RABÍ UZIEL , RISHON LE´TZIÓN

R. Ben Tsión Meir Jai Uziel (Jerusalén, 1880) Rishon Le´Tsión entre los convulsos años de 1939 y 1948, y rabino principal de Israel hasta su fallecimiento en 1953.


Ha¨Rav Uziel, uno de los rabinos más relevantes de toda la primer mitad del S XX,  nacido en la Ciudad Vieja de  Jerusalén,  en 1880, era hijo del rabino Yosef Rafael Uziel, presidente del Consejo Sefardí de Jerusalén y miembro fundador del emblemático barrio sefardí y ladinoparlante de Ohel Moshé, en Najalaot, Jerusalén, uno de los primeros barrios en la operación de salida de las murallas. Su abuelo, r Yitzjak Jaím Uziel,  también fue rabino, casado con una tesalonicense cuya familia procedía de Zaragoza, Aragón.

Quedó huérfano de padre con tan sólo catorce años. Y puesto que era el primogénito, tuvo que compaginar sus estudios en la yeshiva Tiferet Israel, con el trabajo que le permitiera sostener a la familia.

A los veinte fuer ordenado rabino y lo primero que hizo fue fundar una yeshivá para estudiantes sefardíes, Majsikei Ha´Torá, y puesto que conocía por su padre matarife el asunto de la kashrut, admitió la propuesta de ser el presidente de los shojatim.

En 1911, con treinta años de edad, los judíos de Yafo  propusieron a las  autoridades otomanas  que les fuera concedida la autoridad para designar a un “Rabino Jefe Sefardí”, reconocido por las autoridades, junto al rabinato del Rabino Avraham Yitzchak HaCohen Kook. La ley otomana establecía que solo un ciudadano otomano, nacido en Israel  con tres generaciones podía ser nombrado Jajám Bashi.  El rabino Uziel era el adecuado para  esa labor  y, con el apoyo del rabino Kook, fue  nombrado rabino mayor de los sefardíes de Yafo.

Las autoridades otomanas le tenían en gran estima y esto ayudó a mucho a que se pudieran desarrollar muchas coas de los judíos en los años finales del mandato otomano sobre la Tierra de Israel. Fundó el Talmud Torás de Sha´arey Tzion, donde impartía clases regularmente. Por su iniciativa, imitando a su padre, también se establecieron los barrios de Shabat Ajm y Mishkenot Israel.

A pesar de sus buenas relaciones con las autoridades turcas, con el estallido de la Primera Guerra Mundial fue desterrado a Damasco, aunque se le permitió regresar antes de que llegara a Jerusalén el ejército británico. Al acabar la guerra se le nombró Presidente de la Comunidad de Judíos Orientales y los representó en Amsterdam.

En 1921 fue nombrado rabino de la comunidad de Salónica, que  entonces contaba con una comunidad de unos  sesenta mil judíos.  Reemplazó  al  rabino Yaakov Meir, quien fue designado para ser el primado  de Sión. En Salónica predicó el judaísmo rabínico-sionista, difundió los estudios de lengua hebrea y alentó a los judíos a que emigraran a Israel antes de que la situación en Salónica empeorara. Faltaban aún veinte años para que llegaran los nazis a esa ciudad.

Recepción del General Allemby

En 1923, abandonará las tierras griegas y  regresó a la Tierra de Israel, donde  ha sido nombrado rabino mayor de los sefardíes en la aún recientemente fundada ciudad de  Tel Aviv; este importante  cargo lo ostentó durante 17 años. Años de grandes trabajos de todo tipo. A fines de esa época publicó su primer libro ,  que lleva por título : “Sentencias de Uziel”.

En el  funesto año de 1939 , cuando en Europa se desencadenaba la  terrible guerra mundial y se empezaba a hacer insoportable el nazismo, el rabino Uziel, como uno más de los judíos en la Tierra de Israel, no dudó en manifestarse  en las calles contra el Libro Blanco, la tercera entrega de una serie de ordenanzas restrictivas del Mandado Británico sobre los judíos en su propia casa.

 

Ceremonia en 1946 por los caídos en la Segunda Guerra Mundial

En kislev de 1936 , el rabino Uziel , a propuesta de su predecesor, fue elegido para el puesto de Rishon Le´TZion. La ceremonia se realizó en la sinagoga de Yojanan Ben Zakai, en la Ciudad Vieja.

Hasta el re-establecimiento del estado de Israel , en 1948, el rabino Uziel fue miembro del Comité Nacional y participó en las reuniones en las que se fundó la Agencia Judía. Después se convirtió en el primer Gran Rabino Sefardí del Estado de Israel, representándolos ante la ONU. Cuando Jerusalén fue atacada por los árabes,  en pleno Shabat, por pikuaj nefesh, cavó trincheras para los soldados israelíes.

En el verano de 1953, contrajo diabetes y la enfermedad le afectó a la parte inferior del cuerpo. Acabaron amputándole una pierna. Veinte días después, en Shabat, fallecería. Sus últimas palabras, su última voluntad  fueron un deseo: que los judíos permaneciéramos unidos y en paz. Como era su petición, fue enterrado en el cementerio de Har Ha´Menujot.

Funerales del r Uziel a su paso por la calle Yafo de Jerusalén

Al igual que otros rabinos sefardíes de su generación, el rabino Uziel presentó posiciones moderadas en asuntos de religión y sociedad, y apoyó, en contraste con el rabino Kook, el derecho a votar por las mujeres.

En todos sus cargos, trabajó para mejorar el estado y la educación de los sefardíes. Durante su mandato, trabajó para unificar los textos de oración de los judíos askenazis y los judíos sefardíes en una sola versión y establecer una matanza ritual unificada. Entre otras sentencias, dictaminó que las esposas extranjeras de judíos seculares podían ser aceptadas incluso si se sabía que no cumplirían todos los mandamientos.

El, por su parte, en  su juventud,  se casó con Rosa, hija de Avraham Baruj (nieta del rabino Jaim Nissim Baruch,  presidente del  Beit Din de Jerusalén por parte de su padre, y nieta de Yisha Bracha por parte de su madre; fueron padres de  dos hijos y tres hijas.  Ella falleció en 1914 y él se casó en segundas nupcias con Aliza Altars.

Su hermano,  Nissim Uziel, fue el gerente del  que hoy es el Bank Leumí .

Su nieto, nacido en Trípoli, Libia, en 1945, es un conocido escritor y periodista de Israel. Su padre era el presidente de la comunidad de Bengazhi y allí se casó con una judía cuyos orígenes venían de Sfarad, pero pasando por Livorno, Italia. Fue el fundador del periódico Makor Rishón, Primera Fuente.

Saliendo de la Ciudad Vieja con Ben Gurion