LA SINAGOGA DE DUBROVNIK

 La sinagoga sefardí más antigua de las que están en uso hoy en día está en Croacia y es del S XIV.


 

Dubrovnik,  la antigua Ragusa -nombre que usó esta ciudad hasta 1808- como capital del Reino de Dalmacia, basó siempre su existencia en el comercio marítimo desde su importante puerto en el mar Adriático. Y como vasalla del Imperio Otomano, a quien pagaba los tributos de ese comercio.

En mayo de 1544,  en ese puerto, donde ya había una pequeña comunidad  judía,  atracó un barco  repleto de sefardíes. Allí se quedaron como artesanos y mercaderes de  especias, sedas, tejidos … En 1546, los funcionarios de Dubrovnik  acotaron una judería dentro de la ciudad; la calle principal  se llamaba Ulica Zudioska (“Calle judía”)

El terremoto de Dubrovnik en 1667 causó mucho daño a la ciudad, incluida la sinagoga, fundada en 1352 aunque con status legal como sinagoga desde 1408. Aún sirve como lugar para rezo, aunque sólo en fechas señaladas; el resto del tiempo es más bien un museo donde se exhiben todo tipo de artefactos sobre judaica.  Hoy en día, aproximadamente 30 judíos viven en Dubrovnik, sin embargo, solo 17 están registrados oficialmente en el censo de 2001.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Croacia estuvo bajo el dominio de los fascistas: Dubrovnik fue ocupada primero por el ejército italiano y,  tras  el 8 de septiembre de 1943, por los alemanes.

Antes del Holocausto, vivían en Dubrovnik sólo 250 judíos; muchos fueron trasladados a la isla de Lopud , junto con otros judíos de diferentes partes de Croacia, y luego, en junio de 1943, fueron trasladados al campo de concentración de Rab,  con la mayoría de los judíos de las tierras ocupadas por italianos. En octubre de 1944 los partisanos de Josip Broz Tito entraron en Dubrovnik;  muchos judíos fueron trasladados a los territorios liberados; el resto fue enviado por los alemanes a los campos de concentración.

Durante la Guerra de Independencia de Croacia, la ciudad fue asediada por las fuerzas paramilitares serbias y montenegrinas en lo que se ha llamado el Sitio de Dubrovnik. En 1992, un proyectil de artillería golpeó el techo de la sinagoga, lo que provocó que la comunidad  sacara del país más de ochenta artículos; entre ellos, un adorno de plata y una  Torá del siglo XIII.

Tras  la guerra, se  abrió un largo contencioso entre un médico de Manhattan,  el dr. Michael Papo, ex presidente de la comunidad de Dubrovnik y descendiente directo de la familia Tolentino, y  el estado de Croacia ; finalmente, un tribunal dictaminó en 1998 que los tesoros se devolverían a Dubrovnik.

El interior de la sinagoga que hoy vemos es barroco, de la reconstrucción tras el terremoto.  La sala principal es  de planta  rectangular,  con una plataforma de madera y  una barandilla dividida en dos por una pared con tres arcos. Frente a la tevá, en la pared oriental, se encuentra un magnífico Hejal, probablemente diseñado en el siglo XIX,  con columnas corintias doradas y decorada con tallas de madera al estilo barroco de las columnas salomónicas (heleicoidales)

Contiene , tras sus puertas forradas en raso auténtico, un Sefer Torá caligrafiado mucho antes de la expulsión de Sfarad.

La alfombra es de Murray, del S XIII, con motivos florales.

El techo de la sinagoga está pintado de azul celeste con estrellas doradas y decorado con estuco. Parece ser que representa de forma abstracta las cuatro esquinas de la tienda de Abraham Avinu.-

Las lámparas de araña son  del siglo XIX y son de estilo florentino. La galería de las mujeres es un corredor con ojos de buey.