AV

El mes de Av, el mes que en el judáismo está indefectiblemente marcado por el luto..


 A pesar de la tentación de pensar que el nombre del mes de Av proviene del arameo Ava (Padre) , el origen del nombre es, como todos los demás nombres de los meses, de origen acadio -la lengua de los babilonios y los asirios;  la palabra acadia «Avu» significa «caña», «junco», porque en la época del mes de av -en pleno verano- es cuando se recogían las cañas, una materia prima entonces indispensable. También en el mes de av era cuando en tiempos del Templo se dejaban de talar  los árboles cuya madera servía para encender los  tres sacrificios diarios. (Baba batra dixit)

 A este mes, el undécimo, marcado en la historia por la singularidad de concentrar una serie de eventos luctuosos para el Pueblo Judío, también se le llama desde la edad Media, es decir, desde la Edad de Oro de Sefarad, Menájem Av, el consuelo de Av. En el mes de Av habrá de nacer El Mesías, que redimirá al Pueblo de tanta vicisitud y penuria. (Talmud Yerushalmi, Tratado de Brajot -Bendiciones- capítulo II, halajá 4) También hay cierta tradición sobre la creación del mundo en Av.

 Su Rosh Jodesh, Primero de Mes, siempre cae en lunes, miércoles, viernes o Shabat. Y al contrario del mes de adar, el sexto mes, el de Purim, en Av,  el mes undécimo, desde su Rosj Jodesh se incrementa el luto en la etapa conocida como Los Nueve Días, en referencia al 9 de Av. En Rosh Jodesh Av, falleció Aarón el hermano de Moshé. También es el día en el que llegó a Jerusalén el escriba Esdrás, para comenzar dos días después la reconstrucción del segundo Templo, que también será destruido en 9 de Av.

En estos días se deposita más celo en el estudio de los santos libros. La costumbre de no comer carne y no tomar vino después del segundo día de Av (Rosh jodesh es yom tov, Día Bueno, de regocijo, no procede el duelo) no es talmúdica, es una costumbre popular bastante guardada por el judío observante y sefardí, en realidad no se debe comer carne ni beber vino en la comida precedente al ayuno del 9 de Av, pero el Pueblo ha preferido , por sí mismo, alargar ese duelo días antes. Además, desde el ayuno del 17 de Tamuz, no hay celebraciones, no matrimonios, no cortes de pelo, no compras que se pueden posponer, no música, etc.

 El Shabat que precede al 9 de Av se denomina Shabat Jasón, en el cual su parashá siempre es Devarim. Pero la demoledora Haftará de esa Parasha es Isaías en un versículo que comienza con la palabra Jasón, Visión (José, vidente)

«חזון ישעיהו בן אמוץ אשר חזה על יהודה וירושלים» (Isaías, 1, 1)

Visión de Isaías, hijo de Amós, la cual vio acerca de Judea y Jerusalén  (…) en días de Uzías, Jotam, Acaz y Ezequías, reyes de Judea.»

Al Shabat posterior se le llama Shabat Najamú, también en honor de la Haftará de su Parashá, y marca el comienzo de la cuenta de siete shabatot que hay hasta Rosh Ha´Shaná.

 Para el mundo sefardí la fecha del 9 de Av es de suma importancia. Tal es así que hay un gran volúmen de literatura al respecto, para rezar ese día. Se trata de las endechas, Kinot.

 El día quinto de Av falleció sir Moshe Montefiore. El día séptimo del mes es el día que marca la muerte de Yosef Nasí, Duque de Naxos, sobrino de Dña Gracia.

Tras un período tan de luto, a mediado de mes, el día 15, la luna nueva (T´´u be´Av) era en tiempos de la Mishná el día en el que las Hijas de Jerusalén salían vestidas todas de blanco a retozar entre los viñedos, propiciando la elección de parejas. Por eso hoy en día en Israel es el día del amor, escogido por muchas parejas para ir a la Jupá y leer en público su Ketubá.