PARASHAT HA´SHAVÚA: SHABAT ROSH HA´SHANA

La parashá de Nitzavim cae siempre próxima a Rosh Hashaná; la palabra nitzavim significa ‘están de pie’, lo cual viene a enseñarnos acerca de la gran conexión que enlaza nuestra parashá con Rosh Hashaná, que es cuando el Pueblo de Israel “está de pie” delante de Hashem en juicio.

Es sabido que Hakadosh Baruj Hu comenzó la creación del universo el 25 de elul y en el día de Rosh Hashaná (primero de tishré) creó al hombre, la corona de la Creación. Ese día en el que Hakadosh Baruj Hu creó al hombre, lo introdujo al Gan Eden y le advirtió que no comiera del Árbol de la Sabiduría; pero, a pesar de que fueadvertido al respecto, no pudo resistir la persuasión de su esposa, quien, a su vez, había sido seducida por la serpiente, y Adam pecó comiendo del Árbol de la Sabiduría. El Creador quiso, en principio, juzgar al hombre inmediatamente después de que pecó, pero como ya había empezado Shabat, Hakadosh Baruj Hu lo juzgó después de Shabat, y dictaminó que lo expulsaba del Gan Eden.

Nosotros decimos en las plegarias de Rosh Hashaná: “Hayom harat olam”, que quiere decir ‘Hoy fue creado el mundo’, pero, de acuerdo con lo que acabamos de ver, el mundo no fue creado en Rosh Hashaná, sino el 25 de elul. ¿Por qué decimos que Rosh Hashaná es el día en que fue creado el mundo?

Podemos responder que se debe a que en el día de Rosh Hashaná fue creado el hombre, quien es la corona y el esplendor de la Creación, y ya que todo el propósito de la Creación es para el hombre, decimos que “hoy fue creado el mundo”. Es decir, hoy fue creada la corona de la Creación, ya que el hombre es todo el propósito de que exista la Creación en absoluto. Hakadosh Baruj Hu sacó a los Hijos de Israel de Egipto con la condición de que aceptaran la Torá. Si Él no hubiera sabido que ellos estaban dispuestos a aceptarla, no los habría sacado, y nosotros y nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos estaríamos aún esclavizados en Egipto. Resulta, entonces, que el mérito de la Torá es lo que estuvo del lado del Pueblo de Israel para rescatarlos de Egipto (Shemot Rabá 3:4); si no hubiera sido por esto, no habrían sido redimidos en absoluto.

Así mismo, el propósito de la Creación es el hombre; si no hubiera sido por el hombre, Hashem no habría llevado a cabo la Creación. Y ya que el hombre es la corona de la Creación y su elemento principal, se dice que en este día (Rosh Hashaná) fue creado el mundo; o sea, en este día, fue creada la corona y el esplendor de la Creación.

Vi en el libro Ohev Israel (parashat Nitzavim, s. v. “Atem”) que el autor formula la siguiente pregunta: ¿Por qué Moshé Rabenu dijo (Devarim 29:9):

“Vosotros todos estáis hoy…”,

y después dijo:

“los cabezas de vuestras tribus, vuestros ancianos”?

Aparentemente la palabra “todos” incluye todos los estratos de la congregación, según sus posiciones y cargos; entonces, ¿por qué Moshé sintió la necesidad de detallar todos los estratos de la sociedad en el pueblo cuando ya quedaban incluidos en la palabra “todos”? Podemos responder que en el día de Rosh Hashaná, Hakadosh Baruj Hu no juzga sólo al pueblo judío, sino que también juzga al mundo entero: las criaturas vivientes, la vegetación, e incluso, la materia inerte; a los judíos y a los que no son judíos. ¿De qué depende el destino del mundo? Depende de lo que se le destine al Pueblo de Israel. Si el Pueblo de Israel está conectado a la Torá, y son cuidadosos en escuchar la palabra de Hashem, entonces, Hakadosh Baruj Hu juzga al mundo para bien; pero si –jalila– el Pueblo de Israel le da la espalda a Hashem y a Su Torá, entonces, Hakadosh Baruj Hu endurece el juicio sobre el mundo, y todos son golpeados por el pecado de Israel.

Siendo así, resulta que la palabra “todos” hace alusión a toda la Creación, tanto aquello que agregó Moshé – los cabezas de vuestras tribus, vuestros ancianos, etc.– como el resto de la Creación entera, que también “está de pie” ante el juicio en Rosh Hashaná, y es sellado para muerte o para bondad, de acuerdo con el nivel espiritual del Pueblo de Israel en ese momento. Debemos prestar atención a este tema, al hecho de estar de pie delante de Hashem a lo largo de todo el año y no sólo en los Días Solemnes. Cuando Hakadosh Baruj Hu ve que Sus hijos “están de pie” delante de Él todo el año y no sólo en los Días de Misericordia y Perdón, entonces el Atributo de Misericordia es el que toma cargo y dictamina sobre el mundo –y, particularmente, sobre el Pueblo de Israel– buenas sentencias de redención y consuelo.

Morenu Verabenu, Ribí David Jananiá Pinto, shlita

Publicado por las Instituciones Mikdash Le´David, Israel