EL PRIMER LIBRO DEL ORIENTE MEDIO

La primera obra impresa en la región medio-oriental se debió a dos hermanos sefardíes que imprimieron la obra de un toledano.


Un año después de la expulsión, concretamente el 13 de diciembre de 1493, en Constantinopla, la nueva ubicación de tantos y tantos judíos ibéricos, se imprimió , por primera vez en la Historia de Oriente Medio,  un libro. Título:  “Arba Turim”. Autor, Ya´akov Ben Asher. Editores e impresores, los hermanos David y Samuel Najmías.

Estos impresores pertenecían a una larga estirpe de hombres de letras en Toledo que, dado el apellido, se han considerado descendientes del mismísimo Nehemías , reconstructor  de las murallas de Jerusalén tras el  cautiverio de Babilonia y autor del Libro de Nehemías, además de gobernador de Judea entre  los años 445 a.e.c.. – 433 a.e.c.. En 1112 ,  en ese Toledo ya reconquistado , allí vivía Yosef Najmías, sobrino del rabino Ben Saudos, y  Abu ben Isaac ben Najmías, escritor y traductor del árabe,  Yosef Ben Yosef Najmías, que era discípulo del célebre rabino Asher bem Yehiel. Y David ben Yosef Najmías, cuyos tres hijos murieron en la epidemia de peste de 1335.

Arba Turim en códice de 1435

David y Samuel no estaban solos en Constantinopla, les acompañaba David, el hijo de David. En el colofón de la obra que imprimieron la fecha es clara, 1493. Aun así, ciertos analistas -de origen alemán, para no variar-  no lo creen y dicen que el libro es más moderno, de 1573. Obviamente la opinión que prevalece es la que sigue a la misma información que da la edición. Lo cuenta el propio Jacob Nahmias, de Salonika, en el año 2006.

La edición príncipe de esta obra se conserva en la Biblioteca Nacional de Inglaterra, – le falta la primera página- con copia en Oxford, pero también en la Universidad Hebrea de Jerusalén.

El autor de Las Cuatro Columnas (de la Ley Hebrea), nació en Colonia, pero su padre,  Asher Ben Yejiel  se mudó a Toledo en 1304. Dicen que es muy probable que en los últimos años de su vida qusiera regresar a Eretz Israel y muriera en Esmirna,no tan lejos de donde lueo los hermanos Najmías editaron su obra.

Las cuatro columnas de las que habla el título hacen referencia a las cuatro series de piedras preciosas que llevaba el Kohen Ha´gadol en el pecho,-el pectoral-, simbolizando cada una de ellas a las doce tribus de Israel.

La obra es tan importante como que Yosef Karo, en Shulján Arúj, lo que hace es condensar resumidamente esta obra inspiradora.