DEBDÚ, EL REFUGIO DE LA ALJAMA DE SEVILLA

La localidad marroquí de Debdú fue , hasta los años´50 del siglo anterior, de mayoría hebrea.


Taurirt es una provincia  del este de Marruecos, a 236 kms  al sur de Melilla,   en la árida llanura  donde el Atlas perdió  su nombre. Una de sus tres ciudades es Debdú.

Los bereberes de la tribu de los Zenata, que se movían entre Egipto y Marruecos, tenían un clan, los watasidas,  de los cuales la  dinastía  de Wartayín creó,  en el S XV,  una serie de virreinatos -como el de Tetuán o el de Debdú.

Judía de Debdú

Pero cien años antes de eso, en la localidad de Debdú se habían asentado unas cuantas familias de los judíos de la aljama de Sevilla, huidos  tras la masacre tremebunda de 1391.

Crecieron en número a través de los siglos, llegando a ser mayoría en la localidad,  que empezó a ser conocida como “la ciudad de los cohaním”; pero a mediados del S XIX, sufrieron una terrible mengua: casi la mitad de los judíos pereció por el efecto devastador de una epidemia de cólera.  Muchos de los que no murieron decidieron irse de allí. Se quedaron 313 familias. Los Ben Soshán, los Marciano, (que de origen era de la taifa de Murcia) los Kohén-Sakali (llegados en 1465) o  los Ben Jamó.

La comunidad volvió a ser fuerte, no sólo en número, sino también en sabiduría: de ella salieron muchos rabinos  que vivieron en distintas comunidades, comom r Abraham Ben Shoshan en Mogador, r. Shlomo ha´Kohén, en Uchda,

Cemeterio judío de Debdú

No obstante, en 1903, el agobio económico, y la violencia musulmana hacia la comunidad, les hizo pedir ayuda a la Alliance Israèlite Universelle. La creación del protectorado francés en Marruecos arregló el tema de la seguridad, pero no el del hambre, y muchas familias, agotadas, decidieron irse. Al final de la Guerra de Europa, ya sólo quedaban mil judíos en la ciudad; y tras las revueltas y estrecheces que supuso para los judíos de Marruecos la re-fundación del estado de Israel, dejaron atrás todo y emigraron , de forma clandestina, a Francia, España e Israel.

A Isaac Rabin, z´´l, en 1974 le regalaron uno de los antiguos Sifrei Torá de Debdú, que custodia el Museo de Israel.