LA GRAN SINAGOGA DE ORAN

Historia de la sinagoga más grande de todo el norte de Africa. Hasta su confiscación.


Orán, desde que llegaran los judíos mallorquines tras la masacre de 1391, se fue convirtiendo en una de las más importantes juderías del norte de Africa. En el siglo XIX, ya formando parte integral del Protectorado de Francia, había en Orán 17 sinagogas, pero algunas de ellas eran muy pequeñas. A finales de ese mismo siglo, la construcción de la Sinagoga de Viena -en estilo denominado «morisco»-  fue una gran influencia sobre muchas sinagogas de comunidades entonces florecientes, como por ejemplo la de Alejandría.

En Orán se decidió construir un templo que tuviera ese mismo empaque del templo vienés de los turcos -que fue imitado por el de los sefardíes de la calle Beaufault, en París. Y esto fue un proyecto ideado por el gran líder comunitario y banquero oranés llamado Simon Al-Kanaoui, miembro prominente y carismático de  una de las familias más significativas del patriciado judío de Orán, casado con Esther Lasry, hija del hombre más rico de la ciudad. Simon Al-Kanaoui  desde 1870 -y durante 45 años-  fue el presidente del consistorio hebreo, el máximo organismo de la comunidad judía ante las autoridades coloniales francesas y la persona que llevó la modernidad a Orán con el establecimiento por ejemplo de las escuelas de L´Alliance Israelite Universelle.

Al Kanaoui creó el proyecto de la construcción en 1977. El solar, en el Boulevard Joffre, (boulevard Maata Mohamed El Habib hoy) está  muy cerca del barrio judío para que no hubiera problema en caminar en Shabat,  fue donado gratuitamente por el ayuntamiento. Se financió mediante donaciones de todo Africa del Norte, Francia e incluso Inglaterra. Fue consagrada en 1880, pero su inauguración tuvo que esperar a que terminara la Primera Guerra Mundial -no olviden que Argelia era de facto territorio francés. No obstante, fue sinagoga famosa desde siempre, y muy influyente para la construcción de otras sinagogas, como la de Timisoara, en Rumanía. A continuación vemos una foto de su interior.

Se inauguró el doce de mayo de 1918, que era Rosj Jodesh Siván del año 5678. La guerra no ha terminado aún. Dicen que entre oraneses, argelinos y gente llegada del extranjero, asistieron unas diez mil personas a la ceremonia. En las casas de la judería se hacían rezos comunitarios para cantar salmos hasta bien entrada la noche. R. Weil, de Francia, pidió por el fin de la contienda y por el triunfo de Francia.

La sinagoga, de la cual se dice que tiene algunas piedras traídas desde Jerusalén, fue profanada y confiscada  en 1960 en el marco de los conflictos por la independencia argelina. En en 1963 el Código de Nacionalidad de Argelia decretó que sólo podrían acceder a la nacionalidad del nuevo Estado los que fueran musulmanes de unas cuantas generaciones.

La gran sinagoga de Orán fue convertida en mezquita en 1975, en recuerdo de Abdalá bin Salam. Este señor era un rabino de la ciudad de Medina, en Arabia Saudita, cuando Mahoma emigró desde La Meca. Fue uno de los pocos que se convirtió a la nueva religión, mientras el resto era masacrado o huyó.

El Kanaui no la vio terminada, pues falleció – alav ha´shalóm- en el año de 1915, tres años antes de la inauguración.En la sinagoga había -o hay aún, quién sabe- una placa con el nombre de los 400 judíos de Orán que cayeron por Francia en la Gran Guerra.

La sinagoga experimentó una profunda renovación en 1952, cuando nada hacía sospechar que el lugar de culto hebreo fuera a ser confiscado pocos años después.

 

Bibliografía:

  • Archives d’Outre-Mer (Aix-enProvence), Série 3U (culte israélite). Archives du Consistoire central, Séries Icc40-41(Oran 1864-1905) et 5B (affairesalgériennes)