¿CONOCES A LOS OTROS PISSARRO?

El apellido sefardí Pissarro está totalmente ligado al arte, pero no sólo por el famoso e importante pintor Camille Pissarro, sino por muchos familiares suyos que también se dedicaron al arte.


Autoretrato de Camille Pissarro

Camille Pissarro -de actualidad en el mundo judío por el contencioso de uno de sus cuadros en el  Tyssen-Bornemisza fue un pintor decisivo en el desarrollo de la Hª del Arte: fue  padre -junto a otros pintores franceses-  del movimiento del Impresionismo.

Pisaarro descendía de una familia sefardita  afincada en Sain Tomas, en las Antillas Danesas -hoy las Islas Vírgenes de EE.UU.- y en tanto que anarquista , no profesó la religión judía en su adultez, pero sí fue un destacado activista contra el antisemitismo desatado en Francia cuando el Affaire Dreyfuss convulsionó a la sociedad francesa.

Su padre, que tenía en el Caribe una empresa de componentes par navieras, fue Abraham Gabriel Pissarro -obviamente, Pizarro en origen-  descendiente de las familias judías extremeñas que se refugiaron de la Inquisición en Portugal  (Braganza) Luego, cuando el Tribunal se instituyó en el país luso, emigraron a Francia, concretamente a la floreciente comunidad sefardí de Burdeos.

Abraham emigró a las Américas y allí se casó con Raquel Manzano-Pomié, judía de la República Dominicana. La sinaagogaa no quería reconocer dicho enlace, porque eran tía y sobrino; tardaron siete años en ser considerados matrimonio.   Los Pissarro no estuvieron de acuerdo con el deseo de su hijo de medrar en el arte y éste, en cuanto pudo, dejó de ayudar a su padre en el negocio de los mares y se fue a Venezuela, primero, y a Francia, después. Allí descubrió a las grandes glorias del realismo francés -Delacroix Courbet, etc- y se amanceba con su empleada doméstica, Julie Vellay. Los padres en respuesta cortan los envíos de dinero a su hijo.

Con la guerra franco-prusiana de 1870, la pareja se refugia en Londres, donde se casarán mientras ella está embarazada del cuarto hijo. Tendrán ocho.  El primogénito, nacido en 1963, se llamó Lucien. Y fue como su padre, pintor.

Lucien, pintado por su padre

Lucien nació en París el 20 de febrero de 1863 y estuvo en contacto profundo con el mundo de la pintura desde que nació: no sólo porque su padre tenía una importante vida social con colegas como Renoir, que visitaba mucho a la familia, sino también porque de su padre aprendió las técnicas del impresionismo , como por ejemplo, la pintura al natural, con el objetivo de atrapar la luz exacta de un momento dado. a los 20 años se traslada a Londres -dando lugar a una serie de cartas con su padre que serán de vital importancia para el estudio académico del impresionismo- y comienza a tratar el arte de la xilografía a la vez que a pintar cuadros post-impresionistas. Incluso llegó a exponer en la última expo de los impresionistas. En 1890 se traslada definitivamente a Londres, donde tuvo una fructífera vida artística junto a los prerafaelitas y el grupo de Camden.

Lucien P.

Lucien, en 1892, casó con Ester Bensusán, judía sefardí  de Richmond, con la que vivirá en un cottage del bosque de Epping, en el condado de Esexx. Allí, el ocho de octubre de 1893, hicieron abuelo a Camille Pissarro ( en ese entonces alquilado en un apartamento de Richmond ) A la niña que ha nacido le ponen el nombre de una tía suya: Orovida ,que al igual que su padre, crecerá en un entorno totalmente involucrado en el arte.  Lucien morirá en Inglaterra en 1944, un mes después del primer bombardeo de los nazis sobre Londres.  Camille había fallecido muchos años antes, en 1903, en París.

Orovida

Orovida -así fue conocida como pintora y aguafortista- decidió alejarse del impresionismo y el neo-impresionismo de su padre y abuelo, para cultivar un arte de tradición oriental, dentro del art nouveau con motivvos persas , que luego abandono. Todo lo que sabía de arte lo aprendió de su padre -con el abuelo sólo tuvo contacto de bebé- y como se ve en su autoretrato, su paleta estaba restringida a tan sólo cinco colores. Su madre, Esther, trató de convencerla de que abandonara una profesión tan inestable como la de la pintora -además de ser mujer era judía, se le multiplicarían los obstáculos para triunfar- y trató de encauzarla hacia la música, para convertirla por ejemplo en una diva de la ópera. Ella prefirió ganarse la vida a través de la ilustración comercial con la técnica del aguafuerte. Para 1921, finalizada la contienda de la Gran Guerra,  ya exponía en Londres. Fue muy prolífica y ayudó a su madre en la institución que se haría cargo del legado artístico de la familia Pissarro dentro de The Ashmolean Museum de Oxford. Falleció en 1968 sin descendencia alguna; siquiera se casó o se le conocieron parejas.

