LOS MOCCATA

Notas generales de algunos de los miembros de una de las mayores dinastías de sefardíes del Reino Unido.


  De todas las familias de la aristocracia anglo-judía, una de las más antiguas de todas -o quizás la más-  es la de la estirpe los Moccata. Fueron una de las doce familias que tuvieron el privilegio de asentarse en Inglaterra cuando en 1656 se formalizó burocráticamente hablando el retorno de los judíos, que habían sido expulsados de Inglaterra en 1291.

Inmensamente enriquecidos al radicarse en Londres, fueron los Mocatta conocidos por su predisposición a la filantropía, el liderazgo político y el mecenazgo artístico; además, se desenvolvieron con soltura, elegancia y precisión en los ámbitos de las finanzas y el comercio, el derecho y la nobleza. Por todo ello fueron ennoblecidos con una baronía.

 

Moccata House, de 1905, en Whitechapel, Londres

Se desconoce con exactitud el origen exacto del linaje, pero desde el punto de vista etimológico el término «Mokata» significa, en árabe, «Fortaleza», por lo cual tendríamos que estar pensando que se trata de una familia judía de Al Andalus. La familia habría abandonado los territorios de la Corona Castellano-Aragonesa cuando el Decreto de la Alhambra de 1492 para refugiarse en Portugal, donde luego, llegada la Inqusición Lusa, la familia haría el típico periplo Bayona/Burdeos, Amsterdam/Hamburgo, y a mediados del S XVII, con la caída de la monarquía inglesa a manos de Oliver Cromwell y el retorno de los judíos a Inglaterra, Londres y otras localidades del Reino Unido.

Del primer Mocatta que tenemos noticia es Isaac Mocatta, un doctor de Livorno que en 1638 se casó con una hija del ilustre rabino M. Cordobero.

La principal casa de los Mocatta, junto al Támesis. La fundación familiar cambió el nombre original, Leyfield, por el de  Swan Court

No obstante, los Mocatta de Londres dicen que provienen de Antonio de Marchena (localidad de la provincia de Sevilla) cripto-judío, miembro de una rama de la familia que no huyó a Portugal, pasó a los Países Bajos huyendo del establecimiento de la Inquisición Portuguesa, para retornar al judaísmo abiertamente en la recién formada comunidad hispano-portuguesa de Amsterdam con el nombre de Moshé Moccata. En 1670, inmediatamente después de las leyes de retorno judío al Reino Unido, la familia de Moshé Moccata fue de las primeras en llegar a Londres.

Al año de estar junto al Támesis, este M. Mocatta fundó una empresa de corretaje de lingotes en Camomile St., calle a continuación de la de Bevis Marks, donde aún está en pie la sinagoga sefardí popularmente conocida como el nombre de la calle y que los Mocatta beneficiaron económicamente ya desde su construcción.

En 1787, la empresa susodicha se asoció con otro judío,  Asher Goldsmith, y pasó a llamarse «Mocatta & Goldsmith». Todavía existe hoy, pero bajo el nombre de Scotia Moccata, aunque ya no en manos de los Mocatta, que vendieron su participación en el S XX. Elías Moccata, nacido en 1798, en Londres,  está vinculado a la fundación de los créditos financieros en Venezuela y, por extensión, en otros países latino-americanos, pues su actividad está enmarcada en la división de la Gran Colombia. Casó con una miembro de la familia De León, de la isla de Saint Thomas. Un hijo suyo se convirtió en clérigo anglicano.

Rajel, la madre de Sir M. Montefiore -nacido casualmente en Livorno en 1784- era hija de Abraham Mocatta, nacido en Londres en 1734, a su vez hijo de Moshe Mocatta, livornés de 1700 ya fallecido en Londres.

En 1806, en Londres, nació David Moccata, hijo de Moses Mocatta (nieto del patriarca) y Abigail Lindo; será un famoso arquitecto,  sobre todo por haber construido la sinagoga de los Montefiore en Ramsgate, condado de Kent,  y también la sinagoga de West London, de cuyo consejo formó parte como miembro  fundador y, después, como presidente.  También se involucró en los trabajos de la línea de ferrocarriles del Reino Unido, diseñando su sede en Brighton, ciudad en la cual también hay un gran edificio de oficinas llamado con su nombre. Todas las estaciones del condado de Sussex están diseñadas por él.  David Moccata falleció en 1882.

Frederick M.

La empresa familiar estuvo dirigida desde 1854 por Frederick David Moccata, hasta que en 1874 dejó la dirección de empresa familiar para dedicarse a la benevolencia en el East End.  Paralelamente a estas actividades escribía libros de Historia, destacando su «Historia de los Judíos de España y Portugal y La Inquisición».

De su afición a las ciencias sociales también consta que fue el instigador de la exposición histórica anglo-judía, de 1887. Legó su monumental biblioteca a la Sociedad Histórica Judía, por lo cual esa institución  de la Universidad de Londres, hoy lleva su nombre.  La biblioteca, excepto algunos panfletos y rarezas que fueron trasladadas fuera de la ciudad , fueron víctimas del bombardeo de los nazis sobre Londres en 1940 (El Blitz) Desde 2016 se trabaja en la digitalización de los fondos conservados en hebreo e inglés, junto a los de otro gran nombre del sefardismo inglés de raigambre en Amsterdam, rabí  De Sola.

Moccata Library

Frederick fue un gran redactor de cartas, manteniendo así contacto con lo más granado de las Humanidades de su época. Los datos históricos que obtenemos de esas misivas no tienen precio para los historiadores y críticos. De su espíritu liberal da cuenta el que siendo observante ortodoxo se relacionaba con la sinagoga reformista que su familia había fundado en Londres.

A principios de S XX, por supuesto también a orillas del Támesis, nació quien quizás sea el más famoso miembro de la dinastía: Abraham Moccata, alias Alan; era  nieto de Abraham Moccata (el abuelo materno de sir Moses Montefiore). Se  desempeñó como juez hasta 1990, además de como líder de la comunidad sefardí de Londres. Fue lugarteniente promovido a brigada y,  al final,  ya coronel en la Segunda Guerra Mundial.

Tras la contienda europea,  fue ni más ni menos que  juez del Tribunal Supremo y en 1961 fue armado caballero por Isabel II. Paralelamente a su labor en la judicatura, tuvo una notable carrera como editor de literatura, por un lado, siendo, por otro,  vicepresidente del consejo sefardí, que luego presidió hasta el año de 1982.