EZMEL DE ABLITAS

Historia de cómo el hombre más rico de la judería de Tudela cayó en desgracia a manos de las personas a las que había ayudado.


El hombre más rico de la judería de  Tudela (Navarra),  en el S XIV,  se llamaba  Ezmel – corrupción lingüística de Shmuel- y provenía de la localidad de Ablitas , a unos cinco kms. al sur de la propia Tudela, ya casi en lo que hoy es la frontera con Aragón. La familia, no obstante, provenía de algún lugar indeterminado del Al Andalus, que habían abandonado hacia el s XII para radicarse en la merindad de la Ribera navarra, esto es junto al río Ebro a su paso por Tudela.

Hijo de Yosef, habría nacido hacia 1275, es decir, era niño cuando Alfonso III de Aragón y Valencia -además de Conde de Barcelona- defendía los condados catalanes del acoso del rey de Francia, Felipe III (casado con la hija de Jaime I de Aragón, Isabel) El hijo de Felipe e Isabel, Felipe IV,  no sólo sería rey de Francia sino también de Navarra y fue quien quemó en París a los Templarios después de haber expulsado a los judíos franceses en 1306.

La Villa de Ablitas, en la Ribera Navarra
Ablitas, hoy

El rico de Ablitas -como conocían a su padre  Yosef- dejó a su hijo Ezmel una gran herencia al morir en 1341, pues era propietario de viñedos y huertos, así como de casas en diferentes localidades y un floreciente  negocio de trapería -un comercio de paños-  en Tudela. Además, el propio Ezmel incrementó el patrimonio por sí mismo adquiriendo casas en las juderías vecinas de Corella y Estella. Y no sólo su prestigio estaba en su fortuna sino también en que, en 1309, fue nombrado juez del Beit Din de la aljama.

Sepulcro de Juana II de Navarra, que no pagó su préstamo.

Luis X de Francia , rey de Navarra entre  1305 y 1316 , engendró con Margarita de Borgoña a quien sería Juana II de Navarra, que reinó  entre 1328 y 1349. Fue excluida del reino de Francia porque era mujer y porque era considerada una bastarda por el adulterio de su madre. Pero esto no era óbice en Navarra. Casada a los seis años  con Felipe de Evreux, que tenía doce,  delegaron las funciones del reino navarro en gerentes. No fueron monarcas que respetaran a los judíos:  en 1328 estalló una revuelta judía, protestando por los abusos.  En Estella, Viana, Villafranca, Puente la Reina, Funes y San Adrián numerosos judíos fueron asesinados; muchos de ellos huyeron  a Aragón, en  dónde les protegió el rey Alfonso IV. En 1329, los reyes nombraron un tribunal  para  investigar  la autoría de los asaltos. . Se ordenó  la devolución de todo lo robado a los judíos y sesenta personas fueron encarceladas ( aunque pronto salieron en libertad sin fianza)  Fray Pedro de Ollogoyen, acusado de haber promovido la persecución, fue detenido y encerrado  en la cárcel episcopal. Los judíos supervivientes no fueron indemnizados,  pues el importe de las multas  impuestas a los masacradores fue para las arcas reales y Juana II heredó todas las haciendas de los  judíos que habían muerto sin herederos. Poco después, en 1336, Juana y Felipe firmaron las nupcias de su hija María con Pedro IV de Aragón. El novio concedió como lote las villas de Jaca, Tarragona y Teruel (todas villas con judería) Para la dote de la novia, Pedro Iñiguez de Ujué, tributador real de Tudela, prestó a los reyes 3000 libras. Ezmel de Ablitas   prestó 2.600. Es una cantidad considerable. Para entender su cuantía y significación basta con saber que Juana II no devolvió el préstamo y el de Ablitas no pudo hacer frente a sus deberes fiscales por falta de efectivo.

Además, Ezmel había prestado a otras personas. Según la Enciclopedia Vasca, dos años después de la boda de María y Pedro (esto es en  1340) «prestó, sin usura alguna, a Sancho Sánchez de Medrano, señor de Sartaguda, y a otros caballeros de Navarra, 300 libras, debiéndoselas pagar para la fiesta de San Juan, y que,  no verificándolo,  corriese desde entonces el rédito de 5 por 6, esto es el 20 por ciento» Al año siguiente prestó a la misma persona 322 libras de sanchetes (monedas acuñadas por Sancho IV de Pamplona) Ese mismo año, al 20%, 120 libras; y el hijo de Ezmel, Yehudá, al mimso señor de Ablitas, 450 «robos» de grano (El robo o robada es una medida de peso, equivalente a unos 22 kgs de trigo)

Otros préstamos que hizo, según el Boletín de la Real Academia de la Historia, fue el que hizo, por ejemplo  el de mil ochocientas libras de dineros sanchetes al obispo Arnaldo de Barbazán para atender los gastos de su viaje a Francia con ocasión del juramento del rey Felipe II el Largo, monarca que nunca viajó a Pamplona para ser coronado rey de Navarra, pues de Francia ya lo era.

Ezmel de Ablitas falleció en 1341 y su herencia fue un problema, dadas las circunstancias. Se nombraron como cabezaleros (albaceas) a Pedro Iñiguez de Ujue y a su hijo Ezmel de Ablitas «El Joven» Pedro hizo un trato con los reyes y los hijos de Ablitas, Funes y Yehudá,  tuvieron  que saldar la deuda fiscal entregando a la casa real toda la hacienda del finado, incluyendo muebles y todo tipo de enseres domésticos. Trataron de sacar todo  por la frontera con Aragón, pero fueron descubiertos y acusados de evasión de metales preciosos. Fueron obligados al pago de una multa de veintinueve mil libras tornesas (de Tours) que pagaron en dos plazos durante los años 1344 y 1345. La casa real siguió acosando a sus descendientes con medidas totalmente ilegales. Por ejemplo, aún no contentos, en 1346 se les exigió abonar otras 16.000 libras. Sólo en 1353 quedó saldada aquella deuda increíblemente inflada y anormal. Y como concluye Juan Carrasco Pérez, «Desde 1361 los hermanos Ezmel y Salomón, nietos de Ezmel, el Viejo figuran como eficaces servidores de la corona, en papeles tan diversos como arrendadores y maestros de las guarniciones del Rey, entre otros. No obstante, el poderío perdido de la familia de Ablitas nunca sería recuperado».

Bibliografía:

  •      Avila Palet, José Enrique. Sefarad; Madrid Tomo 45, N.º 2,  (1985)
  •      Kayserling, Juden in Navarra. 1906 Jewish Encyclopedia
  •      Juan Carrasco, DB, Real Academia Española de la Historia
  •      Auñamendi Eusko Entziklopledia- Bernardo Estornés Lasa Funtsa