SINÁN, EL CORSARIO SEFARDÍ

Historia de Sinán Reis, pirata judío que surcó el Mediterráneo en el S XVI a las órdenes de Barbaroja.


Ciphut Sinan , el jefe Sinán (en hebreo סנאן ראיס, Sinan Reis )  ese era su nombre;  pero  no se sabe  a ciencia cierta ni dónde ni cuándo nació, aunque  sí se sabe que murió en 1553, aunque no se sepa el lugar exacto. Lo que se sabe de él es que era el primogénito  de una de aquellas  familias  judías  expulsados de la Península Ibérica en 1492 ;  concretamente,  de una familia de sefardíes asentados en  Esmirna – la perla del Egeo-  en la costa  de la Península de Anatolia, hoy Turquía.

Se dedicó al mundo de la piratería otomana de entonces. Los corsarios otomanos, también llamados berberiscos,  controlaban las aguas y puertos de la costa mediterránea de Africa, desde la Península de Anatolia e Israel, en Asia Menor, hasta el Magreb por completo –con gran asentamiento en la isla de Yerba (Túnez)- y en el Océano Atlántico, la República pirata de Salé, frente a Rabat, hoy Marruecos y por tanto, muy probablemente las Islas Canarias. La navegación templaria entre Marsella y Ako (Israel) no era un viaje de placer. El objetivo principal: capturar cristianos –infieles- para venderlos como esclavos (tal cual era tradición en el mundo islámico desde la gran masacre de judíos en Medina, que da pie al esclavismo islámico)

De sus andanzas por los piélagos renacentistas  se sabe,  por crónicas inglesas, que  Sinán  se enfrentaba al Imperio de Carlos I de España y V de Alemania, al Tribunal de la Santa Inquisición y al Almirante de la républica de Génova, Andrea Doria, y a todo lo que se le pusiera por delante, porque vivía fuera de toda ley.

No sin sorna, era llamado también “El Gran Judío” , pues el gobernador de la India portuguesa creía , muy ingenuamente, que se lo había enviado Suleymán El Magnífico para ayudar al Reino de Calcuta.

Navegó a las órdenes del famosísimo y temido pirata  Barbarosa en la famosa batalla de Preveza, en 1538 contra Carlos I de España y Andrea Doria  allí donde Marco Antonio librara la decisiva  batalla de Actium.

Barbarosa (O Barbaroja también)  el corsario pelirojo, junto con su predecesor y hermano Aruj,  fundó una organización pirata por todo el Mediterráneo –capturó Gibraltar- y en Preveza , ayudado por la inclemencia del tiempo, derrotó a los cristianos. El botín fue mayúsuclo: un millar de jóvenes mujeres, 1500 jóvenes varones, 200 adolescentes vestidos con capa de oro, una gran cantidad de objetos muy apreciados -como finos paños, vasos de oro y cálices robados de iglesias cristianas- y además,  400 000 piezas de oro. Los rescates de estos adolescentes y jóvenes trajeron grandes beneficios adicionales

Poco después, el hijo de Sinan zarpó para reunirse con su padre, pero el hijo fue apresado por las tropas del emperador,  Carlos I de España, que lo llevó a la Isla de Elba;  allí, después de bautizarlo, le hizo formar parte de la Corte del Señor de Elba, que por eso mismo  fue infructuosamente asolada por los corsarios otomanos,  para rescatar al muchacho. Enfurecido, Barbarrosa hizo desembarcar a muchos de sus hombres en la isla, asoló la ciudad y recuperó al hijo de Sinán, que en ese momento estaba en Suez, Egipto, ayudando a un indio a luchar contra los portugueses.

Dicen que lo enterraron en el cementerio judío de Albania, pero eso no es cierto. Parece ser que lo enterraron en la mezquita de Üsküdar, en Estambúl.