YEHUDA MOSCA

Reseña biográfica de un rabino en la Toledo de Alfonso X, para quien ejerció como médico y astrónomo, además de ser parte integrante de la Escuela de Traductores de Toledo.


Amador de los Ríos, que en 1895 escribió la que durante tiempo se consideró la primera Historia de los Judíos de España, (la primera , de 1847, fue la de Adolfo de Castro) dice que entre los doctos rabinos de la corte alfonsina había uno al que «los suyos, llamaban Katán, por la pequeñez de su cuerpo (…)»  En otras fuentes aparece como Yehuda Ben Moshé y como Yehuda Mosca.

 Ducho en matemáticas y astronomía, además de ejercer como físico (médico), dominaba el griego, el árabe, el hebreo, y por supuesto el latín, la lengua en que se escribía la ciencia en la Escuela de Traductores . Y por supuesto, la lengua romance derivada del latín y que luego llamaríamos castellano.  Entre 1225 y 1231 estuvo implicado en la traducción de una obra de un autor del Al Andalus sobre un artilugio parecido a los astrolabios pero que tenía la peculiaridad de poder ser usado en cualquier tipo de superficie. Ese trabajo le valió para ser tomado en cuenta por Alfonso X El Sabio. Y pasa a traducir, conjuntamente con un clérigo cristiano, el Lapidario, un tratado de curaciones por medio de las piedras. También vertió al castellano  el Libro de la ochava esfera,  obra que fue acabada en 1256. A partir de ese mismo año, en colaboración con el rabí Isaac ben Sid, trabajó en la composición de las famosas  Tablas alfonsíes, que compiló y redactó finalmente en 1277.

También es conocido por haber cumplido una misión en Portugal. El príncipe heredero de Portugal, Denis de Portugal, había enfermado y ningún médico pudo diagnosticar su enfermedad. El sacerdote del rey  le había ocnvencido  de que Dios lo estaba castigando por estar empleando a funcionarios judíos en su gobierno. Como resultado, se temía que los reinos cristianos de Portugal y España, que estaban a punto de formar una alianza, cambiaran su actitud hacia los judíos y decretaran su expulsión. Según la leyenda, Yehuda ben Moshe decidió tomar la iniciativa, viajó a Portugal, donde obtuvo acceso al paciente y llegó a la conclusión de que el príncipe enfermo padecía un coágulo de sangre. Yehuda realizó una operación muy difícil que resultó exitosa, salvando la vida del Príncipe. De esta manera, logró contrarrestar la amenaza de deportación de judíos de España y Portugal.

De igual manera que no sabemos cuándo nació, tampoco sabemos cuándo murió.