LA MADRE DEL PRIMER ALCALDE JUDÍO DE ROMA

Historia de una activista republicana del S XIX cuyos pasos fueron seguidos por su hijo


 Sarina Levi nació el 8 de diciembre de 1819, en Italia, concretamente en la ciudad de Pesaro, en la región de las Marcas, donde desde el principio del S XVI se asentó una comunidad judía (hoy inexistente). Sus padres fueron Rica y Angelo Levi. Pero Sarina quedó huérfana de madre a la edad de once años y su padre la puso en manos de dos señoras de Modena para que fuera educada como una señorita. Pero pronto su padre vio que a la niña la estaban educando para convertirla en cristiana, así que la sacó de allí inmediatamente y la envió a casa de unos parientes judíos en Livorno. Allí acabará conociendo a un judío alemán, pero residente en Londres,  Moses Nathan, con el que se casa. En 1837 ambos fueron naturalizados ingleses.

Ese mismo año, mediante un primo suyo (de ella), Sarina conoce en Londres a Giuseppe Mazzini, el político que luchaba por la unificación de Italia y la revolución italiana. Por aquel entonces Mazzini vivía en Inglaterra debido al exilio. Sarina se sintió muy atraída por las ideas republicanas y revolucionarias, que a mitad del S XIX cuajan por toda Europa en lo que se ha llamado el Nacionalismo Romántico. Sarina se carteaba con Mazzini y se convirtió así en su confidente. Hay quien dice que en algo más. El primo de Sarina acabaría casándose con la hija de Mazzini.

Mr. Nathan falleció en 1859, dejando una sustanciosa herencia a Sarina, que había tenido doce hijos, todos ellos nacidos en aquel Londres de la Era Victoriana. Sarina usó la herencia de su esposo no sólo para sacar adelante a su prole, sino también para financiar las políticas de Mazzini. Tal es así que, aprovechando que su hija Janet necesitaba un clima más benévolo que el de Inglaterra, Sarina se mudó a vivir a Italia (a la sazón el lugar donde ella había nacido y crecido.) Pero se encontró con una decepción: Italia se unía, sí, pero no como república, sino que desde 1861 Italia se unía bajo la monarquía deVictor Manuel II. Sarina incluso escribió a Garibaldi.

Pronto fue imputada como conspiradora. Para evitar el arresto, huyó a Lugano, Suiza, donde compró uan villa llamada «La Tanzina», que convirtió en refugio no sólo de Manzzini sino de otros insurrectos. Mazzini vivio con ella once años, hasta 1871. Ese año ella regresó a Italia, a casa de su hija Janet en Pisa. Un año después moría Mazzini y ella veló el cadáver. Seguidamente compró todos los derechos de la obra de Mazzini para poder publicarla.

Luego se fue a Roma, donde fundó una asociación benéfica para evitar la propagación de la prostitución. Abrió una escuela en el Trastevere para hijas de prostitutas y fue muy criticada por sectores católicos.

Sarina murió en Londres en 1882, en el transcurso de una operación quirúrgica, pero fue enterrada en Italia, en la sección judía del impresionante cementerio de verano de Roma.

 

Uno de sus hijos, Ernesto, nacido en Londres el cinco de octubre de 1848, también se dedicó a la política. Después de la etapa de Lugano, él gestionó una pequeña factoría de algodón en Cerdeña. Por supeusto, había sido educado por su madre en las ideas revolucionarias de Mazzini -que algunos sostuvieron que era su verdadero padre. (Hubo un juicio por eso, que ganó Ernesto Nathan) En 1870, un año antes de que su madre retornara a Italia, él se instaló en Roma, donde ejerció como administrador de un periódico –La Roma del popolo. Su casa se convirtió en un centro de reuniones para intelectuales republicanos. Luego se hizo máson -llegando a ser Gran Maestre- y seguidamente fue diputado del parlamento italiano. El 26 de noviembre de 1889 fue elegido alcalde de Roma, cargo que jamás había sido ejercido por un judío. Un círculo que se cerraba desde que Tito celebró su triunfo sobre los judíos en el 70 dec, llevándose a Roma no sólo a esclavos judíos sino también La Menorá del Templo de Jerusalén. Además era el primer alcalde romano que no era un terrateniente. Su reto fue gestionar la ingente actividad urbanística de Roma una vez declarada capital de Italia. No sin entuertos, por supuesto, con la Santa Sede. Padre de siete hijos con Virginia Milei. Murió el 9 de abril de 1921. Alav Ha´Shalóm. Su hijo, también llamado Ernesto, fue un importante arquitecto que en 1939 tuvo que refugiarse en Lugano debido a las leyes anti-raciales del fascismo italiano. Regresó a Milán en 1945.