ELI DE MONTALTO

Portugués que fue médico personal de Marie de Médecis  y Luis XIII de Francia, con toda una historia detrás de sí.


En mayo de 1.536, queda instituido el Tribunal del Santo Oficio en Portugal.  Así que, Eli Montalto, nacido  en la localidad portuguesa de Castello Branco en 1567, en el seno de una familia de anusím, será bautizado como Felipe Rodriguez de Castello Branco. Pero su padre se llamaba Antonio Aires.

De joven, cursó medicina  en la Universidad de Salamanca, para ejercer luego en Lisboa, donde casó con Jerónima de Fonseca, también de familia conversa. (El padre de Jerónia, Manuel de Fonseca, era cuñado de Francisco de Vitoria, el primer arzobispo de México,  y de Diego Pérez de Costa, también conocido como Jacob Curiel, un discípulo del Ari ) La estirpe de los Fonseca estaba dedicada tradicionalmentea  la medicina: Lupo de Fonseca era el médico personal de Catalina de Portugal.

Felipe y Jerónima Rodrigues tuvieron cinco hijos: primero, unos  gemelos, que murieron  al nacer; mejor suerte corrieron los posteriores,  Rafael, Isaac y Moshé, quienes acabarían viviendo en Amsterdam como judíos.

Acabando el S XVI, Montalto se mudó a Livorno, Italia, que entonces formaba parte del Gran Ducado de Toscana, y donde el Gran Duque  Fernando I  permitió a los judíos de Sfarad  asentarse en relativa libertad. Allí impartió cursos de medicina en la universidad.

Hacia 1606, Montalto  viajó hasta  los Países Bajos y de regreso  a Italia,  en París,  fue invitado a la corte real para hacerse cargo de la Dama Leonora Galigaï, la dama en honor  de la reina María de Medici , esposa del rey Enrique IV de Francia y de Navarra, Conde de Barcelona, primer monarca de la Casa de los Borbones -hijo de una navarra que llegó al trono casándose  con todo en contra, con Margarita de Valois, y luego, por dinero, con María de Médecis,que alumbró al delfín Louis, posterior Luis XIII…

Leonora Galligai, dama de honor desde la  infancia de la florentina, casó con Conchino Conchini, más tarde Mariscal de Enkra. Padecía bulbus histerycus -sensación de tener una bola en la garganta. Montalto, al llegar a los aposentos de la dama,  expulsó a los monjes y sacerdotes que estaban sentados en su habitación,  oró por su salud, le impuso una dieta estricta y le ordenó que se abstuviera de ver a su esposo durante cuarenta días.  Y se recuperó.  A Montalto se le ofreció  entonces permanecer como médico  real de la corte borbona; pero el rey Enrique IV lo vetó y expulsó a Montalto de París. La razón: converso judaizante.  Montalto regresó a Italia y fue nombrado profesor en la Facultad de Medicina de Pisa. Fue propuesto como sucesor del médico del Gran Duque Fernando I, pero tampoco su pasado se lo permitió. Quizás por todo esto desapareció de Pisa como converso y apareció en Venecia como judío.

En la república serenísima de Venecia, o al menos en su gueto, el primero en construirse en Europa, se convirtió en uno de los líderes de la comunidad judía. Su nombre, Felipe, el que ama a los caballos, lo trocó en Filoteo, el que ama a Dios.  Y  los hebreos le llamaron  Elías, Eliahau, que es lo mismo.  Jerónima pasa a llamarse Rajel.

En 1612, Montealto representó a la comunidad judía en La Disputa de Padua con un monje dominico. La discusión terminó con el repentino abandono del cristiano, suponemos que vencido en sus argumentos. Seguidamente recibió  una invitación de la corte francesa para servir como médico personal de la Reina: Marie de Medici, que ya era regente después de que su marido el rey fuera asesinado y su hijo Luis, de nueve años, inhábil para el trono.

La Regenta de Francia con su hijo, futuro Louis XIII

Montalto aceptó, pero disponiendo  varias condiciones: permiso del Papa para vivir en Francia como judío (una exigencia que podía ser una tomada como una insolencia -jutzpá-  pues  en realidad niega la autoridad del rey y la reina para gobernar su país….Otra condición, que  se le permitiera llevar consigo a otros  10 judíos más (para el Minyan Kasher) y  la tercera, estarle eximido trabajar los sábados. Realmente, la carta en que pedía estas prebendas era una forma elegante de declinar la invitación, ya que nunca serían aceptadas sus condiciones. Para su sorpresa, se equivocó y se trasladó a París, donde  el 19 de septiembre de 1612  fue por decreto real nombrado  Consiliarus et Medicus Ordinarius (asesor y médico de la Corte Real)

Montalto, naturalmente,  protegió a los anusim  que fueron descubiertos ocasionalmente en Francia, impidiendo por ejemplo la deportación de un gran número de judíos ocultos que fueron descubiertos realizando en París un Seder de Pésaj.

En 1615 se unió a la familia real francesa en un viaje al reino de España para los esponsales del rey Luis XIII con la hija  del rey español Felipe III ,la infanta  Dña. Ana de Austria,  que será madre del posterior Rey Sol. El hermano de la infanta española, posterior  Felipe IV,  se casaba en ese momento en Burdeos con la hermana de Luis XIII, Isabel.

El 26 de noviembre de 1615,  de regreso a París , en la ciudad de Tours Montalto cae enfermo y murió el 17 de febrero de 1616. Como había sido su deseo, fue enterrado en Amsterdam, donde vivían sus hijos, ya que en París, entonces, no había cementerio judío apropiado. La Reina María ordenó que lo embalsamaran , además de pagar de su propio cargo la tumba. 

«la tumba de Montealto en Amsterdam», de Jacob van Ruisdael, 1655, hoy en el Museo de Arte de Detroit.
Leonora

U año después el  joven rey Luis XIII montó en cólera y dio un golpe de estado – echó a su madre de casa y  asesinó a Conchino, el marido de la dama de honor que había curado Montalto , Leonara Conchini.

Leonara  fue acusada -era lo que se estilaba entonces, aunque no hubiera prueba de ello-  de brujería ; pero  además, también de judaizante, pues había mantenido sospechosos contactos con judaizantes, commo  Montalto  y en la investigación se encontraron conque en su casa tenía libros hebreos (Arba Turim, por ejemplo, pero también otros)

El proceso que se le abrió  fue largo; pero  en un acto de piedad …sólo le cortaron la cabeza el 8 de julio de 1617. Y la mismísima reina, la madre del rey, deportada  y confinada al Castillo de Blois en  el valle del Loira porque lo despilfarraba todo en cuadros. Madre e hijo, una vez ella se escapara de aquella cárcel real exclusiva,  librarían dos guerras a pesar de ser madre e hijo; y de ahí la existencia en París del Palacio de Luxemburgo: ella no podía regresar al Palacio Real con su hijo enemigo.