LA GRAN HISTORIA DE AKIVA AZULAY EN JERUSALÉN

Historia de un activista de la Haganá y Miembro Honorario del Movimiento Sionista Mundia, descendiente de una gran dinastía de rabinos sefardíes desde el S XVI en Israel.


Akiva Azulay , que fue nombrado hijo predilecto de Jerusalén, tiene una historia que contar. Pero su historia comienza en 1492.

Abraham Azulai, judío castellano que optó por abandonar la Península Ibérica en 1492, se radicó en la ciudad de Fez -hoy Marruecos-  donde su hijo, en 1570,  tuvo a su vez un hijo al que llamó como el abuelo,  rabí  Abraham Azulai. Hacia 1605, debido a entuertos violentos con los musulmanes y el azote de las epidemias de peste,  zarpó en un barco rumbo Eretz Israel. Puesto que salvó la vida en un naufragio de ese barco, su firma era el dibujo de un barco. Se asentó en la ciudad santa de Jebrón que también tuvo que abandonar por la peste, para que le pasara lo mismo en Jerusalén. Se fue a Gaza y de allí pudo regresar a Jebrón. El mismo recorrido de los Kastel

Tumba de R. Abraham Azulai en Jebrón

Escribió tratados exegéticos de cierta relevancia y se formó entre los discípulos de rabí Jamím Vital, a cuya tumba en Siria fueron ni más ni menos que para solicitar desenterrar en la tumba el Libro de los Tesoros de la Vida, que es en realidad la primera edición del Libro del Arbol de La Vida.

Pero quizás lo que más se conozca es la leyenda de su muerte, publicada en el Libro “La Memoria de Jerusalén” : en 1643 llegó a Jebrón un pashá de Istanbul a quien en la Tumba de los Patriarcas se le cayó su preciada espada al  asomarse a la cueva. Bajaron a un sirviente de su corte mediante una cuerda, pero murió en el intento. Así que decidieron que repitiera la acción un judío. Eligieron al rabino Azulai. Dijo que en la cueva, una de las entradas al Edén, estaba Eliezer, el esclavo de Abraham ,que le mostró a los Patriarcas. Les explicó el motivo de su estadía en ese lugar y le dijeron que no se preocupara, que mañana volvería. Alzaron al rabino con las cuerdas, se fue a su casa, entró en la mikve, rezó Shmá Israel y murió. (Posiblemente por inhalación de gases tóxicos en el interior de la cueva) Está enterrado en Jebrón y su tumba es punto de peregrinación y devoción.

Dos de sus hijas se casaron con jebronitas: Jana, que fue madre del rabino principal de Jebrón, y otra de nombre desconocido, cuyo hijo fue Rishon Le´Tzion.  Sólo tuvo un hijo, Yitzjak, que fue padre de Isaías, padre de  rabí Isaac Azulai, que concibió a Jaím Yosef David Azulai (Ha´Jidá)

Ha ´Jidá

Ha´Jidá -bisnieto de rabí Abraham de Jebrón-  nació en Jerusalén en el mes de Adar del año 1724. La sexta generación rabínica en Eretz Israel.  Estudió en la yeshivá de Yona Navón, además de pertenecer al grupo de Sharabi (La dinastía de rabinos de Pontevedra) 

Casó con la hija de un jajám Yerushalayim, Rajel, que le dio dos hijos: uno, fue el presidente del tribunal rabínico de Ancona, Italia;  el otro, un sabio en Jerusalén. Tuvieron también tres hijas : Sara, casada con uno judío de Livorno, Simja, casada con el hijo del rabino David Pardo, y Clara, que falleció de niña. Rajel murió mientras él estaba en Túnez. Y se volvió a casar con otra Rajel, hija del Rabino de Pisa, y se establecieron en Livorno, habiendo rechazado ser el presidente de la comunidad de Amsterdam. Con ella tuvo dos hijos, Abraham y Rafael.  Ha´Jidá falleció en 1808 en Livorno tras haber escrito importantes obras que pasan al acerbo del judaísmo.

Rafael fue padre de Isaac Leonini,  hombre de letras que publicó en Berlín una comedia en español : “El delincuente honrado” , del asturiano Gaspar Melchor de Jovellanos. Luego la familia se va dispersando entre Italia , Holanda y Londres.

