R. YITZJAK KADURI

 Reseña biográfica de R Y. Kaduri, zt´´ l,  mekubal, prodigio de los sabios de Bagdad,  principal de una de las más renombradas yeshivot de Jerusalén y persona carismática a cuyo funeral asistieron miles y miles de seguidores.


No se sabe a ciencia cierta cuándo nació pero se ha convenido que su fecha de venida al mundo el 16 de Tishrey del año 5659 (1898) en Bagdad.  El día del Ushpizin del partriarca Yitzjak, por lo cual por ser el Primogénito de Ze´ev Kaduri Diba y Tufah Kadouri se le impuso el nombre de Yitzjak.

Comenzó una vida de dedicación al estudio en el Midrash de Beit Zalka. En un momento dado de su infancia  se encontró con el rabino Yosef Jaim de Bagdad, entonces la máxima autoridad rabínica en Irak. A los 17 discutía con los grandes rabinos, tal era su sapiencia.

En 1922 emigró a Israel  para estudiar  en la ” Yeshivat Shoshanim para David”  y la muy famosa y principal  “Yeshivat Porat Yosef”  de  la Ciudad Vieja de Jerusalén, entonces dirigida  por el rabino Ephraim Cohen. Durante la  guerra de 1948, el Instituto Porat Yosef  fue virtualmente transformado en una fortaleza debido que era frecuentemente atacada. Los jordanos la incenciaron , destruyendo todos los Libros y Manuscritos  que el rav Kaduri  no pudo rescatar y guardar  en  la yeshivá  de Beit El . El conocía de memoria todos los Escritos del Rabí Itzjak Luria, el Fundador de la Escuela Moderna de Cábala. Después de la muerte del líder cabalista, Rabí Efraim Hakohen, en 1989, el resto de Los cabalistas nombraron como tal a Rabí Kaduri .

Él publica algunos artículos que criticaban a los que se dedican “Cábala práctica”, la difusión popular de consejos o amuletos, a menudo por un precio. Él también habló en contra de la creación de organizaciones de culto frecuentados por celebridades pop. “La Cabalá no se les debe enseñar a los no-Judíos”, explicó.

Poco después de su matrimonio con su primera esposa, Sarah Shadera, cambió su apellido  a Kaduri; paralelamente a su vida de estudio y pureza, se ganaba la vida  como encuadernador en el barrio de Bujarim,  de Jerusalén, donde vivía. Más tarde, se desempeñó como  director de la  ” Yeshivat Najlat Yitzjak”,  fundada por su hijo Rabbi David Kaduri para estudiar las intenciones de la oración según el seder de r, Shalom Sharabi, Ha´Rashash, que sigue las enseñanzas antiguas del Ari.

En 1989 murió su esposa, y en 1993, cuando tenía más de 90 años, se casó con Dorit Ben Yehuda, una divorciada con dos hijos, una mujer de 44 años  que hacía poco había empezado a llevar una vida religiosa.

Murió a los 108 años de edad.  El 28 de Tevet 5766 (28 de enero de 2006) y fue enterrado en Har Ha´Menucjot.  Cientos de miles de personas participaron en su funeral en Jerusalén y los canales de televisión emitieron transmisiones en vivo del evento, dada su importancia.  En vida, un gran número de perosnajes públicas, políticos, militares y oficiales de policía  fueron  a su casa para recibir su bendición. Grabó cuidadosamente su nombre y el nombre de la madre de todos los que acudieron a él para recibir bendiciones y consejos. Las listas se acumularon en docenas de cuadernos, folletos y diarios. Uno de ellos fue Bibi Netaniahu. Al día siguiente fue elegido Primer Ministro.

El rabino Kadouri unió fuerzas con el rabino Ovadia Yosef y gradualmente se convirtió en uno de los líderes espirituales del movimiento Shas, la Unión de Sefardíes que Guardan los Preceptos de La Tora.   Con el paso de los años surgieron discusiones entre el rabino Kaduri y su corte y el rabino Ovadia Yosef, y como resultado de estos argumentos, la conexión entre el rabino Kaduri y el movimiento Shas cesó .

Fue entonces cuando su nieto  creó el partido  Ahavat Yisrael.

Escribió un libro llamado Ptijei ha´ Olam, un volumen de cinco volúmenes que trata sobre talismanes, sgulot y oraciones. Sus enseñanzas se publicaron en 2011 en seis volúmenes bajo el  nombre de Kedushat Itzjak,  con comentarios y comentarios del rabino Ya’akov Ades. Publicó también  algunos artículos que criticaban a los que se dedican a lo que podríamos llamar  “Kabalá práctica”,  criticando muy abiertamente la difusión popular de consejos o amuletos, a menudo por un precio.  En muchas ocasiones se manifestó  en contra de la creación de organizaciones de culto frecuentados por celebridades de la música pop. “La Cabalá no se les debe enseñar a los no-Judíos”, explicó.