ANTONIO JOSE DA SILVA

Historia de quien fue considerado el mejor dramaturgo portugués  de su tiempo y fue asesinado en la hoguera de la Inquisición.



Alfonso VI de Portugal y Carlos II de España firmaron un tratado en 1668 por el cual el reino portugués se independizaba de la monarquía hispánica. Comienza así, para Portugal, una época de absolutismo político y esplendor económico  a base de la explotación de minas de oro y piedras preciosas en Brasil. La gran colonia lusa de ultramar conoce en estos tiempos una profunda reforma administrativa y social de la cual forma parte el tribunal de la Inquisición Portuguesa, que estará vigente hasta 1821.

El abogado (con veleidades poéticas)  João Mendes da Silva, cripto-judío portugués en el Brasil, casó con Lourença Coutinho, hija de un terrateniente llamado Balthazar Rodrigues Coutinho. João proviene también de una familia con medios: el abuelo, natural del Alentejo, Portugal, es el exitoso  comerciante Andrés Mendes da Silva.

El 8 de mayo de 1705 , en el barrio de Cavanca, en la actual ciudad de São João de Meriti  (Río de Janeiro) Joao y Lourença fueron padres de un niño al que llamaron António José. Al poco tiempo se mudaron a la  Freguesia da Candelária, en el centro de Río. En 1712, la Inquisición se lanzó con gran empeño en la persecución de los cripto-judíos de la ciudad y Lourença Coutinho fue víctima de ello. Acusada de judaizante por Catarina Soares Brandoa,  fue deportada a Lisboa para ser juzgada y condenada. Su esposo, para estar cerca de ella durante el proceso inquisitorial, decidió tomar a su hijo, entonces de ocho años, más otros dos hermanos, Baltasar y André, e instalarse en Lisboa.

En Lisboa, cambiaron los vientos. La madre fue liberada y la familia vivía con los suficientes medios como para enviar a Antonio José, en 1725,  a estudiar derecho en la Universidad de Coimbra, que estaba entonces inmersa en su maravilloso proceso de reforma. Todos los cambios de la sociedad portuguesa desgajada de la española se condensaban , por supuesto, en las artes, sobre todo en el arte de la literatura. En Coimbra, Antonio José conocerá el mundo de la dramaturgia. Por aquel entonces se está intentando crear un teatro nacional portugués, mientras la corte sigue afecta a las óperas italianas y las comedias francesas. Antonio José , que será reconocido como el mejor dramaturgo de su generación, escribió una obra excesivamente satírica para la sociedad de su tiempo y el 8 de agosto de 1726, junto a su madre, fue detenido por la Inquisición.

Aun siendo amigo de Alexandre de Gusmão, consejero del rey Don João V , sus influencias de nada le sirvieron: fue torturado dos veces, el  16 de agosto y el 23 de septiembre: el resultado fue que quedó  parcialmente discapacitado durante algunas semana y eso  le impidió firmar su «reconciliación» con la Iglesia Católica;  salvó su vida al admitir que había estado practicando  la ley mosaica. Tras abjurar  de sus errores, fue puesto en libertad. Pero su madre, no ; solo fue liberada tres años después, en octubre de 1729, tras ser torturada y figurada como penitente en otro auto de fe.

Después de ejercer  su profesión de abogado durante tres años, la abandonó para  retomar su actividad literaria. Escritor prolífico, escribió sátiras en las que criticaba de manera burlesca el ridículo de la sociedad portuguesa, utilizando frecuentes referencias a la mitología y a autores de la antigüedad; o recurriendo a grandes personajes  de la  Historia de la Literatura Española, como  Don Quijote. Debido a importantes partes orquestales, arias y conjuntos de canto, sus piezas casi pueden considerarse óperas. El don del humor inteligente convertido en arte sobre los escenarios. Su acerada sátira le procuró un gran número de enemigos, pero estaba protegido por el Conde de Ericeira. No obstante, el noble falleció y entonces Antonio José fue de nuevo denunciado como judaizante. De hecho le conocían como «O judeu»

 Fue arrestado nuevamente en 1737, en Lisboa, con su madre, una tía, su  hermano André y su esposa y prima , Leonor Maria de Carvalho, que estaba embarazada. Parece ser que celebraban Yom Kipur.

Murió el 19 de octubre de 1739, en el garrote, y luego fue llevado a la hoguera.  Sus cenizas fueron arrojadas al Río Tajo.

 El gran novelista portugués Camilo Castelo Branco, en 1866,  escribió una novela histórica titulada  O Judeu  en al que retrata minuciosamente la azarosa vida de varias generaciones de la familia hasta llegar a su brutal muerte.