EL ALCALDE DE CÁDIZ “SORPRENDIDO” POR LA DENUNCIA DE ACOM

Acom ha denunciado al ayuntamiento de Cádiz por discriminación xenófoba al haber impedido un ciclo de cine israelí.


ACOM (Acción y Comunicación sobre Oriente Medio) ha llevado al Ayuntamiento de Cádiz a los Tribunales por  la suspensión , el pasado mes de septiembre,  de un ciclo de cine israelí en el ECCO (Espacio de Cultura Contemporánea), que es un espacio cultural dependiente del Consistorio gaditano.

Ängel Mas, ACOM

ACOM, grupo de referencia de la sociedad civil española en la lucha contra la discriminación antisemita y el hostigamiento contra Israel,  considera que el Ayuntamiento de Cádiz ha vulnerado el marco constitucional de convivencia y ha promovido la discriminación por origen étnico y nacional.

El pasado mes de agosto, el ayuntamiento de Cádiz aprobó la adhesión del municipio a la red discriminatoria «municipio libre del apartheid Israelí» y su actual alcalde, José María González Santos (vulgo Kitxi) argumentó que la firma de adhesión al BDS es incoherente con el permitir el ciclo de cine israelí.

A juicio de esta organización, «los promotores institucionales de dichas decisiones discriminatorias incurren en una grave imprudencia: ninguno de ellos puede ya alegar desconocimiento, dada la ingente cantidad de sentencias en contra, gracias a procesos legales liderados por ACOM. La frívola irresponsabilidad del Gobierno municipal de Cádiz, tanto política como legal, queda evidenciada».

ACOM, además, sostiene vía hemeroteca   que  el alcalde de Cádiz, José María González Santos, junto a  políticos como la actual alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (de amplio curriculum antisemita) consignó su firma hace dos años al manifiesto ‘No en nuestro nombre’, posicionado contra cualquier acción militar contra el terrorista Estado Islámico.

El presidente de ACOM, Angel Mas, subraya que esta organización está «comprometida con que estas actitudes y su ilegalidad no queden sin respuesta» y asegura que «preconizar la destrucción del estado de Israel y limitar los derechos civiles y económicos de sus ciudadanos, empresas y amigos atenta contra valores fundamentales recogidos en nuestra Constitución y debe tener consecuencias»

No sin ironía, el alcalde del consistorio gadiano manifestó en los medio públicos estar “sorprendido” ante la denuncia.