SIRIA ACUSA A ISRAEL DE EXPOLIAR LA SINAGOGA DE ELIHAHU HA´NABÍ

 La antiquísima sinagoga, en  Damasco,  fue erigida  donde se cree que Elías , el profeta, escondido en una cueva,  ungió al profeta Eliseo.



El Gobierno sirio ha presentado la semana pasada una queja formal ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, acusando al Estado de Israel de expoliar la sinagoga de Elías el Profeta, del distrito de Jabar, en Damasco. La queja se hace extensiva a Turquía -conocido punto de salida hacia Europa de artefactos arqueológicos que compran comerciantes sin escrúpulos en Alemania e Inglaterra- e incluso con la colaboración de grupos terroristas.

720 a.e.c, su fundación, los restos más antiguos conservados son de la Edad Media. Durante siglos ha sido notable punto de peregrinación judía.

En dicha queja se especifica que tras la batalla de mayo de 2014 en el distrito de Jabar -donde habitó hasta el S XIX una importante comunidad judía sefardí- la susodicha sinagoga fue saqueada y expoliada, tanto en objetos como en manuscritos, que tras ser valorados en Estanbúl fueron vendidos en Nueva York.

Por su parte, el embajador de Israel ante las Naciones Unidas declaró que se trata de una burda forma de desviar la atención de los reales y gravísimos problemas que hay en Siria en la actualidad, tratando de fomentar escándalos para tapar las intolerables agresiones del régimen sirio a sus ciudadanos, incluidos niños que Israel en muchas ocasiones se salvan por la ayuda humanitaria israelí.

 

Shams Ibn Tulun Al Dimashki († 1546)  menciona que “Jobar era  una aldea judía con presencia musulmana” y que en 1210, un judío francés, Samuel ben Samson, mientras visitaba Damasco, relató la “bella sinagoga situada fuera de la ciudad “. Un viajero judío que llegó unos años después de la inmigración española encontró 60 familias judías viviendo en el pueblo de Jobar, que tenía una sinagoga muy hermosa. “Nunca he visto algo así”, dice el autor; la Crónica de Joseph Sambari (1672) dice que la comunidad judía de Damasco vivió principalmente en Jobar.  . “El interior está sostenido por 13 pilares de mármol, seis a la derecha y siete a la izquierda, y está decorado con mármol en todas partes. Solo hay un portal por el que entrar. Debajo del santuario … hay una gruta … El descenso al cual es por un vuelo de aproximadamente 20 pasos. Según los judíos, se dice que el Profeta Eliseo encontró en esta gruta un lugar de refugio … A la entrada de la sinagoga, hacia el centro de la pared a la derecha, hay  una piedra de forma irregular, en la que se pueden observar las huellas de varios pasos.

 

A principios del S XIX, durante los disturbios posteriores a la acusación de asesinato ritual contra los judíos de Damasco en 1840 , la turba cayó sobre la sinagoga, la saqueó y destruyó los rollos de la Ley.  En 1847, solo quedaba una familia judía en el pueblo, y se ocuparon de la sinagoga.

El 31 de marzo de 2013 se informó que había sido quemado en el suelo durante la guerra civil siria, y tanto el gobierno como las fuerzas rebeldes intercambiaron culpas sorbe el saqueo y destrucción  del edificio. Sin embargo, en junio de 2013, la empresa de radiodifusión Al Aan publicó un video que mostraba que la sinagoga no había sido destruida. No obstante, sufrió los efectos del fuego de mortero con daños en el techo y la bimá- En diciembre de 2013, también aparecieron fotografías de la sinagoga que desmintieron la afirmación de que había sido destruido.