MSUKI, PÉSAJ EN TÚNEZ

Imprescindible desde tiempos inmemoriales en los Leil Ha´Seder de los judíos tunecinos, el mesuki es uno de los sabores más entrañables de su cocina de Pésaj.


 

Junto al Fad, acompañado  de la Osbana y  la Tabahaya, el Msoki es sin duda alguna uno de los mayores rasgos distintitvos de la Pascua en la judería tunecina de todo el mundo. El significado de la palabra Msuki, «Ofrecido» (porque está intímamente relacionado con el sacrificio «ofrecido» en el Templo de Jerusalén», ya que el plato lleva cordero, como el Korván Pésaj)

Es, además, una receta unificadora, de reunión, laboriosa -como el mismo Exodo, que reúne, unifica pero dura cuarenta años. Es así que para acometer su laboriosidad no sea la madre de familia quien la cocine sola, sino que participe del proceso de elaboración el mayor número posible de miembros de la familia, empezando por el padre. Aunque hoy en día , en lugares con abundante población de judíos tunecinos, como Francia,  puedes comprar las verduras ya troceadas y congeladas para mayor comodidad. Pero lo tradicional es que toda la familia se reúna en la cocina preparando el plato, que está mucho mejor después de haber reposado.

Sus ingredientes son básicamente tres: legumbres de temporada, carne de cordero y matzá. Se acostumbra a relacionar cada uno de estos tres ingredientes con los conceptos de Pésaj, Maror y Matzá.

En la cocina francesa estaríamos hablando de un ragout d´agneau.

Ingredientes para ocho personas:

1/2 kg de carne de cordero, 3 zanahorias, 2 nabos, 2 colirábanos, 2 apios, 2 cucharadas de menta (hierbabuena en su defecto) , 2 de perejil, 3 dientes de ajo, 2 cebollas, 2 tazas de guisantes, 5 alcachofas, 1 repollo, 1 cucharada de Arisa (salsa magrebí picante con pimiento picante, ajo, cilantro, alcaravea, sal y todo molido emulsionado en aceite de oliva) 6 matzot y aceite de oliva.

  • Primero hay que lavar y  picar  todas verduras.
  • Después, en una olla grande, con aceite de oliva, sofreír la cebolla y sellar la carne, picada en trozos del mismo tamaño que los vegetales ( sólo hay que dorarla, para que no escapen luego en la cocción sus jugos y permanezca jugosa por dentro)
  • Luego se le agregan todos los vegetales y se cocina a fuego lentísimo en sus propios líquidos  unos 180 minutos. Al final de todo, es cuando se rompen las matzot y se revuelve todo.

 

Be´teavón y Moadím La´Simjá!