HA´RAMBÁM Y LOS JUDÍOS DE BILBEIS

Sobre cómo llegó Ha´Rambán a ser reconocido el principal de los judíos de Egipto en el momento en que cae la dinastía fatimida a manos de la dinastía ayubita.


 En el extremo oriental del  delta del Nilo, allí donde la Biblia sitúa el País de Goshen -donde habitaron los hebreos tras el patriarca Yosef-  se levantó una ciudadela muy bien fortificada cuando,  en tiempos de Diocleciano,  se creó sobre Egipto ( y sobre la capital de los Hiksos)  la provincia romana  de Augustamnica : la antigua diócesis de Phelbes, que luego, con la islamización, pasó a llamarse Bilbeis. Reconstrudia por orden de Napoleón Bonaparte, hoy es la sede de la mayor Academia de las Fuerzas Armadas de Egipto y  donde se erige la que dicen que es la más antigua mezquita del mundo.

Belbeis, Edward Lear, 1867

Ha´Rambám -Maimónides para los cristianos- no sabemos a ciencia cierta en que año nació -sólo sabemos que nació el día anterior de Pésaj, en Córdoba, y que su madre murió en el parto- pero sí sabemos que falleció en Fustat -antiguo El Cairo- el 20 de tevet de año  4965, que es el de 1204.  La llegada a Egipto fue larga y tortuosa: en 1148 los almohades conquistaron Córdoba y la suerte de los no musulmanes, los dimis, cambiaba por completo; la familia de Maimón ben Yosef decidió entonces abandonar la ciudad y residir  en Fez, Marruecos. Pero allí también la vida bajo el yugo almohoade se le hizo insoportable y en 1165 embarcó desde el puerto de Ceuta rumbo a S. Juan de Acre. En ese momento, la ciudad de Ako hacía ya 65 años que estaba bajo el Reino Latino de Jerusalén. Como la vida en el mundo cruzado no le satisfizo, pasó a Egipto y concretamente a Alejandría, en el año 1168.

 Por aquel entonces, Egipto estaba gobernado por la dinastía chii  que decía descender de la primogénita de Mahoma, Fátima: la dinastía de los  fatimíes -4º califato islámico de la Hª, dominador del norte de Africa desde  909 a  1171. Es decir, Ha´Rambám llegó a Egipto en un verdadero punto de inflexión político: Amalarico I de Jerusalén,  que había sido antes conde de Yafo y Ashkelón, acosó Fustat y los fatimíes pidieron ayuda a Nur-Al-Din, sultán ayubita y suní de Siria. Les envió a un gran militar, Shirkuk y a su sobrino, Salah-A-Din (Saladino) Aunque en Fustat había un califa, el verdadero gobernante era el gran visir Shawar. Este, acabó discutiendo con Shirkuh y se alió con el rey cruzado, Amalarico I de Jerusalén, que atacó a Shirkuh en Bilbeis ​ en agosto-octubre de 1164. El asedio terminó con un empate y ambos , Shirkuh y Amalarico,  accedieron retirarse de Egipto. Pero Amalarico no respetó lo pactado y volvió a atacar Bilbeis en 1168. Esta vez, tras un asedio de tres días, tomó la ciudad y hubo una gran matanza.

 Según la Enciclopedia Judía, en Bilbeis hubo una bien organizada comunidad judía en la Edad Media, como atestigua una carta enviada en 110 por  el dayán  Abraham ben  Shabtay e incluso por otra del S XII enviada por su hijo. Esta comunidad estaba formada mayoritariamente por judíos que habían huido de la toma de Ashkelón en 1153 a manos de los cruzados. En documentos aparecidos en la Guenizá de la sinagoga de Ben Ezra en El Cairo aparecen cartas enviadas a HaRambám en los cuales se menciona que el dayán de Bilbeis era r Yehuda Ha´Nasí. Pues bien, Ha´Rambám, al enterarse de que los judíos de Belbeis habían sido capturados, escribió cinco cartas a las comunidades del Bajo Egipto pidiéndoles recaudar fondos para entre todos pagar el rescate. La cantidad fue reunida y dos dayaním partieron con el dinero hasta Jerusalén para pactar con los cruzados. Los judíos de Belbeis fueron liberados. Esa misión elevó el prestigio del Rambám en Egipto; tal es así que en 1171,  fue designado naguid (líder) de la comunidad judía en Egipto. Y médico personal de Salahj A Din, que ese año había sido nombrado sultán de Egipto. Como tal conquistó Jerusalén en 1187.