BENJAMIN RAFAEL BEN YOSEF

 Reseña de un gran filólogo y musicólogo de la tradición sefardí decomonónica en Constantinopla.


En la antigua región de Tracia, el emperador Adriano -maldita sea su memoria- fundó Adrianápolis , uqe con el tiempo y las vicisitudes sería Edirne.  Allí, bajo el régimen del Imperio Otomano, a las puertas de una guerra con Rusia, nació en 1870 Benyamín Rafael ben Yosef .

Por vía materna era descendiente de una estirpe rabínica -su abuelo, fallecido cuando él tenía siete años,  era el rabino mayor de Adrianópolis y luego de Filipópolis, en Rumelia (Bulgaria). De este entorno ilustrado heredó el gusto por los libros y los manuscritos antiguos, hasta el punto de dedicar su vida a la filología  del djudezmo en los años de sus últimos estertores bajo las influencias del turco, el francés y , luego, el hebreo.

Hacia 1895, contrajo matrimonio y, entonces, la pareja se instaló en el barrio judío de Balat, en Constantinopla, en el lado europeo del Bósforo. Allí se convertiría en el editor más importante de la primera mitad del S XX en Turquía. Su primera edición fue una obra icónica para el desarrollo intelectual de los sefardíes, el Meam Loez . Paralelamente se convirtió en un gran coleccionista de manuscritos y libros antiguos que recopila a través de sus viajes por todo el Oriente Medio.

En 1910 publicó una obra piadosa, Sefer Jaím Ve´jesed, colección de leyes y costumbres hacia los enfermos y los muertos.

Como no podía ser de otra manera, sentía especial predilección por los piutím y publicó unao bra monumental al respecto, Cantos de Israel en la Tierra Originaria, obra celebrada en círculos religiosos pero también entre poetas y músicos profanos de la época.

Una de las páginas de títulos en judeoespañol:

Diferentes Kantes Arekojidos de Manuskritos Vyejos
Ovra de poetas kon kantes de shabbath
i Moadim del Anyo
i Alegrias de Mila i Bodas

Bajo el control del famoso  cantor Isaac ben Solomon Algazi,  fue nombrado en 1923 director musical de la sinagoga italiana de Estambul en el distrito de Galata; después publicó una selección de canciones orientales judías titulada «Extracto de Fassil Husseini», canciones  con referencias  del poeta litúrgico Yisrael Najara y el famoso Rabino de Esmirna Abraham Ha´Cohen Ariyas.

Una de sus ediciones: Coplas de Purim

Benyamin  publicó  canciones religiosas hasta el fin de sus días.  Los piutím para los dias terribles , fechados en 1927, se publicarán solo en el momento de su muerte.

Empesar kero kontar

First stanza:

Empesar kero kontar echas del Dio Alto,

De lo ke kero enmentar nada yo no falto,

Kon bayles i saltos i kon gran plazer,

Porke Aman el mamzer,

Mos kijo matarmos

tambien atemarmos.

 

Paralelamente a las publicaciones y adaptaciones de la literatura «clásica» hebrea y sefardí,  Benyamin también estará dispuesto a traducir libros judeo-españoles que traten en particular la esfera social. Obra que versan sobre política, como por ejemplo Cinco anyos de mi vida,  donde relata el asunto Dreyfus.

Benyamín falleció de repente en 1928, z´´ l.