YEMÍN MOSHÉ, JERUSALÉN EXTRAMUROS

Historia del primer barrio judío que se construyó fuera de las murallas de Jerusalén, y que lleva -como otros barrios- el nombre de su impulsor :Moshé Montefiore-


Al principio, a  última la hora de la tarde -cuando comienzan los días y el Sol mira hacia oriente para que todo sea de oro-todas las puertas de Jerusalén se trancaban hasta que llegara el alba, pues las inmediaciones de los Montes de Judea, en la segunda mitad del S XIX,  estaban en manos de bandas y bandidos. Intramuros, el hacinamiento y dejadez general de la administración otomana eran cada vez más insoportables y entre 1831 y 1918, por si fuera poco, hubo una serie de epidemias de cólera.

Al principio, la población judía de esa Jerusalén intramuros era básicamente sefardí y se calcula en unas tres mil almas, que luego fueron muchas más, porque los terremotos de 1837 hicieron a muchos judíos -unos dos mil-  abandonar Tsfat y Tiberias para radicarse en la Ciudad de Oro. Y además, a mediados de siglo, comenzaron a llegar muchos peregrinos. Las condiciones de vida decimonónicas eran insalubres. Los judíos sefardíes , pobres.

Al principio, los Rothchild habían intentado una solución -un parche temporal- construyendo unos edificios -Batei Ha´Majse-  en la década de 1850. Poco después llegó de visita a Jerusalén el yerno de los Rothschild, Moshé Montefiore -rico por sí mismo- y quedó impresionado con las condiciones en que vivían los judíos. Intentó comprar edificios par ellos, pero se encontró con que el gobernador otomano de Jerusalén le ofrecía una colina cercana , al otro lado de la Puerta de Yafo y la vaguada conocida como Brejat Ha´Sultán, la Piscina del Sultán. En 1857, Montefiore importó desde Canterbury, Reino Unido, un molino, para que los judíos pudieran tener harina. La colina pasó a ser conocida como Kerem Moshé VeÝehudit.  En 1864 , Jerusalén volvió a ser azotada por una epidemia de cólera.

Mientras tanto, en Nueva Orleans, Estados Unidos, fallecía Yehuda Touro,sefardí que había amasado una gran fortuna que dejó en herencia a un amor contrariado que murió pocos días antes que él. Con el dinero de la fundación de Touro, Montefiore edificó en 1892, en esa colina del molino,  el primer edificio judío extramuros  de Jerusalén: Mishkenot Shana´aním.  Nombrado en honor de un versículo del Libro de Isaías. Se trataba de un condominio comunal, de 28 apartamentos,  alargado, con su propia cisterna de agua, una imprenta , un taller de confección y hasta una tahona para amasar jalot .  Debía tener  incluso su propia muralla. Nadie quería ir a vivir allí. Dicen que Montefiore ofreció dinero a algunos judíos muy pobres para que aceptaran residir en ese lugar. Algunos aceptaron  la oferta pero yendo a dormir  al barrio judío intramuros.

Poco a poco fue poblándose con rabinos famosos, como Samuel Miyujás, Shmuel NIsim, y en los tumultos de los años 20, el barrio tuvo problemas con el acoso de los árabes y sus piedras contra los vecinos, entrando en alguna casa para desvalijarla, en especial la de los Yajin. Los tumultos se repitieron en 1936, tras el asesinato de un judío. Con la Guerra de la Independencia el barrio fue abandonado. Después se eligió para vivieran en él los judíos que venían de Turquía. El vecindario comenzó a desarrollarse, y otros residentes, Ashkenazim y sefardíes se establecieron allí. Yosef Malki abrió la primera tienda de ultramarinos de Yemin Moshe en la calle Malki (que lleva su nombre) frente a la sinagoga sefardí, que fue renovada con la ayuda del Sr. Frank, el rabino vecino. Yosef Malki y su esposa iniciaron la apertura de una mikve y una casa de baños, un edificio alto en la calle Hatikva. Durante la semana, la mikve fue designada para mujeres, y la Sra. Malki fue responsable de ella, y el viernes servía como una casa de baños para hombres. Yosef Malki transfirió la responsabilidad de la tienda de  ultramarinos  a otros residentes, y más tarde la tienda se travasó  a la calle Turo.

En 1949, se fundó la “Escuela Yemin Moshe Mizraji”, una escuela estatal religiosa para niños y niñas, que durante muchos años estuvo a cargo de Zipora Diskin (y más tarde de Shmuel y Shlomo Tzachi.)  Al prinicpio, la institución estaba ubicada en varias casas del vecindario, y en 1950 el ayuntamiento les asignó una casa  con cinco aulas (paralelas a las aulas restantes). Más tarde, los residentes del barrio pidieron cambiar su nombre a “Monte Sión”. En 1968, la institución se fusionó con la escuela Yehuda Halevi,  en Katamon.

Un año antes de la Guerra de los Seis Días, el gobierno decidió comenzar una reforma de toda la zona que mira hacia las murallas y decidió querer cambiar el carácter del barrio, que quería como una colonia de intelectuales.  La expropiación no era muy sustanciosa y algunos residentes pidieron créditos para poderse comprar casas en otro lugar, llegando a casos de ruina total. Otros vecinos se negaron en rotundo a abandonar la zona, en la que estaban desde el ´49 cuando vinieron de Turquía.  Llegaron incluso al Tribunal Supremo.   No se les admitió a trámite la querella. Era también la época de los Panteras Negras, que cometían actos vandálicos en protesta por un caso de racismo entre sefardíes y askenazíes.

Acabaría siendo un barrio para gente de alto nivel académico y notorios medios de subsistencia.

Mishekenot Shana´aním permanece como sede del Centro para la Etica, dirigido por Yitzjak Zamir, juez retirado del Tribunal Supremo. Además, como albergue para académicos e intelectuales , el Centro de Música,