¿QUÉ ES UN AÑO EMBOLISMAL?

Notas sobre una particularidad del calendario hebreo y el mes de adar en concreto.


El calendario hebreo, fijado definitivamente en el S IV d.e.c. por Hilel III, vive pendiente de la luna: o mejor dicho, de los cálculos algorítmicos que ayudan a predecir la Luna Nueva. Ese momento, en el que los humanos no vemos luna en el firmamento, es en el calendario hebreo el Primero de Mes (Rosh Jodesh) y su cálculo sirve para saber a ciencia cierta cuándo el judío debe cumplir el precepto de guardar las fiestas del judaísmo.

Como curiosidad , decir que el 1° del mes de Tishrei del año 1 sería, en el calendario gregoriano el día primero (domingo)  7 de octubre del año 3760 a.e.c.

Ahora bien, al igual que el gregoriano tiene años bisiestos, el calendario hebreo también tiene que hacer un reajuste del cómputo del tiempo. El gregoriano agrega un día al mes de febrero, como sabemos. En el hebreo, no se agrega un día: se agrega un mes.

Los doce meses lunares hacen que el año hebreo sea de  354 días , es decir, 11 menos que el año solar normal, cuya duración es de 365.26 días.

Al año en el que  se hace el ajuste en el almanaque, se le llama , en español, año embolismal. En hebreo, shana me´uveret, literalmente pasado, en el sentido transitar a través , no de tiempo pasado. De laavor, pasar, de donde hebreo, por ejemplo. Con el año embolismal, más la resta de un día a Jeshván y otro a Kislev,  se “pasa” a ajustar el calendario lunar al ritmo solar.

Embolismal es, así pues, sinónimo de intercalado.

Luna Llena (15 de cada mes hebreo) sobre el Monte de los Olivos

¿Y en qué momento se agrega al calendario un mes?

En el calendario hebreo se agrega un mes entre el mes de Shevat  y   de  Adar. Al mes intercalado se le llama Adar Alef -adar  uno- y al me de adar correspondiente, Adar Bet, adar dos. O Adar shení, segundo adar, que es en el que se celebra la fiesta de Purim.

En la antigüedad, la norma era agregar tres años embolismales en cada ciclo de ocho años, pero desde el siglo V  a.e.c. el sistema se perfeccionó, estableciendo el Sanhedrin  que se deben agregar 7 años embolismales por cada ciclo de 19 años. (Cuando los romanos destruyeron la soberanía judía sobre Judea, en el S I, permitió durante siglos que el Sanhedrín determinara el calendario)

Ahora tienes la respuesta a por qué las fiestas judías unos años caen en una fecha y otros en otra muy distinta.