DAVID BENVINISTI

 Reseña biográfica de un conocido personaje público de Jerusalén dedicado a la docencia de la geografía.


 David Benvinisti (sic) es uno de los pocos sefardíes que escribió su autobiografía: primero, en dos volúmenes, en hebreo, bajo el título: «Desde Salónica a Jerusalén: Capítulos de una vida.», pero también en otra ocasión «Recuerdos de Juventud».

Esa vida comenzó, como es obvio, en Salónica, el 25 de enero de 1898, es decir, cuando la ciudad aún permanecía bajo el Imperio Otomano y no formaba parte del Reino de Grecia. Su padre, Shmuel Benvinisti, era hijo de r. David Benvinisti, que era el presidente de la corte rabínica de Tesalónica y descendiente de la conocida estirpe rabínica de mismo nombre en ese mismo lugar. Eran cuatro  hermanos: él mismo, Luna, Moshe y Yosef.

  En 1913 -el mismo año en que Salónica pasa a ser griega- Benvinisti subió a Jerusalén para estudiar en la escuela hebrea de magisterio; allí cursó estudios hasta el año de 1918 y, por tanto, con los entusiasmos juveniles de un mozo de 20 años, vio a Allemby entrar en Jerusalén tras el fin de la Primera Guerra Mundial. Alistado dos años en la Legión Judía (del ejército británico), formó parte del batallón que será el embrión de las actuales Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) Después, pasó a desempeñar la docencia para la que se había preparado, dando clases durante seis años en distintas localidades, empezando por la emblemática Zijrón Yaakov. No obstante también luchó en la defensa de Jerusalén en la Guerra de la Independencia -1848- en la que fue herido.

 Desde 1926 hasta 1963 fue director de la escuela popular de Beit Ha´Kerem, pero paralelamente se involucrará con amigos en distintos proyectos asociativos, como la Asociación de Errantes de Erets Israel, dedicada al senderismo y también a las excursiones en automóvil tanto por Israel como por los países vecinos. En 1935 se licenció en Estudios de Eretz Israel en la Universidad Hebrea de Jerusalén. En 1963 se convirtió en el primer director del instituto Ben Tzví. También fue presidente del comité municipal para los nombres de las calles de Jerusalén.

Durante años, fue responsable de los libros de texto que usaban los estudiantes para conocer el lugar en el que vivían -de las paredes de las aulas colgaban grandes mapas que realizó con un amigo. Su libro más famoso, sacado a la luz  en 1937 con Pinjas Cohen,  fue «Guía en Eretz Israel», hoy considerado el primer manual para guías de excursiones turísticas en Israel. Paralelamente publicó numerosos artículos y opúsculos sobre el legado de los judíos de Salónica y de Sfarad en general.

 Casó con una askenazí de Lituania, Lea Freidman, enfermera puericultora en el hospital de Hadasa.  Su hijo Merón fue un conocido escritor, historiador y concejal del ayuntamiento de Jerusalén. Otro hijo, Rafael, fue historiador de la economía, además de consejero en el Banco Leumí. El último, Eli, es catedrático de derecho en Tel Aviv y en  distintas universidades internacionales, como Nueva York. o Cambridge.

 Entre su obra nos encontramos maravillas como un Atlas Tanájico que sacó a la luz en 1966, así como una cartografía centrada en el conocimiento del entorno israelí para los niños recién emigrados al país.

 Falleció en Jerusalén el 16 de mayo de 1993, después de haber recibido el mayor galardón del estado de Israel: el Pras Israel año 1982 por sus aportes en los estudios geograficos.