¿QUÉ ES SHABAT SHUVÁ?

 Notas sobre el primer Shabat del año, que es el de preparación para Yom Kipur.


  En el mundo hebreo todo funciona por ciclos. Uno de esos ciclos es el que,  de forma cíclica,  marca la diferencia fundamental entre la luz y la oscuridad -como el Primer Día de la Creación. Pero el ciclo de seis ciclos de día, a su vez,  marca un ciclo mayor,  llamado semana -en hebreo, como sabemos, «Shavua». Este término lo usamos en la ceremonia de Havdalá deseando a nuestros seres queridos «Shavúa Tov», y lo traducimos como «Buena Semana». Pero a diferencia del resto de las lenguas, en el hebreo, la lengua santa, al decir Shavúa Tov estás diciendo mucho más que «buena semana».

  En hebreo hay siete conjugaciones (binianím) Tres son para la voz pasiva y tres para la voz activa, mientras que una es lo que no es ni lo uno ni lo otro, la reflexiva. Pues bien, la primera conjugación de la voz activa, la más abundante en verbos, -Paal- se caracteriza porque en el infinitivo, el nombre del verbo, siempre hay un signo Vav con fonética  de /o/. Sin embargo, hay un pequeño grupo de verbos de esta conjugación que son irregulares y esa /o/, esa Vav,  va a sonar /u/. Uno de esos verbos es Lashuv, Repetir (por ejemplo, un ciclo) y también acciones re-petitivas, como re-tornar, regresar o incluso  responder. El participio pasado de Lashuv es «Shavúa», esto es , repetido, puess de la repetición de seis ciclos de días tenemos un ciclo mayor , la semana, que nos permite determinar cuándo es Shabat, cuando es el Día de Descanso del Ciclo, porque de la cuenta de una serie de ciclos shabáticos conseguimos determinar el día más importante del mundo hebreo: Yom Kipur.

 Del verbo «Lashuv» se derivan sustantivos como Shivá -regreso («Shivat Tsión, el Retorno a Sión,  es el nombre que se da al regreso del Cautiverio de Babilonia) Y también el término T´shuvá, «respuesta» -y no arrepentimiento, que es un término catecúmeno y no hebreo. Por eso en hebreo , cuando un judío abandona la vida laica para experimentar el proceso de inmerisión en el judaísmo se llama «Lajzor Be´T´shuvá» (Regresar a la respuesta)

Como sabemos, los días que median entre Rosh Ha´Shaná -el principio del ciclo (anual)-  y Yom Kipur, son denominados Yamím Ha´Noraím -Los Días Terribles- (pues el judío está temeroso de haber tenido un ciclo anual correcto o incorrecto: por eso en estos días  retorna con devoción a la introspección íntima de solicitar perdón por todo lo que haya hecho mal; y lo hace esperando la respuesta: ser inscrito en el Libro de la Vida en Yom Kipur con jatimá tová, con una buena firma.

(T)shuvá, así pues, es la experiencia continua durante el ciclo de los Yamín Noraím (con /Y/ y no con /I/ porque en hebreo no hay vocales sino consonantes)

Anuncios callejeros de los darshaním de Shabat Tsuvá en el Centro Espiritual del Marán Ha´Rishón Le´Tsión

Ahora bien, durante los diez días de ciclo de Yamím Noraím tiene que haber en medio un Shabat. A ese Shabat en el que se le suma mayor incidencia en el rezo de las Selijot, se le llama Shabat Shuvá, Shabat de Respuesta, literalmente (La respuesta es el retorno a una pregunta)

Durante los siete anteriores Shabatot hemos tenido en la sinagoga  la lectura de siete haftarot (conclusiones) que se llaman de Consolacion. Van desde el 9 de av a Rosh Ha´Shaná. Son otro ciclo de lecturas de textos de los Libros de los Profetas (en relación a los textos de las parashot de la shavúa) Ahora que hemos terminado ese ciclo de haftarot, es el turno de la Haftará de Oseas, que comienza con la palabra Shuvá.

«שובה ישראל עד ה'».

Vuelve , Israel, al Eterno tu Dios,

porque tropezaste en tu iniquidad»(Oseas 14:2).

 

Shabat, como sabemos,  es fuente de bendición, por lo cual todo lo que ocurre durante  el ciclo semanal se nutre de la fuerza vital del Shabat. Así que, Shabat Shuvá, en  cierto modo, es la fuente  de Yom Kipur.  Por tanto, en este día  es aconsejable estimular el retorno y el estudio de La  Torá. Por eso en este Shabat , los rabinos titulares de cada comunidad hacen un discurso especial en el que recuerdan a los judíos la necesidad de ese retorno a la respuesta.