LA JUDERÍA DE BURGOS

 El ayuntamiento burgalés decidió retomar el proyecto de recuperación de la judería de la ciudad.


 El actual consistorio burgalés, a través del Consejo de la Gerencia de Fomento,   en el mes de septiembre de 2020  aprobó por unanimidad un proyecto -ya acariciado a principios del año 2000 y que quedó in albis– para estudiar la judería de Burgos, excavar su yacimiento y difundir su historia ( sin más meta que sumar al patrimonio histórico de la ciudad otro punto más para la reactivación del  comercio del turismo y sus satélites. )

 Historicidad no falta en el entorno. A 15 kms de la ciudad de Burgos está el yacimiento prehistórico de Atapuerca, de más de un millón de años de antigüedad. Es sólo el principio de la Historia de este lugar  en el que , hacia el año 884, Alfonso III intentó detener el avance de la invasión musulmana enviando a Diego Porcelos a construir un castillo en las inmediaciones del río Arlanzón. Luego , en  931,  el conde castellano Fernán González logró reunir el gobierno de los condados de Burgos, Lara, Lantarón, Cerezo y Álava,​ dejando a Burgos como   capital del condado de Castilla. En 1038 Fernando I es coronado primer rey de Castilla y Burgos será la capital de su corona. dos años más tarde uniría el Reino de León a sus dominios tras derrotar a su rey, Vermudo III, en la batalla de Tamarón. De esta manera, Castilla y León quedaban unidas.  Es decir, de suma relevancia.

Mapa político de la Península Ibérica en 1065

Cofre del engaño de Raquel y Vidas

La judería burgalesa estuvo al socaire de ese castillo. Y en  ese S XI , allí  tuvieron lugar los hechos que se nos cantaron en el Cantar del Mío Cid –cantar de gesta castellana por excelencia-   donde, al principio,  aparece la primera mención de la judería burgalesa, mencionando a los prestamistas Raquel y Vidas. Tras el primer destierro por acusación de quedarse con los dineros del rey, El Cid  busca un medio para obtener dinero. así que propone rellenar dos arcas de arena y empeñarlas como fuesen parte del dinero que se le acusa haber robado.  Martín Antolínez fue el mediador en dicho empeño y mediante  astucias ,  logra convencer a Raquel y a Vidas . Una condición importante del negocio era que las arcas no las podrían abrir en todo un año. Los prestamistas aceptan el negocio y prometen no abrirlas. Así se hizo El Cid con 630 marcos que sufragarían su cruzada contra la invasión del moro.

   Mapa de Lacave

En Burgos no es que ahora pretendan sacar del suelo la judería, porque  no hubo una judería: hubo dos. La de Arriba , que llegaba hasta lo que hoy es la calle Fernán Glez., por donde está el Seminario- y desde el Arco de S Martín a la calle de Doña Jimena. La judería de Abajo. empezaba donde acababa la calle Fernán González y la calle Embajadores. Aunque es más que probable que hubiera varias sinagogas, nada se sabe de ellas o de su emplazamiento, sólo se sabe que había una cerca del Arco de S Martín.

López Mata,  en su libro Morería y judería burgalesas en la Edad Media, escribe: 

La calle Fernán González, en la Edad Media llamada Tenebregosa, separaba dos focos de población: uno ascendente hacia el castillo y otro descendiente hasta la muralla de los Cubos. En cada una de ellos existió una agrupación morisca y otra judaica. La Judería Superior o de “Arriba” ascendía hacia el castillo, iglesia de Santa María la Blanca y calle de las Armas (hoy desaparecida). La Judería Inferior estaría en el declive del último tramo de la calle Tenebregosa hacia  las murallas de los Cubos, con salida al campo por la puerta tapiada inmediata al torreón conocido con el nombre de Doña Lambra. Lindaba la judería al este con la morería inferior, con la que establecía contacto por la parte de la Alhóndiga (hoy Teatro Clunia), levantada a principios del s. XVI sobre casas del barrio de la judería (Libro de Actas 1512. LA-49)

Restos de janukiot encontrados en anteriores excavaciones

En el S XIII, el momento de máximo fulgor, los judíos burgaleses representaban el 9% de la población total, es decir, estaríamos hablando de unos 700 judíos. Algunos de ellos, famosos, cmoo el rabino Shlomó Ha´leví, que a principios de S XV se concirtió al cristianismo y entró a formar parte del consejo real con el nombre de Pablo de Santa María. Conese nombre llegó a ser obispo de Burgos y Cartagena.

En el siguiente vídeo se habla del proycto retomado ahora para el estudio de los hispano-hebreos en tierras burgalesas (sefardíes sólo son los decendientes de los hispano-hebreos expulsos)

El consistorio pretende recuperar como suelo público 19000 metros cuadrados de judería, que habrá que permutar con los propietarios de solares reubicables en otra zona. Puesto que los vaivenes del mercado inmobiliario en tiempos de pandemia son toda una incertidumbre, el consistorio no se ha atrevido a marcarse unos plazos para tan ambicioso proyecto en la ciudad de Burgos.