R RAFAEL AHARON BEN SHIMON

Hijo de un importante rabino marroquí, ocupó el mayor cargo rabínico de El Cairo hasta la caída del Imperio Otomano.


Majané Israel, frente al cementerio de Mamila, por un lado, y al lado del King David Hotel por otro.

R. Ben Shimon nació en la ciudad imperial de Rabat, en el año de 1848. Fue hijo de Rajel y del rabino  David Ben Shimón -hijo de un rico comerciante. En 1854,  cuando Rafael contaba seis años de edad y su padre 28, la familia , acompañada de un número de alumnos, se trasladaron a Israel, primero en Yafo -donde montó una yeshivá- y luego en Jerusalén, donde primero formó la comunidad de los maaravím, los sefardíes occidentales, y después, mediante colectas internacionales, construyó el barrio de Majané Israel, el segundo barrio extramuros tras el de Yemin Moshé.

R. Rafael Ben Shimon tenía 17 años de edad cuando se empezó a construir Majané Israel, pero ya era secretario de los asuntos de su padre, dominaba seis lenguas  y pronto sería presidente de la yeshiva Maguén David. Se casó con Esther, descendiente de una familia de rabinos marroquíes.

En 1878 fue enviado a Francia y a Alemania a recaudar fondos para la construcción del Beit Midrash «Doresh Tsion» en Jerusalén, pero regresó a Israel por la muerte de su padre, que tan sólo tenía 53 años. Después partió hacia Marruecos para recaudar fondos y así crear el Consejo de Sefardíes Occidentales. A su regreso a Jerusalén se le ofreció ser el rabino principal, el jajám bashi, de El Cairo. Ocupó ese cargo entre 1891 y 1921, tres décadas en las que su función principal fue crear la concordia de todas las comunidades judías de Egipto y modernizarlas. Además usó su cargo para luchar contra el antijudaísmo gubernamental.

Mientras tanto, se desataba por todos lados la Primera Guerra Mundial, con el sustancial cambio administrativo que supuso el derrumbamiento del Imperio Otomano, dando paso en Jerusalén al comienzo del Mandato del Imperio Británico.

En 1921 retornó a Israel con su familia y se compró una casa en la joven Tel Aviv. Fallecería en ella ese mismo año, el 10 de Jeshván, y sería enterrado en una gran multitud , en  el cementerio del Monte de los Olivos. Dos meses después falleció la esposa. Su hija Simja se casó con su tío, el rabino Mesaud Jai ben Shimon.