LAS DIECINUEVE SINAGOGAS DE ESTAMBUL

Actualmente, la antigua Constantinopla cuenta con un significativo numero de batei kneset, pero es un número inferior  a las que llegó a haber de forma simultánea.


De las treintena de sinagogas que hubiera en un tiempo, hoy sólo quedan diecinueve en uso -aunque tres de ellas solo se abren al culto en los meses de verano. En comparación a otros lugres puede parecer un número elevado, pero dada la antigüeedad de la comunidad judía en esta ciudad, realmente no es una cifra muy alta.

Istanbul -la ciudad que los sefardies llamaron y llaman Kosta- es sede del Gran Rabinato de Turquía, a cuyo frente se sienta, desde 2002, rabí Yitzjak Haleva. La sede, construida en 1909, está junto al funicular que conecta Beyoglu con Karaköy, y es donde el visitante debe pedir el permiso para entrar en una de esas sinagogas estambulitas.

Al sur de Balat, en el Cuerno de Oro, donde ya apenas hay vida judía -y la que queda, en muy malas condiciones- hubo más de veinte sinagogas. Hoy sólo quedan cuatro: Ajrida, Yambol, Chana e Istitpol. Sólo la primera y la última, las más antiguas de la ciudad, están abiertas al público. Ambas llevan nombres de las poblaciones de Ohrid, en lo que hoy debemos llamar República de  Macedonia, y Yambol, en Bulgaria. Datan del S XV.

La sinagoga de Ajrida es conocida por su tebá – es estrado del cantor en el servicio sinagogal- pues fue diseñada con forma de proa , como metáfora de la singladura del pueblo judío hacía la salvación. Ha sido reconstruida tras el desastre del incendio del S XVII, de ahí su estilo barroco. Fue restaurada por última vez en 1992, gracias al Patronato del Quinto Centenario. En ella rezó el falso mesías, fundador del sabateísmo, Shabtai Tzví.

La sinagoga de Yambol , también del S XV, cuyo hejal está decorado con madreperlas,  es también famosa por cuestiones artísticas, en este caso por conservar intactos sus frescos en el techo.

En el barrio de Hasköy, al norte del Cuerno de Oro, una judería próspera donde funcionaron un día veinte sinagogas. Sólo queda una, la de Ma´alem.

En Gálata, tan transitado por el turista, en el barrio de Beyoglu -también llamado de Pera-  a finales del S XIX floreció una gran comunidad judía, formada por estambulitas pero también por inmigrantes de ciudades de Tracia. Aquí la lengua preponderante era el judeo-español, el ritmo del tiempo era el que marcaban los Shabatot y ,asta 1948, su aroma era plenamente sefardí.

Allí está la que hoy es la Gran Sinagoga de Estambúl, Nevé Shalóm, inaugurada en 1951, y que es el lugar predilecto de los judíos de Estambúl para las bodas y los bar mitzvá. En su historia quedará marcada para la eternidad la fecha del seis de septiembre de 1986, por las 20 víctimas allí asesinadas por dos terroristas árabes en pleno rezo de Shabat. Volvió a ser atacada en el año 2000, matando a los musulmanes de los comercios de alrededor.

En Galata también está la Sinagoga de los Francos, o de los italianos, que en 1860 se separaron de los sefardíes para emprender rumbo independiente. continua en pie, en activo y bajo los auspicios del Gran Rabinato.

En la costa asiástica habitan más de 1500 familias judías. Disponen de cuatro sinagogas: dos dan al mar de Mármara y otras dos a la costa asiática del Bósforo.

Jemdat Israel, cuya janukat bait tuvo lugar el 3 de septiembre de 1899,  en la zona de Haydarpasa-Kadikoy, tuvo el favor del sultán Abdul Jamid II cuando los griegos manifestaron oposición a la existencia de una sinagoga.

El sultán envió una guarnición de soldados del imperio para asegurar la construcción de la sinagoga sin tumultos que la entorpecieran. Y por eso se llama “Deseo de Israel” , en señal de agradecimiento a aquel sultán benefactor  (jamid, en árabe,  y jemdá, en hebreo,  tiene la misma raíz semítica)

 

En la zona de Caddebostan, ya hacia el centro de la gran megalópolis turca, está el oratorio judío de mismo nombre, destinado a dar servicio a los judíos en verano, ya que entonces era zona de veraneo, que es cuando los sefardíes empiezan a rezar la Selijot de yamím noraím. Cuenta con beit midrash.

En la costa asiática del Bósforo, barrio de Kuzgunucuk, antiquísimo, se asentaron judíos tras la epidemia que asoló a Gálata en el s XVII. barrio populoso donde hoy sólo quedan unas decenas de familias judías pero que conservan dos sinagogas: la de Beit Ya´akov, también llamada del Cal de Abajo,  de 1878, y Virané, o Cal de Arriba, también llamada Beit Nisim, en recuerdo de un  su presidente, Nisim Albalá.

En la costa europea del Bósforo, la sinagoga de los Camondo  en el barrio de Yenikoy, de 1870, hoy sólo funciona en Shabat o días de guardar.

En Sisli, la sinagoga de Beit Israel, antigua fábrica de hilos y sinagoga desde 1952. También víctima de un ataque terrorista en Shabat. Aún funciona tres veces al día todos los días del año.

En Kemerburgaz, la más moderna, de 2006,  Shaar ha´Sahamayim, La Puerta de los Cielos, para unas doscientas familias que allí residen.

En las Islas de los Principes, o islas rojas, la sinagoga de Jesed Abraham, en recuerdo de Abraham Arslán Efendi Fresco, donante del solar donde se construyó; se inauguró en Pesaj de 1904 y es una de las que sólo funciona en verano.