogo en las catas murarias realizados en la sinagoga de Híjar durante 2018.
  • Miguel Angel Motis, doctor en Historia, Derecho y Antropología, profesor en la Universidad San Jorge, comisario de la exposición Aragón Sefarad en 2002, y director del proyecto Cultura material de las juderías en Aragón en 2018.
  • y Jesús Franco, doctorando y profesor de la Universidad de Zaragoza, además de  coordinador , junto con Antonio Hernández ,  de Acrótera Gestión del Patrimonio, la empresa que se ha hecho cargo de todo el proyecto.

 

Los patrocinadores del proyecto -ejemplar y que ojalá sirviera de modelo a tantas otras pequeñas localidades con pasado judío- son, además del Ayuntamiento de Híjar, la Diputación de Teruel, a través de su Instituto de Estudios Turolenses, la Universidad de Zaragoza, el Grupo de Investigación Argos, y la ya mencionada Acrótera, Gestión del Patrimonio.

Híjar, que no fue una aljama descomunal en tanto al número de judíos que la habitaron, pasa a la historia como el lugar donde los judíos establecieron la primera imprenta conocida en Sfarad, y desde la cual se editaron trabajos que fueron diseminados por todo el continente europeo en el S XV.

Mención especial para M.A. Motis,  quien desde un principio tuvo claro que el edificio que el pueblo conocía como capilla de S. Antón era en realidad una antigua sinagoga desacralizada tras la expulsión de los judíos. Pero no todos le creyeron. A partir de los trabajos de 2016, comenzaron los trabajos de rehabilitación del edificio, que estaba en muy mal estado, y fue entonces cuando se descubrió ni mas menos que la Tevá de la antigua sinagoga (el estrado desde donde se dirige el culto) Motis  descubrió  después el lugar exacto del Hejal, el lugar donde se conservaba el Sefer Torá de la sinagoga. Y además, por si fuera poco, han aparecido grandes trozos de yesería con inscripciones en hebreo que están aún traduciendo y,  en una pared, una pintura, un palimpsesto (varias capas de pintura al fresco) que representa una Menorá.  La datación, 1410.