BUSTÁN SFARADÍ

 La obra más representada de la historia del teatro en Israel está centrada en los romances sefardíes y en memoria de los vecinos de un barrio sefardí de Jerusalén.


En farsi -la lengua de los persas- “bustán” significa, literalmente, “donde huele bien”, pero hace referencia al huerto doméstico, en el que además de fragantes  árboles frutales -limón, por supuesto- también se cultivan hierbas aromáticas: un entorno vegetal idílico y bucólico, netamente medioriental, que tiene más que ver con el edén tanájico que con la nefasta traducción de jardín (galicismo dieciochesco que habla de otro tipo de hortus) En árabe, Russafa, topónimo que va desde Damasco a Bagdad pasando por Valencia.

Pero además del nombre un grupo de música étnica en Israel, hay un Bustán más conocido que todos: El Bustán Sfaradí ,  una obra dramático-musical,  escrita en 1970 por Yitzjak Nabón, en la que se describe la vida en los años ´30 de uno de los barrios más sefardíes de Jerusalén, Ohel Moshé, con preponderancia de la familia Kastel

Ohel Moshé –La Tienda de Moisés- es el barrio que hay al sur del shuk de Mahané Yehuda, desde la calle Agripas hacia el interior de Najlaot , uno de los primeros  barrios en ser construidos extramuros de la Ciudad Vieja. Se construyó en 1882 con fondos de la fundación en memoria de Moshé Montefiore, como cuenta el premio Nobel de Literatura Shay Agnon en su conocida Tmol Shilshón -Ayer, Antesdeyaer-  y como reza una placa en su nombre a la entrada del barrio (restaurada tras el terrible terremoto de 1927) En el barrio existe un parque que dado el éxito de la obra Bustan Sfaradí ahora se llama así.

Portada del disco del musical

La obra que escribió Nabón, quinto presidente de Israel, está basada en el completísimo y famoso Libro de Romances y manual de Jasanut Sfaradit de Yitzjak Levi -amigo de Nabón- etnólogo y músico del mundo sefardí, nacido en una localidad a 30 kms. de Esmirna (Turquía) pero en Jerusalén desde que tenía tres años. De él dependió la instauración y consolidación de las emisiones radiofónicas  en djudeo-español de KOl Israel -la Voz de Israel- y es el padre de la conocida cantante Yasmín Levi.

Pero la inspiración de Nabón -dicho por él mismo en muchas ocasiones- vino del gran cantantautor y presentador Yehorám Ga´ón y su hermano Beni, que en 1969 habían realizado unas actuaciones bajo el nombre de Romances Sefardíes.  Se hizo, entonces, una especie de mosacio en función de las cuatro estaciones del año, con historias y cuentos de la vida de personajes como Mensashe, que interpretó Yosi Banai.

Es la obra más veterana en cartel del mejor teatro de Israel,  Ha´Bima, con más de dos mil representaciones, durante 28 años,  incluyendo versión en judeo-español, además de ser representada en Miami, Nueva York, Los Angeles. En Jerusalén se realizó una representación para 20.000 personas en el parque de Saker, con motivo de los 40 años de la reunificación de la capital de Israel.

La obra  completa, con su humor sefardí, su sarcasmo, recuerdos y evocaciones,  se puede ver en hebreo en este enlace, bajo dirección de  Yosef  Miló.

Esperemos que algún día se represente en España.

Ben Gurion y Nabón el día del estreno