LA HISTORIA DE JANUKÁ (PRIMERA PARTE)

La fiesta de Januká, en el judaísmo,  es una fiesta histórica, no una fiesta religiosa en sí misma : la primera fiesta que conmemora la independencia del Pueblo de Israel, entonces bajo el mandato del Imperio Seléucida. Para comprender su sentido tenemos que comprender su historia.


El cautiverio de los Hijos de Israel en  Babilonia acabó cuando Ciro el Grande, en el 539 a.e.c. conquistó el Imperio Neobabilónico, lanzando un edicto que permitió a los hebreos regresar a Jerusalén y reconstruir el Templo destruido por Nabucondonosor II.

Mientras tanto, Ciro -fundador de la dinastía de los aqueménidas- emprendió un acoso de dos siglos contra las polis griegas: las Guerras Médicas. Hasta que el hijo del rey de Macedonia, Alejandro Magno, conquista todo el Imperio Persa -o aqueménida, si se prefiere. Pero Alejandro, en el 323 a.e.c. muere (dicen que por una herida mal curada de un flechazo en Gaza) El Imperio de Alejandro, enorme, se divide entonces entre sus cuatro generales, LOS DIÁDOCOS (Los herederos, en griego):

  • a Ptolomeo se le entrega Egipto, que reina – desde Alejandría-  sobre Jerusalén.
  • a Lisímaco le toca Anatolia y Tracia, un territorio más o menos de lo que hoy es Turquía.
  • a Casandro, Macedonia  y el resto de la Península Balcánica, lo que había sido La Hélade.
  • a Seleuko,Babilonia, Armenia, Capadocia , Persis, Partia, Bactriana, Arabia, Tapuria, Sogdiana, Aracosia, Hircania, es decir… desde la India al Mediterráneo. Un territorio demasiado grande para gobernarlo.

Seleuko, que también era macedonio,  en honor de su padre, Antíoco, fundó Antioquía, capital  de la provincia siria. Casó con una sogdiana, Apame, con quien tuvo un hijo, a quien nombró como el abuelo,  Antíoco:  y luego con una princesa siria , Estratónice.  Seleuko, como gobernador del Imperio Seléucida,  funda también la dinastía seléucida. Murió asesinado por Ptolomeo Cerauno, rey de Macedonia (e hijo del Ptolomeo de Egipto, colega del asesinado)

Seleuko I

Le sucedió Antíoco I Soter, su hijo, que se casó con su madrastra, Estratónice. Algunas ciudades de la Siria se revelaron, instigadas por Egipto. Y aquí nace el conflicto ptolemaico-seléucida, egipcio-griego, verdadero epicentro del problema político de la época.

Al morir Antíoco I Soter, le sucede su hijo, Antíoco II, que mantuvo costosas guerras contra Ptolomeo II de Egipto.  Antíoco II casó en primeras nupcias con Laodice, que dio a luz a Seleuko;  luego se casó con Berenice, la hermana de Ptolomeo III. Laodice, despechada, envenenó a Antíoco , su marido adúltero. A Berenice directamente la mató. Y después proclamó rey a su hijo Seleuko II.

 

Ptolomeo quiso enotnces  vengar el asesinato de su hermana, Berenice. Para ello,  cargó contra Seleuko II, que perdió la guerra. Le sucedieron dos hijos: primero, Seleuko III, envenenado por sus propios generales al poco de empezar a reinar; y luego, Antíoco III.

El imperio seléucida entra en decadencia con Antíoco III , ya que ante tanta inestabilidad y magnicidio, se presenta  la independencia de algunas satrapías persas de desmembran el imperio en sí.  Mantuvo guerra , la cuarta, contra Ptolomeo IV en Gaza, y ganó de nuevo  el egipcio. Luego , en la V Guerra Siria, Antíoco derrota a los egipcios en Banias -Altos del Golán- y así termina el dominio egipcio-ptolemaico sobre Judea.

Antíoco IV Epifanes, Museo de Berlín

Envalentonado con el triunfo,  se enfrentó entonces a Escipión, el romano, y perdió. Murió asesinado cuando le encontraron saqueando un tesoro en Ecbatana para sufragar sus guerras.

Le sucede Seleuko IV ,  quien no puede hacer frente a las indemnizaciones que debe pagar  a Roma, así que para  solucionarlo,  envía a su hijo en prenda, mientras que  manda a su  primer ministro , Heliodoro,  a saquear el Templo de Jerusalén.

Con ese atraco, lo que obviamente pretendía era pagar a Roma la deuda contraída. Es el año 176 a.e.c.  Heliodoro, al regresar de Jerusalén, asesina a Seleuko IV (quizás, dicen, para sobornar con el tesoro a los generales y hacerse él con el trono seléucida en Siria) Pero entonces regresa,  ya adulto,  Antíoco desde Roma y mata a Heliodoro.

Sube al trono como Antíoco IV Epifanes.

Es el año de 175 a.e.c. Faltan 11 años para que se consume la revuelta de los Macabeos contra él y todo lo que él representa.

CONTINUAR LEYENDO SEGUNDA PARTE

© פדרו הוארגו