ADOLFO DE CASTRO Y LA HISTORIA DE LOS JUDÍOS EN ESPAÑA

Muchas personas creen que la primera Historia de los Judíos en España fue la de Amador de los Ríos, pero antes de eso se publicó la de Adolfo de Castro, que podrás leer desde este mismo post.


Adolfo de Castro y Rossi, gaditano de 1823, además de alcalde fue un gran erudito -conocido por ser también un gran falsificador.

En 1847 -pleno reinado de Isabel II y concretamente el año de la  IIª Guerra Carlista- su erudición, aun sus 24 años de edad,  le permitió redactar una Historia de los Judíos en España desde los tiempos de su establecimiento hasta principios del siglo actual. Lo publica en Cádiz  la Imprenta, librería y litografía de la Revista Médica,  a cargo de D. Vicente Caruana.

Su introducción:

-Fabuloso establecimiento de los judios en España en tiempos de Nabucodonosor.–Carta apócrifa que se dice enviada por la sinagoga de Toledo á Jerusalen, oponiéndose á la muerte de Jesucristo.–Patrañas que nacieron de esta ficcion.–Verdadero establecimiento de los judíos en la península hispánica.–Disposicion contra ellos por los padres del Concilio Eliberitano.–Venida de los godos á España.–Libertad que en ella tenian los judíos, mientras estos fueron arrianos.–Conviértese Recaredo al catolicismo.–Decreto del Concilio III de Toledo contra los judíos.–Persecucion de estos en tiempos del rei Sisebuto.–Decretos de los Concilios Toledanos en los reinados de Chintila, Recesvinto i Ejica.–Fabulosa proteccion que se dice dada por el rei Witiza á los judíos.–Conciértanse los judíos de España con los de Africa para que los árabes entren á reducir la Península.–Venida de estos i batalla del Guadalete donde perece la flor de la nobleza goda.–Ayudan los judíos en sus empresas á los árabes.–Guarnecen las principales ciudades que estos conquistaban.–Cobran su perdida libertad.



La lectura completa de la obra se puede realizar gracias al Proyecto Gutemberg en este link:

Historia de los Judíos según Adolfo de Castro

Adolfo de Castro, tal era su erudición, conocía el lenguaje del Siglo de Oro hasta el extremo de que pudo redactar por sí mismo una obra, El Buscapié, que firmó como Miguel de Cervantes. Incluso se tradujo a lenguas extranjeras de tan bien como estaba escrita. Hasta que un bibliógrafo coetáneo, Bartolomé José Gallardo, descubrió al falsificador. De Castro reconoció en público su osadía artística, lo cual no desmerecía su valor literario.

La obra está editada en papel y en edición facsímil por la editorial Maxtor, (ISBN: 9788490010181) Su contraportada reza:

Este libro narra la historia de los judíos en España desde los tiempos de su establecimiento hasta principios del siglo XIX. La obra fue escrita por don Adolfo de Castro y se adorna con varios documentos rarísimos. Se trata de una historia llena de ilustres vencimientos, proezas, calamidades, conflictos, persecuciones, robos, incendios, destierros, etc.
Este libro narra la historia de los judíos en España desde los tiempos de su establecimiento hasta principios del siglo XIX. La obra fue escrita por don Adolfo de Castro y se adorna con varios documentos rarísimos. Se trata de una historia llena de ilustres vencimientos, proezas, calamidades, conflictos, persecuciones, robos, incendios, destierros, etc.

Dedicado a la política, en el seno de la Unión Liberal, fue gobernador civil de Sevilla, Huelva y Cádiz. Fue alcalde de su ciudad natal durante los años 1855 y 1856, emprendiendo numerosas reformas. De su labor como alcalde destaca la reforma del nomenclator de la ciudad y el adecentamiento de la Plaza de San Antonio. También ocupó durante varios años el cargo de secretario del Ayuntamiento de Cádiz.

En tanto autor, es valorado como autor de una Historia de Cádiz que sigue siendo referencia bibliográfica de todo historiador que se precie. La leyenda negra también a él le alcanzó y se  cuenta en mentideros y cenáculos que fue expulsado de la Biblioteca Colombina de Sevilla por sustraer varios ejemplares.

Académico numerario de la Real Academia de la Historia, Adolfo de Castro pasó sus últimos años con enormes apuros económicos, ocupando un modesto empleo en la Biblioteca Municipal de Cádiz, defenestrado del ámbito cultural hispánico a pesar de su obra , de incalculable valor.  Por heterodoxo, suponemos.