HA´RABAD: R. ABRAHAM IBN DAUD

Uno de los pioneros de la historiografía hispano-hebrea, que además de filósofo de no poca enjundia se dedicó también a la astronomía.


Ha´Rabad -el primero, porque hay dos-  nació con el nuevo milenio en aquel Al Andalus que intelectualmente y en la órbita hebrea se engrandeció con el desastre ocurrido en Babilonia, pasando el centro talmúdico internacional de las yeshivot de Sura y Pumbedita a Córdoba y Lucena, por sólo nombrar a dos de las localidades donde triunfó el intelecto de la nueva generación rabínica: los rishoním, los primeros (en cultivar la exégesis fuera de Babilonia)

Daud, en árabe hispánico, significa en  hebreo Ben David: su padre, David, se casó con la hija de R. ISAAC BEN BARUJ ALBALIA DE SEVILLA, que es, en tanto que abuelo de lujo, quien le educó, junto a su tío materno , r Baruj ben Yitzjak Ibn Albalía, quien al morir su padre pasó a enseñar en Lucena en el círculo de HA´RIF: R. YITZJAK BEN YA´AKOV ALFASI.

Ibn Daud , con la invasión cruenta de los almohades (hoy más conocidos como muyaidines) abandonó aquellla Córdoba espléndida y califal para empezar a vivir en el reino cristiano llamado Castilla, radicándose en Toledo, donde viviría el resto de sus días, hasta 1180-

Pero veinte años antes de que se reuniera con sus padres, escribió una apología del judaísmo rabínico contra el judaísmo karaíta, y para ello cuenta la historia del Pueblo de Israel desde Moshé a la era rabínica de los gaones de Babilonia, la era rabínica que precede a la que él pertenece, los rishonim. Entre los enormes datos que nos ofrece , la historia de los rabinos de Sura y Pumbedita que salieron a recaudar fondos por las comunidades de la cuenca mediterránea y fueron asaltados por el musulmán Rumajis. La historia lleva a cada uno de esos cuatro rabinos a diferentes lugares, creando en ellos las grandes yeshivot que serán herederas de las de Babilonia. Lo que sabemos del gran raio cordobes  JANOJ BEN MOSHÉ, RABINO MAYOR DE CÓRDOBA lo sabemos por él.

Además de historiador , también fue filósofo, siguiendo la línea aristotélica del Rambám. En principio l dice que lo escribió para tratar el asunto del libre albedrío, pero al final sólo habla de la conciliación de la religión judaica con la filosofía en sí misma. Se conservan 16 manuscritas gracias a los alumnos de la yeshivá de Jasdaí Crescas.

pero su obra no tuvo mucho predicamento, pues 30 años después el orbe judío conoció La Guía de los Perplejos, del Rambám. De hecho hubieron de pasar más de doscientos años para que su obra fuera traducida al hebreo. Existe un manuscrito en la biblioteca que tuvo M. MONTEFIORI y últimamente se viene reconociendo mucho su obra.