ELI COHEN

Reseña biográfica de uno de los más conocidos héroes de Israel, el agente del Mosad cuyo destino conmocionó al mundo entero en 1965.


Alejandría, 6 de diciembre de 1924:  Saúl y Sofía Guindi-Cohen , que ya tienen seis hijos,  les nace uno más , al que llaman Eliahu. La familia tiene sus orígenes en Jalab, pero abandonaron Siria cuando, tras la Primera Guerra Mundia,  llegaron los franceses y emigraron a Egipto cuando del Nilo se fueron los ingleses.

Eli Cohen estudió en el colegio judío de Ha´Rambám y desde adolescente fue miembro de la organización sionista juvenil «Ha´Makabi Ha´Tsair » (El joven macabeo) Este movimiento había nacido en Damasco en 1918, de forma absolutamente independiente, sin dependencia de ningún partido político, y rápidamente fue abriendo sedes por todo el mundo. Luego, en 1944, cuando eli ya estudiaba ingienería eléctrica  en la universidad de Alejandría, formó parte de «Bnei Brit» (Los hijos del Pacto) y también en la masonería (llevada a Egipto por Napoléon Bonaparte. )

A los 28 años de edad, 1952, comenzó a tener contactos con la inteligencia del recién re-fundado estado de Israel. Abraham Der , del  Palmaj, y oficial del cuerpo de inteligencia israelí, fue designado director de la primera red de espionaje en Egipto. A Der no le gustó: dijo de él que era «socialmente prominente, carismático, divertido, ingenioso, alguien a  quien recordarías  después de  haberlo conocido. Exactamente lo contrario de lo que estábamos buscando. Que no sería reclutado y que lo mejor que podía hacer era abandonar Egipto y hacer aliá » Las operaciones de Abraham Der en Egipto fueron un absoluto fracaso y la célula fue descubierta -Los Condenados de El Cairo, Nidonei Kahir. Elie Cohen, aunque no pertenecía a la red, fue interrogado por la policía egipcia por haber sido quien procuró el apartamento de alquiler a los espías, que eran,  además,  amigos suyos. Y vio cómo parte de esos amigos eran ejecutados. Otros, condenados a cadena perpetua. Algunos sólo a 15 años.

Luego, en 1956, la situación de los judíos egipcios fue deteriorándose tras la Operación Kadesh, en la cual hay un conflicto bélico internacional (Francia, Inglaterra) en el cual Israel invade el Sinaí. Pocos años después ese conflicto revive en lo que conocemos como La Guerra de los Seis Días. Elie Cohen ( y su familia) abandona Egipto para radicarse en Israel -concretamente en Bat Yam-  en 1957. Su primer trabajo fue como traductor del árabe para el Modiím, el servicio de inteligencia interno del ejército. Luego trabajó en Ha´mashbir,  el departamento de economía de la Histadrut, El Sindicato. Fue despedido a principios de 1960, pero en mayo de ese mismo año contratado en la Unidad 188, dedicada a la realización de misiones peligrosas en países enemigos. Cohen fue entrenado allí para ser un espía internacional. Nadia, su esposa, contó que el trabajo en Ha´Mashbir, era parte del entrenamiento, debía tener una formación financiera para hacer creíble su papel de comerciante, y el despido no fue un despido real, sino el final de una etapa de un proceso prediseñado. A finales de 1960 fue enviado unas semanas a La Galilea, hospedado en una casa de unos sirios, donde aprendió costumbres culinarias y asuntos del folclor sirio.

Al año siguiente fue enviado a Argentina con el objetivo de dar forma a su personalidad de comerciante sirio, Kamel Amin Thabet, haciendo amistades entre los sirios de Buenos Aires. En enero de 1962 pasó a Siria como emigrante retornado. Ayudado por un agente de la inteligencia estadounidense, Majd Sheikh al-Arad, se instaló en Damasco, cerca del gabinete sirio. Kamal Amín Thabet , el generoso hombre de negocios que a todo el mundo caía bien, era además un sirio con fuertes sentimientos nacionalistas, trabó amistades con personajes de las altas esferas, que en muchas ocasiones le hacían partícipe de secretos confidenciales sobre los asuntos del gobierno sirio. Incluso le llevaron con ellos a conocer las bases militares. Una ingente cantidad de información. Cada seis meses, como hombre de negocios que era, viajaba a Europa, para poder volar a Bat Yam a ver a su esposa e hijos. Y en 1964, con la reorganización de los distintos cuerpos de inteligencia, Elie Cohen fue transferido al Mosad.

