YOSEF BEN ABRAHAM ATÍAS

Reseña sobre el más famoso y aclamado editor judío de Amsterdam en el S XVII.


Abraham Atías, judío cordobés, ardió en la hoguera el 9 de julio de 1667, junto a Ya´akov Rodriguez y Rajel Nunes Fernández. La misma suerte podría haber corrido su hijo, Yoseph, si éste se hubiera quedado en Córdoba. Pero el padre tuvo a bien enviarle desde muy niño a Hamburgo, que abandonó antes de 1658 para radicarse en Amsterdam.

En Amsterdam , donde bullía la cultura judía por doquier desde que llegaron los sefardíes,  Yosef Atías se estableció como impresor y editor; pasado un año, sacó a la luz su primera obra, titulada   «Tikkun Sefer Torah», que impresionó al personal desde muchos aspectos, especialmente por la belleza formal de los tipos empleados en la imprenta.

Después,  y durante los dos años siguientes,  se involucró por completo en la confección   de la obra por la cual pasaría a la Historia, el Tanaj de Atías. Una de las más hermosas ediciones existentes en el mundo. Fue editada en dos volúmenes. El primero, dedicado como es lógico al LIbro de Bereshit, tenía dos volúmenes de 622 páginas…En la foto anterior vemos la portada del primer volúmen, anunciando la espectacular colección de ilustraciones con que fue editada. Tómese en cuenta que la representación gráfica de figuras humanas no estaba permitida en el judaísmo y que este tipo de obras se adelantan un par de siglos a los pintores de la Haskalá, o Emancipación, tomados por los primeros pintores judíos que se atrevieron, no sin censuras, a representar la figura humana. Yosef Ben Atías lo hizo en 1660.

Hubo una   segunda edición de su Biblia, 1677, más cuidadosamente preparada que la primera  y con un tipo y decoraciones aún más hermosas. Para esta edición, los Estados Generales de los Países Bajos le otorgaron una medalla de oro y una cadena por valor de 600 florines holandeses, cantidad nada despreciable, además de la rúbrica de prestigio editor consagrado.

Otros trabajos publicados por Atías fueron El Pentateuco, los Salmos, con una traducción al holandés (corrector de pruebas J. Leusden)

El negocio de impresión de Atías  fue uno de los mejor equipados de Ámsterdam. Los moldes y letras utilizados llegaron  pronto a la imprenta de Proops. Su riqueza le permitió gastar dinero en el corte y fundición de tipos, además de  poder pagar  el trabajo artístico de sus diseñadores. La edición de Yimon  Ha´Jazaḳa de Maimónides, con «Leḥem Mishneh»,  en 5 volúmenes, (Ámsterdam, 1702-3) es suya , pero  completada después de su muerte por su hijo Emanuel, que heredó la destreza y buen gusto del padre. Al final de esta obra  se menciona que el 9 de julio de 1667, el padre de Atias, Abraham  fue quemado  en un auto de fe en Córdoba.

Yosef murió un doce de mayo de 1700 en Amsterdam. Z´l.-