EL KETER DE DAMASCO QUE SE ESCRIBIÓ EN BURGOS

Joya burgalesa  de la literatura tanájica en la Biblioteca Nacional de Israel desde los años´60 del siglo anterior.



Kéter -en hebreo, corona, כתר-  es el  apodo que, desde el S X y la tradición de escribas de Tiberias, se   aplica en hebreo para designar a los más antiguos manuscritos del Jumash (Pentateuco para el cánon cristiano). Por ejemplo el Codex Aleppo , en hebreo es  Keter Aram Tsobá. (1)

Avinoam Yelin

Keter Dameshek -La Torá de Damasco- según reza su propio colofón -información editorial al final de los textos- fue obra compuesta en tiempos del Rey Sabio, Alfonso X,  concretamente en el año de 1260 , en la aljama de Burgos, Castilla, a manos del sofer (escriba hebreo)  r Menajem ben r Abraham. Justamente en el mismo año en el que el rey dio permiso para construir la sinagoga de Ben Shoshán en Toledo. En Burgos ese mismo año se consagraba su famosa catedral.

Desconocemos cómo y cuándo , pero el manuscrito pasa de Castilla La Vieja  a una sinagoga  de Damasco – la de Elbasha Albanaani. La suposición más probable es que en 1492 alguien se llevara el documento consigo al Imperio Otomano y, después de 1517, llegara con los sefardíes a Damasco. Pero también pudo ser que algún judío de El Cairo lo llevara a Siria, de igual manera que salió de Egipto el Keter Aram Tsobá. Fuera como fuera, el keter Dameshek  fue visto,  en 1886,  por Abraham Arkavy (dtor. de la sección oriental y semítica de la biblioteca de los zares de San Petersburgo) y, en 1919,   por Avinoam Yelin (filólogo y orientalista israelí nacido en Jerusalén en 1900 y cuya familia, durante la Primera Guerra Mundial, fue deportada a Damasco por los otomanos. )

Parashat Pinjás (Números, 25-30)

El documento consta de 428 páginas en pergamino, con unas dimensiones de 35 cms por 27 cms. , en caligrafía sefardí cuadrada , a tres columnas, excepto el Libro de Job y el de los Salmos, que van a dos.Como dijimos antes, a manos de Menajem bar Abraham (bar es el arameo del hebreo ben) a fecha de 10 de adar del año 5020, esto es en la primavera de 1260, entre las fiestas de Purim y Pesaj. 

Como se puede comprobar en la fotografía anterior, además del texto tanájico en sí, en los márgenes superior e inferior hay anotaciones (masora, que puede ser parva -corta- o longa -larga) En algunas de las páginas también hay ilustraciones llamadas «de alfombra», con decorativas micrografías de motivo geométrico. (La línea de versículos adquiere curvaturas que forman una imagen de motivo vegetal , a veces incluso de un animal)

En la página 427 aparece un autógrafo que asume la propiedad, por compra, de r Abraham Ha´Kohén bar Kavod, que dicen pudiera ser un karaíta (judío que no admite el Talmud) El motivo por el cual se cree esto es porque el orden de los Libros es el clásico estipulado en Baba Batra, excepto en el  de los Ketuvim, las crónicas,  sigue el cánon hebreo tradicional.

En 1940 el Keter Dameshek fue robado de la sinagoga en Siria y sólo se volvió a saber de él cuando salió a subasta en Londres en  1962. La BIblioteca Nacional de Israel pujó por esta joya indispensable del legado judío

 

 

(1)- Los judíos de Aleppo nunca se refirieron a la ciudad en que vivían en italiano (Aleppo), ni siquiera en árabe (Jálab) sino siempre como Arám Tsobá.