EL MES DE AV

Uno de los meses más contundentes en el ciclo anual judío, el mes de Av, efemérides en la que coinciden una gran serie de desgracias para el pueblo judío.


El mes de Av, el quinto según el calendario tanájico y el undécimo según el rabínico, recibe su nombre de la lengua de los babilonios, el acadio -que junto al arameo y el ugarítico es germen del hebreo ( y de las demás lenguas semíticas)

Aunque a primera vista pudiera paracer que viene de la misma raíz que “Ava”, padre en arameo,  el término  Av -etimológicamente “fuego”, hace referencia a las cañas que en esta época de verano se segaban en las orillas de los ríos babilónicos. Incluso en el tratado talmúdico de Baba Batra , el tercer tratado del orden de Neziquím, se menciona este mes como fin para el plazo de la tala de los cedros con los que se decoró el artesonado del Primer Templo. Luego, en la Edad Media, cuando el mundo hispano-hebreo vivía su Edad de Oro, este mes fue llamado Menajem Av,   el Consuelo de Av, en referencia al consuelo requerido para el dolor de la tremenda efemérides que se conmemora el noveno día del mes -el 9 de Av- fecha de la destrucción del Templo de Jerusalén.

También , según la tradición, es el mes en el que habrá de nacer El Mesías.

Como en los duelos de personas, shivá, en el suelo.

El mes de Av comienza una fase lunar después del ayuno de 17 de Tamuz, es decir, a mitad de las Tres Semanas que median entre ese ayuno y el 9 de Av. Desde el Rosh Jodesh de Av hasta el día noveno del mes, se llaman Los 9 Días, días en que se incrementa el duelo de esas semanas, se incide en el estudio tanájico-talmúdico y se prescriben una serie de halajot relacionadas con el luto. No se celebran matrimonios, ni fiestas de ningún tipo, ni se compran cosas nuevas que en realidad su adqusición puede esperar, ni se escucha música, ni se come carne, ni se toma vino, excepto en Shabat, donde la grandeza del día impide el duelo.

Para el mundo sefardí, y judío en general,  pero en especial para el mundo sefardí, el ayuno de 9 de Av es de suma relevancia, como demuestra el hecho de que haya literatura litúrgica -kinot, endechas- para expresar ese lamento comunitario del mundo judío por la destrucción del Templo.

Con el novilunio del mes, el 15 de Av, T´´U be´Av, se celebró una fiesta dedicada al amor, recuperada en Israel después de que se re-fundara el estado judío. Erauna gran fiesta, en la que las muchachas casaderas salían por los viñedos en lo que parece una recreación del Cantar de los Cantares. Hoy en día es una de las fechas preferidas par realizar matrimonios en Israel.

En Rosh Jodesh Av,  falleció Aharón, el hermano de Moisés. También es el día en el que llegó Ezra el escriba a Jerusalén. Dos días después se comenzó la reconstrucción del Templo en tiempos de Nehemías. También en este mes, el día quinto, es la hilulá de uno de los grandes líderes de los movimientos cabalísticos de Tsfat, el Ari. En el día séptimo es la hilulá de Don Yosef Nasí, duque de Naxos y señor de Tiberias. Dos días después, la hilulá de Sir Moses Montefiore.