SIETE BNEI MENASAHE MUEREN EN LA SINAGOGA DE MANIPUR

Grave incidente contra la comunidad judía de Manipur, al noreste de la India, que urge ser evacuada a Israel.

Los Bnei Menashe son una comunidad asentada en el noreste de la India.  Afirman descender de la antigua tribu israelita de Manasés, que, según el relato tanájico, descienden de José, el hijo de Israel y que estuvieron entre las primeras tribus hebreas en ser exiliadas. Durante las últimas dos décadas, su inmigración a Israel ha sido alentada y subsidiada por el gobierno israelí, en cooperación con dos grupos no gubernamentales, Shavei Israel y Degel Menashe. Pero con una diferencia, el rishon Le´tsión, la máxima autoridad rabínica entre los sefardíes,  les reconoce como judíos, mientras que el gobierno de Israel les obliga a convertirse al judaísmo antes de formalizar la emigración.

El pasado martes, dos de enero de 2024, el comité de asuntos de la diaspora en el Parlamento de Israel en Jerusalén,  (La Kneset), comunicó a los diputados israelíes la necesidad de atender a las urgentes realidades de la comunidad de los Bnei Menashe en el noroeste de la India, pues siete de sus miembros habían resultado fatalmente muertos a causa del impacto de un cohete contra su sinagoga. No está claro aún el origen de dicho proyectil letal.

 No obstante el ataque no se ha calificado como un ataque antisemita, sino como un daño colateral de la lucha que mantiene en Manipur los kuki con los meitei, que desde mayo del año pasado está alcanzando cotas de tensión muy altas. Como consecuencia de estos combates interétnicos, los Beni Menashe desean emigrar a Israel y por tanto sería asunto de estado tratar sobre su absorción.

Según comunicado de prensa del comité de Absorción y Asuntos de la Diáspora  estaríamos hablando de unos cinco mil qunientos bnei Menashe los que esperan unirse a los cinco mil que ya están asentados en Israel.  El parlamentario Oded Forer ( del partido político Yisrael Beytenu) lider del susodicho comité, el criticó en la Kneset a la oficina gubernamental de Aliá e Integración por postergar la cuestión de Bnei Menashe, de urgencia dada la situación en Manipur.  Michal Willer Tal, jefe de la oficina del Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel para asuntos  del Sudeste Asiático, reiteró que el peligro que enfrentaban los Bnei Menashe no era resultado de su identidad judía , aunque  aconsejó que Israel ayudara a la emigración de la comunidad, añadiendo que este esfuerzo debería ser de “bajo perfil”, para evitar la apariencia de una intervención en los asuntos internos de la India.

Desde mayo del año pasado, el estado de Manipur, que comparte frontera con Bangladesh, se ha visto sacudido por la violencia entre los grupos tribales Kuki, de mayoría cristiana, y Meitei, de mayoría hindú, con la comunidad judía de Bnei Menashe alineándose con la primera. Según Reuters, al menos 180 personas han muerto desde el inicio de las hostilidades. Al principio del conflicto, militantes de Meitei quemaron dos sinagogas y mataron a un miembro de la comunidad Bnei Menashe.