R. YAAKOV ANTEBI

 Apunte biográfico del rabino mayor de Damasco, que después de tres décadas como tal, acabo yéndose de la ciudad tras un famoso libelo de sangre.


 Antebi – apellido de una gran saga de rabinos sirios-  procede de una localidad hoy turca, Gaziantep, pero que antes de la caída del Imperio Otomano -cuando Esmirna aún no era Izmir, p.e-  se llamaba Ein Tab. Dicen que es el antiguo asentamiento de Antioquía, en la gran ruta caravanera a cuya sombra florecieron el puerto mediterráneo de Alejandreta  o la misma Alepo, capital del eyalato en que quedó la ciudad administrativamente sujeta.  La comunidad judía de este lugar ya no existe desde 1970, pero queda su sinagoga, reconstruida por el gobierno turco y la comunidad judía de Estambúl: es tan vieja que no se sabe cuándo fue fundada. Los Antebi, así pues, provienen de este lugar cerca de Jarán de Abraham y el río Tigris, pero alllí llegaron cuando en 1516 los otomanos conquistaron a los mamelucos la provincia de Siria. Los judíos sefardíes que se refugiaron bajo la Sublime Puerta en 1492 puedieron, así pues, ir mucho más lejos de Salónica, al extremo oriental de la Península de Anatolia, e incluso a la misma Alepo o La Galilea, principalmente Tsfat o Tiberias (Jerusalén requería unos impuestos inasumibles)

Sinagoga reformada de Gaziantep

Rabí Rajamím Antebi, nacido en 1554, fue el germen de la saga. Tres años antes de morir, en 1627, fue padre de Yitzjak  Antebi, que a su vez , en 1669 fue padre de r Shabtai Antebi (posiblemente nacido en Shabat, dado el nombre) Fue padre de Yitzjak Antebi en 1721, que tuvo cinco hijos, pero sólo conocemos la estirpe de tres. Uno de ellos, David, que engendró a Yaakov Antebi en 1787.

Firma de Yaakov Antebi

Yaakov , una vez casado -requisito importante- fue ordenado rabino y pasó a ejercer en Damasco, donde sería jajám bashi durante ni más ni menos que treinta años. En 1840, junto a otros miembros de la comunidad damasquina, fue detenido por las fuerzas del orden otomano en Siria, acusado de estar involucrado en el secuestro de un monje cristiano para …hacer matzot con su sangre. El escándalo alcanzó notoriedad internacional y sólo fue puesto en libertad tras la prodigiosa intervención diplomática de sir Moshe Montefiore. Hasta las mujeres de Damasco escribieron una conocida carta a Lady Montefire pidiendo intercediera por su extrema situación de acoso e indefensión ante el abuso del Imperio Otomano. Poco después de ser liberado decidió radicarse en Jerusalén.

Allí (bendita sea su memoria9  falleció ,  un ocho de tishrey -dos días antes de Yom Kipur- en 1846;  fue enterrado -como siempre por la familia Parnás, que era la encargada de la Jebrá Kadishá- en la sección de los sefardíes , en  el Monte de los Olivos.

Su hija se casó con el nieto de r Jaím Farji, uno de los más representativos judíos sirios en Eretz Israel, sobre todo cuando la llegada de Napoléon a Eretz Israel. Su sobrino fue el jasán Rafael Antebi, de Tsfat. Y la otra hija, Esther, se casó con el presidente del beit din de los sefardíes en Jerusalén, Rafael Yitzjak Israel.