LA LLAVE SEFARDÍ

Sale a la luz una novela histórica del conocido futbolista Pepe Mel, con argumento contextualizado en la Sfarad de 1492 y con el fanatismo como tema.


 Pepe Mel (Madrid, 1963) es una de esas rara avis que , por un lado, es conocido por su faceta como jugador y entrenador de fútbol, pero – por otro lado- en una aparente paradoja , desde el año 2011, es  también conocido por sus incursiones en la literatura de ficción.

En los últimos años ha publicado ya cuatro novelas, con no desdeñable éxito de ventas y crítica, estadística que evidencia su compromiso literario y que no es fácil de sostener en neustros tiempos.

La  última novela , recién sacada a la venta, se titula “La llave sefardí”, editada en Almuzara (un grupo solvente y creciente)  y  la compra del libro es posible en todas las plataformas comerciales más conocidas.

Aunque estamos hablando de novela histórica en toda regla, con un argumento que recrea la sociedad hispánica en el mismo momento de la expulsión de los judíos, el tema no es la expulsión, sino el efecto de los fanatismos sobre las personas, llegando la historia a tocar eventos de terror de nuestros días.

La contraportada del libro  dice:

En 1492,  los Reyes Católicos,  junto con la Inquisición,  obligaron a los judíos a elegir entre la conversión al catolicismo o la expulsión de la península. La llave de la sinagoga de Toledo, (como otras tantas que muchas familias judías se llevaron al ser expulsados porque tenían la esperanza de regresar) y el deseo de regresar a Sefarad, nombre que la comunidad judía daba a España, serán la pesada carga que la familia de Samuel Ha¨Levi soporte en el trascurrir del tiempo y sus diferentes generaciones.

Una historia que ha permanecido oculta y que viaja desde la Sevilla del arcediano Ferrán Martínez, la Santa Inquisición, el Madrid de Velázquez, la Alemania nazi y el holocausto judío, Jerusalén y el problema palestino, hasta la actualidad.

Un excitante y largo camino que recorrerán la llave y sus diferentes portadores a través de esta bellísima historia con un desenlace sorprendente.

Un  libro “que pretende agitar las conciencias sobre el fanatismo y que utiliza los recursos literarios que toda novela debe tener para enganchar al lector con una sugerente historia de suspense”