Georges pintado por su padre, Camile Pissarro..

Por otra parte, el abuelo Camille también padre de otro niño, Georges, nacido en París en 1871. Durante su adolescencia también aprendió a pintar con su padre y será conocido en el mundo del arte con el nombre de Georges Manzana Pissarro. Creció entre Monet renoir o Cezanne. Como su padre, fue un ferviente anarquista. Y como su sobrina inglesa , Orovida, a principios del S XX se dedica a la decoración orientalista, pero con oro y plata. Pero tampoco abandona la pintura impresionista que le enseñó su padre, aunque con motivos orientalizados. Parece ser que sus importantes incursiones en el mundo de las artes aplicadas , que no databa, para él sólo significaban sustento, pero que lo que le interesaba y por eso lo fechaba, era la pintura, que expone en los grandes salones artísticos de París. Cuando en la cumbre de su creatividad se declara la Segunda Gran Guerra, emigra con su familia a Casablanca, donde morirá en 1947.

Ludovic P.

En 1878, Camille tiene otro hijo, el quinto,  a quien llama Ludovico. También será artista, en este caso del grabado. Se instaló con su hermano, Georges Manzana, en Montmartre, entonces colonia artística ajena a los impuestos que había que pagar en París. Vende sus obras en Londres cuando con su madre va a visitar a su hermano Lucien y su sobrina, Orovida. Pero prefiere, hacia 1907, los jolgorios nocturnos de los cabarets y la bohemia de Picasso o Modigliani. Con la Gran Guerra se refugia en Londres con su hermano y pinta muchas acuarelas y hace muchos grabados. Junto con Georges crean en grupo Monarro anagrama de Monet y Pissarro, y se instala en Richmond hasta 1923. Es entonces cuando regresa a Francia y, sin dejar de pintar estudios anatómicos y paisajes, dedicará 20 años de su vida a poner en orden el legado artístico de su padre en los archivos, que publica en 1939. El murió en 1952.

Paul, pintado por su padre.

El benjamín de los Pissarro, Paul Emile, dicen que fue de entre todos los hermanos, el más dotado para la pintura. A los cinco años dibujó un caballo blanco que impresionó a todos los amigos de su padre, incluido el propio padre, claro está. Pero a diferencia de los hermanos estudió en una academia privada de arte en París. Era ahijado de Monet, y cuando murió su padre, se retiró a vivir con su madre en una población cercana a la de Giverny, donde vivía Monet, su preceptor, su amigo  además de padrino.

Sus primero años son de estrechez económica y trabajó de todo, hasta de mecánico. Además tiene mala salud, lo que le exime de la guerra, y así poder pintar paisajes del norte de Francia. Como sus familiares también se dedicó a la acuarela el grabado en madera y el aguafuerte. Después de divorciarse conoció la región de Calvados y quedó enamorado de su luz y paisajes. Murió en 1972 , pocos años después de una gran exposición individual en Nueva york, rodeado de su segunda esposa y los tres hijos que tuvo con ella. Dos de ellos también se dedicaron al arte y fueron instruidos por su padre, como vemos en la siguiente fotografia estudiando junto a un busto de su abuelo Camille.

Obra de Frederic Bonin Pissarro

Camille también fue padre de una hija, a la que llamó Jeanne pero que era conocida como “Cocotte”.  No se dedicó al arte, pero se casó en 1920 con un pintor, Alexandre Bonin. El once de julio de 1921 tuvieron un hijo al que llamaron Claude, que sería pintor además de miembro de la Resistencia Francesa y la persona que aseguró los museos franceses durante la Segunda Guerra Mundial, hasta que llegó la invasión nazi en París, con su consiguiente expolio. Con su esposa Silvye tuvo un hijo, Frederic, nacido en 1964 -bisnieto de Camille- que también será pintor. Desde 2002 vive en EE.UU, como profesor de artes escénicas , además de catedrático de Bellas Artes en la Universidad de Nevada.