Sendero de Eli Cohen: Nadia y sus hijos otean el horizonte de los Altos del Golán

Los Altos de El Golán estaban declarados zona militar cerrada a la cual sólo se podía acceder mediante permiso directo del jefe de las fuerzas armadas sirias. Eli Cohen fue a El Golán tres veces, acompañado por gerifaltes sirios. Su fulgurante carrera en Siria era tal que llegó a ser considerado como candidato ideal para el puesto de viceministro de defensa del gobierno sirio. No sospechaban que todo aquel interés no era nacionalismo sino una ayuda indispensable para el triunfo de las fuerzas de defensa israelíes.

No obstante, y aunque hasta hoy sigue siendo un misterio cómo empezó su caída, hay viarias teorías; una, supone que alguien empezó a sospechar algo y con el tiempo y la paciencia dieron con su verdadera identidad.  Otra, es más compleja: en 1965, los rusos vendieron a Siria modernos aparatos de comunicación, por lo cual el 7 de enero se impuso un silencio inalámbrico de 24 horas en los medios del ejército sirio. Eli Cohen no sabía esto y estuvo transmitiendo como de costumbre. Los sirios lo detectaron, lo descifraron….Sin embargo hay quien dice que esto es poco probable, pues también transmitieron las embajadas.

Eli Cohen, de espalda, en la declaración del Vidui, con el r. Nisim

El coronel Ahmed Suidani , que no confiaba en nadie, tenía mucha desconfianza sobre Eli Cohen. Este, de hecho, en su última estancia en Israel, (para asistir al nacimiento de su tercer hijo) , había expresado a sus superiores  su temor a ser descubierto y declaró que deseaba terminar su misión en Siria. . El Mosad le pidió que regresara a Siria una vez más. Según Nadia, su esposa, al partir le aseguró que sería el último viaje y que cuando regresara sería para siempre.

Amin Al Hafez, amigo de Cohen -y primer ministro sirio que llegó a ser tras dar un golpe de estado- admitió que fue él quien descubrió el pastel un día en el que Cohen cometiió un lapsus linguae, diciendo que iba «rezar en una mezquita de musulmanes» (algo que sólo puede decir quien no es musulmán)

Arrestado, torturado durante cuatro semanas de interrogatorio, Israel , entonces con Golda Meir al frente del país, comenzó una campaña internacional para salvarlo. Diplomáticos, primeros ministros de Francia, Bélgica y Canada, hasta el Papa, pidieron clemencia. Lo único que le permitieron fue escribir una carta para que se despidiera de su esposa.

El 18 de mayo de 1965, a las dos de la madrugada, en la plaza de Al Marjah – pleno centro de Damasco- con periodistas acreditados y oficiales del ejército -amigos suyos- asistieron a la ceremonia en el que el gran rabino de Damasco, Nisim Nadav Cohen, le leyó con  el Vidui -confesión- (es lo que procede en estos casos) Seguidamente el verdugo Abu Suleyyman lo ahorcó. Y así lo dejaron, con el cuerpo cubierto por una sábana donde escribieron los cargos que se le imputaron para que lo viera por la mañana la gente.

Cohen, z´´l, dejó tras de sí a su esposa Nadia y a tres criaturas, Sofi, Irit y Shai.  El rabino les trasmitió una carta que Cohen les había escrito en la cárcel:

«¡Nadia querida, querida familia! Os escribo estas últimas palabras con la esperanza de que siempre os mantengais unidos. Le pido a mi esposa que me perdone, que se cuide y que brinde una buena educación a nuestros hijos … Algún día mis hijos estarán orgullosos de mí. . No pierdas tu tiempo llorando por lo que sucedió, sino mira hacia el futuro. Te mando besos finales.

Eli Cohen fue enterrado en Damasco. A pesar de los muchos esfuerzos realizados para repatriar sus restos, el gobierno sirio declina la petición de forma constante. En 2007 el jefe de la oficina del presidente sirio dijo que era imposible ubicar la tumba porque el cementerio en que se enterró ahora no existe y está cubierto por edificios de viviendas. Nadie le cree.

Parque de los Ausentes, en el Monte Herzl.

Su hermano, Maurice, ha luchado por la repatriación del cuerpo, sin éxito. Pero en 2018 consiguió que devolvieran su reloj de pulsera.

UN activista kurdo de visita en Israel contó a la prensa que compartió celda con él en Damasco y contó que en la pared escribió que no se arrepentía de nada de lo que había hecho sino de lo que no había hecho, y que había gente que fracasaba no por ellos mismos sino porque amigos te hacían fracasar.

El moshav de Eliad, en El Golán, se llama así en recuerdo de este héroe de la historia del Pueblo de Israel. Así mismo, calles, museos y colegios por todo el país.

Bendita sea su memoria

 

Nadia: ofendida por la serie sobre su marido. en declaraciones a prensa dijo que era como si la abofetearan.