LA FIRMA DE RELACIONES DIPLOMÁTICAS ESPAÑA-ISRAEL

 Breve recuerdo de la firma de establecimiento de relaciones diplomáticas, culturales y económicas entre España e Israel. Incluye documento del primer embajador israelí en España, Samuel Hadás.

 



La Haya, Holanda, invierno de 1986. Allí donde se refugiaron parte de los judíos expulsados de las coronas  de  Castilla y Aragón (luego también de Portugal)  se firma, donde se erige  la  Corte  Internacional de Justicia -y sólo 17 días después de que el Reino de España forme parte de lo que hoy llamamos  Unión Europea-  el  establecimiento de relaciones diplomáticas entre España, presidida entonces por Felipe González, e Israel, cuyo primer ministro en ese momento era Shim´ón Peres.

El gobierno de la dictadura del general Franco (193-1975) no estuvo en ningún momento dispuesto a reconocer al estado de Israel.  Por su parte, Israel , en un principio tampoco reconocía a España. El veto israelí de  1949 y de 1950 al levantamiento de sanciones a España enervó a Franco hasta el punto de  publicar en el diario Arriba, bajo el pseudónimo de Jakim Boor, diatribas antisemitas. No es un bulo. Lo cuenta y documenta Samuel Hadas, primer embajador de Israel en España, en “Un legado para la transición : Israel”  ( Colección Testimonios , Madrid: Fundación Transición Política Española). ISSN 2171-7699.) Se puede consultar on line.

Hadas en el Palacio de La Magdalena, Santander

El primer embajador de Israel fue un sefardí llamado Samuel Hadas, nacido en El Chaco, Argentina, en el año de 1931. Se radicó en Israel en 1953, y tras pasar por la Histadrut empezó a trabajar en el Ministerio de Asuntos Exteriores. Desde 1981 fue  representante de Israel  ante la Organización Mundial de Turismo, cuya sede está en  Madrid, donde además se le  encomendó  la misión de ir tendiendo  puentes con España. Como embajador  en  España sólo  permaneció en el cargo hasta mediados de 1987. Haría historia de nuevo, en 1994, al ser  el primer embajador de Israel  El Vaticano.

El primer embajador español en Israel fue  Pedro López Aguirrebengoa, que era hasta entonces embajador en Grecia. Javier Solana atribuyó su designación para embajador en Israel a su buen hacer profesional y sus conocimientos del Oriente Medio.

F. Múgica

El  efímero gobierno de Calvo Sotelo tras la dimisión de A. Suarez,  fue el primero que entabló contactos para el establecimiento de relaciones bilaterales, aunque luego fueran firmadas por el gobierno de Felipe González y el proyecto fuera desarrollado por ministros de su gabinete.

Así pues, debemos acordarnos también de los hermanos Múgica, Fernando y Enrique, judíos españoles -vascos- que fueron pieza indispensable en el desarrollo de esas relaciones hispano-israelíes. En 1995 Fernando fue asesinado por la banda terrorista E.T.A.  El Fondo Nacional Judío (Keren Kayemet Le´Israel) promovió un año después  la plantación de dos bosques gemelos -uno en España,en el Monte Igueldo, de San Sebastián,   y otro  en  Israel, en las Montañas de Judea-  para perpetuar su memoria. Al acto,entre otras autoridades de ambos países, asistió su amigo, Samuel Hadas.