“SHULJÁN ARÚJ”, UN PUNTO DE INFLEXIÓN

La publicación de la mayor  obra de Yosef Karo, “Shulján Arúj, שֻׁלְחָן עָרוּך‬, marcó el inicio de nuestra era rabínica, por lo que es de una vital importancia.


A lo largo de los siglos de existencia del judaísmo rabínico se han ido sucediendo una serie de etapas, llamadas eras rabínicas. Las cuatro primeras -las redactoras del Talmud- se agrupan bajo el acrónimo Jasál ( es decir, Bendita sea la memoria de nuestros sabios, en hebreo)

Posteriormente, en el S VII, se abre la época de los Gaones, o literalmente, genios, quienes  poseen la genialidad de interpretar toda esa literatura rabínica anterior en las dos principales academias talmúdicas de Babilonia, las de Sura y Pumbedita,  ya reconocidos como autoridades rabínicas en todo el mundo conocido en la Edad Media. Esta era rabínica llega a su término con la llegada de la era de los Rishoním (Los primeros- en estudiar Torá  fuera de Babiloia, esto es , básicamente en Sfarad) , quinientos años de esplendor, La Edad de Oro del Judaísmo Hispáico,  donde aparecen, Maimónides, Najmánides, etc- Esta era medieval termina cuando a mediados del S XVI se publica la obra Shulján Arúj, de Yosef Caro, que abre la época rabínica de los Ajaroním, o los últimos (en la cual desde el punto de vista rabínico aún vivimos nosotros) por lo cual esta obra es de suma importancia , pues desde ella derivamos nuestro sistema halájico actual.

 

Yosef Karo,  el autor de esta obra decisiva y contundente, nació en Toledo en 1488 ( es decir,  era un niño muy pequeño cuando sus padres fueron expulsados de la corona de Castilla) La familia partió para Portugal y en 1497, con la llegada de la Inquisición a Portugal,  la familia Caro decidió irse  a Nicópolis, Bulgaria. Luego pasó a Adrianópolis,  hoy llamada Edirne, donde  Yosef Caro tuvo una crisis religiosa mística que le llevó, hacia 1535, viajar a Tsfat, en la Galilea, donde fue ordenado rabino, ejerció como juez y fundó una yeshivá.

De todas sus obras, la más famosa , sin duda, fue Shulján Arúj, La mesa puesta.

Escrita en 1565, Shulján Aruj consta de en un compendio de leyes halájicas,  originales en la Torá y el Talmud, con el objetivo de facilitar su estudio.

Su macro-estructura está formada por cuatro libros , o partes:

  • “Óraj Jaim” (אורח חיים): ciclo de vida, sobre  oraciones y festividades.
  • “Yoré Deá” (יורה דעה):  sobre la kashrut y el luto, entre otros.
  • “Even Ha¨Ezer” (אבן העזר):  La piedra que ayuda, sobre las relaciones entre el hombre y la mujer.
  • “Joshen Mishpat” (חושן משפט): Pectoral jurídico, sobre derecho penal y privado.

La primera edición del Shulján se realizó  en Kfar Biria, en la Galilea Superior. La obra volvió a imprimirse en Venecia y, en 1869, apareció en Argelia una versión francesa de la misma. El texto aceptado como auténtico por las autoridades religiosas judías es el que contiene los agregados de Rabí Moshé Iserlis (Rama), quien complementó la recopilación de Yosef Karo con los ritos y costumbres de las juderías de la Europa oriental.

En el siguiente enlace se accede a un archivo en el que se han resumido y ordenado las más habituales cuestiones :

SHULJAN.ARUJ