LA COMUNIDAD JUDÍA DE OLOT

Descubren al traducir una lápida una comunidad judía  del S XIII de la que no se tenia conocimiento.


Olot es una antigua población de la provincia de Gerona, creada en torno a un monsterio, que en el S XIII crece lo suficiente como para que el rey de la Corona de Aragón, Jaime II, en 1314, concede a la villa los privilegios que serán inicio de su importancia comercial en la comarca.

Tras la traducción de una lápida en hebrea, hemos sabido que la población también fue refugio de una comunidad de judíos de Beziers, en la región francesa de la Ocitania; considerada como hereje por estar habitada por numerosos cátaros, el legado papal y cabeza de la orden cisterciense, procedió a asediarla en el año 1209. Tras un breve sitio, los cruzados pudieron tomar las murallas de la ciudad y acceder a su interior, conquistándola. Los judíos de Beziers huyeron a lo no lejana Olot.

La lápida en cuestión fue descubierta en 1933, Tres años más tarde, se quemó y apareció la inscripción hebrea. A partir de los años 50 quedó depositada en el  Museo de San Esteban. Hasta ahora se consideraba que la lápida procedía de Beziers, pero la comunidad judía de esa localidad francesa, al traducirla, deja en claro que es la lápida inaugural de la sinagoga de Olot, que construyeron, eso sí, los judíos de Beziers.

El próximo 27 de marzo se celebrará el 810 aniversario de la llegada de la comunidad judía de Beziers a Olot, y en ese marco está previsto  realizar un acto  en la iglesia de Sant Esteve, que es donde se mostrará  la lápida sinagogal … En ese mismo acto se dará a conocer todo el episodio  histórico  que hermana a la dos localidades, y se contará con la asistencia del rabino de Beziers  -que es quien la tradujo- así como  su alcalde.