EL TEMPLO TURCO DE VIENA

 La sinagoga sefardí de Viena, destruida en la Noche de los Cristales Rotos.


En el segundo distrito de la capital austriaca, el  Leopoldstadt, en la calle donde a mediados del S XIX hubo un circo ambulante, la Zirkusgasse, se construyó en 1885 una sinagoga para la comunidad sefardí de Viena, a la que llamaron el Templo Turco, pues la mayoría de sus miembros pertenecían administrativamente hablando , y en origen, al Imperio Otomano.

Hacia 1910

La sinagoga fue completamente destruida durante el transcurso de la noche del nueve al diez de noviembre de 1938, en el marco de la masacre conocida en alemán como la Kristallnacht , la Noche de los Cristales Rotos: el punto de inflexión que simboliza el inicio del Holocausto Nazi.

La comunidad judía turca  en Viena se fundó en 1736 , aunque ya había oratorios anteriores, sin que hayan podido ser localizadas sus ubicaciones.  Los judíos turcos de Viena se consideraban la élite del judaísmo y preservaban el   idioma español y el cuidado del rito sefardí . Al mismo tiempo, los feligreses mantuvieron estrechos lazos con el Imperio Otomano.  En 1824, la antigua casa de oración en la calle  Danubio  fue destruida por un incendio y la comunidad se mudó al Gran Mohrengasse, y  a medida que  la comunidad judía turca aumentaba considerablemente, la comunidad adquirió una parcela de tierra en Fuhrmanngasse (hoy Zirkusgasse) 22, donde  comenzó  la construcción de una nueva casa de oración, que se inauguró en 1868. Sin embargo, los defectos de construcción  ​​se hicieron evidentes rápidamente, por lo que el edificio finalmente tuvo que ser demolido.

Se encargó un nuevo edifico al arquitecto Hugo von Wiedenfeld, que realizó las obras entre 1885 y 1887. Debido a la nueva ley israelita de 1890, la comunidad judía turca perdió su independencia este año y se convirtió en parte de la comunidad judía. Sin embargo, después de largas negociaciones, a la comunidad sefardí se le otorgó cierto grado de autonomía para que, entre otras cosas, pudiera continuar su propia tradición . Como rabino oficiaba Michael Papo, de Sarajevo,  que lideró la sinagoga  hasta 1918 .  A partir de entonces, este puesto quedó prácticamente vacante, ya que su hijo -Manfred Papo- ejerció como rabino sólo de forma esporádica.

Por otro lado, después de la Primera Guerra Mundial, el cantor  Isidor Lewit creó aquí su propio estilo de cantilación litúrgica, la jasanut,  basado en su caso en la recopilación de  melodías turco-sefardíes.

La inspiración arquitectónica fue el modelo de la Alhambra  -orientalismo neoromántico- . La sinagoga se construyó entre varias casas vecinas para que solo se pudiera acceder al interior a través de un atrio (lo cual es halájicamente preceptivo para las sinagogas)  A través de un vestíbulo, los judíos que aquí rezaban accedían  a una  sala de oración cuadrada, coronada por una  cúpula octogonal de 12 ms. de profundidad. El Hejal , en mármol y estuco policromado. Estaba  iluminada  por tragaluces y linternas, con una bancada -safsalím- para 360 fieles. Con el mismo numero de plazas en las tres galerías superiores: 210 de pie y 110 sentadas. Dadas las condiciones climáticas de Viena, había una sala de invierno con 105 asientos.

La sala de oración tenía 314 asientos en la planta baja, y las galerías en los tres lados de la sala también albergaban a otros 360 fieles. Las galerías ofrecen 250 de pie y 110 asientos. Además, en el primer piso de la sinagoga, en el lado de la calle, había una sala de invierno con 105 asientos.

En Austria, en la noche hoy conocida como La Noche de los Cristales Rotos, 30 judíos fueron asesinados, 7.800 arrestados y 4.000  de ellos, fueron deportados inmediatamente de Viena al campo de concentración de Dachau. z´´ l.