FRIKÉ, UN GRANO ESPECIAL PARA PESAJ

El trigo verde, que mencionan en la Biblia varias veces, y hoy de moda por su demostrado benefecio para la salud, era un plato que se comía, y se vuelve a comer , en los días de Pésaj.


Aunque su nombre más conocido es Friké -lo puedes ver escrito en los menúes de los mejores restaurantes de Israel- también se le conoce como Aviv (primavera) pues es en esta época cuando se recoge para almacenarlo y cocinarlo para guardarlo y comerlo en tiempo de sequía. Si la sequía era muy pertinaz y acababa con la cosecha, quedaba el friké, pues sus granos tostados mantenían los nutrientes y además espantaban a los mosquitos.

Puesto que son las primicias del trigo se llevaban en ofrenda al Templo de Jerusalén trasel primer día de la Pascua. (Traeréis espigas frescas, cocinadas al fuego, sémolas de nuevo crecimiento, para la ofrenda de los primeros frutos “Levítico, 2:14 )

Y es que el friké no es fermento, no es jametz, para serlo, al menos de forma halájica tiene que haber agua y harina. Y haber transcurrido dieciocho minutos desde que se hizo la mezcla.

El friké es un trigo que no ha brotado. Su gluten no ha madurado. Y se tuesta sobre fuego vivo, lo que destruye su almidón. Aunque hoy se considera fermento y no se come en Jol Ha´Moed, pero sí los días previos a la Pascua.

Aquí tenéis un magnífico vídeo del museo de las Tierras Bíblicas, de Jerusalén, en donde tenéis la receta. Si lo ves, ten por seguro que tendrás ganas de cocinarlo. Sólo necesitas, ajo, sal, aceite de oliva,  comino, pimienta y vegetales, como el puerro, apio, coriandro,  además del trigo verde, claro está.

 

 

Sus propiedades actúan en la  descomposición de la grasa y en la realización de funciones biológicas, por lo que nos ayuda (si estamos a dieta) a perder peso de manera saludable. También nos ayudará en la desintoxicación de nuestro organismo (la sangre, los riñones, el hígado y el tracto gastrointestinal).

Es ideal como base para todo tipo de ensaladas a lo largo de todo el año, con pollo hervido desmigado  y altramuces, por ejemplo.

 

 Be´teavon!