Akiva Azulai

Pero en Israel continuaba la dinastía y  a principios de siglo, en Yafo, el rabino sefardí era David Azulai, quien en 1913, con su esposa Solika, que era sfaradiá de Marrakesh (aliá marroquí  de 1906, La Segunda Oleada) trajeron al mundo a Akiva Moshe Avner Azulai, nombrado hijo predilecto de Jerusalén.

Su  padre tenía 89 años. La madre, 25. Es decir, Solika enviudó pronto y tuvo que criar al hijo sola. El niño en principio se llamó Moshé, pero fue agrupando nombres porque enfermaba gravemente de paperas y se recuperaba cuando le llevaban a las tumbas de los grandes . En la tumba de rabi Akiva le dieron el nombre por el cual todo el mundo le conocería. Al año siguiente , con el estallido de la Primera Guerra Mundial, la familia fue considerada burocráticamente extranjera y deportada a un campo de refugiados en Alejandría (junto a muchas más familias sefardíes que estaban estupefactas) Regresaron en 1919, al acabar la guerra. Se radicaron en el Mugrabí (el magrebí) donde hoy se levanta el nuevo barrio judío frente al Kotel.

Llegado el Mandato Británico, su padre falleció; con 13 años, abandonó los estudios para poder vivir tanto él como su madre. Tenía otro hermano, pero fue asesinado -ante los ojos de Akiva- porque unos árabes le tiraron una granada : su hermano tenía 13 años.  Poco después, en 1929, asesianron a un amigo suyo en la Puerta de Yafo. Akiva decidió entonces alistarse en la Haganá -pese a que para los británicos este grupo de resistencia armada -hoy uno  de los tres pilares que constituyeron el ejército de Israel- era considerado una banda terrorista.

El Mugrabí, frente al Muro, dos años antes de la Independencia del Mandato Británico.

Solika, preocupada, le mandó a Marruecos para salvarle la vida porque estaba amenazado de muerte por los árabes. Pero sólo estuvo allí un año. Regresó para trabajar de fontanero entre Jericó y Shjém (Nablus) haciéndose de este modo con mucha información y hasta traficando con armas. .

En 1932 se casó con Esther Jarush, con quien tendría una gran prole: Margalit, Yosef, Suli, Jaya, y de pie, desde tu derecha, Tzion, Jana en brazos de la abuela Solika , y David.

En  1936 se unió a los Nutrias para defender los asentamientos judíos en Jerusalén, y fue uno de los primeros guardias de la ciudad. La mayor parte de su actividad como guardia se centró en los árabes de la ciudad, y después de ganarse su confianza, lo llamaron Abu Daoud, Mughrabi e Ibn al-Arab.

En 1940 pasaron a vivir en Latrúm (entre  Tel Aviv y  Jerusalén) para poder entrar en el campo de concentración británico que había allí:  todos los prisioneros de la lucha en  clandestinidad, incluidos los judíos que habían inmigrado  “ilegalmente”  a Israel, (Aliat Bet)  sin  documentos que confirmaran su estancia en Israel. Ingresó al campamento con el pretexto de suministrar agua y recibía  fotografías de los prisioneros para  proporcionarles documentos de identidad. A la vez sacaba  información que, con mucho riesgo, ayudaría a la Haganá, Leji y el Palmaj -los tres fundamenteos de Tzahal-  en su ascensión desde la plana a los montes de Jerusalén. Se libraría la cruenta batalla de Latrún en 1948, al mando de Yigal Yadín, quien luego sería quien excavara Massada.

Un libro que escribió su hija Suli sobre él

Durante la Guerra de la Independencia se desempeñó como vicecomandante del Área C en Jerusalén y fue responsable del Séptimo Frente, que incluía los barrios de Givat Shaul, Kiryat Moshe, HaPoel Hamizrachi y Hirbet Ham Hamam (Monte Herzl).

En 1950, comenzó a servir como miembro del Comité de Trabajadores Municipales de Jerusalén, y más tarde como Presidente del Comité de Trabajadores Municipales hasta 1969. En el marco de sus deberes, trabajó para aumentar los esfuerzos conjuntos para el desarrollo y la prosperidad de Jerusalén.

Durante la Campaña del Sinaí, sirvió en la Haganá y llenó varias posiciones vitales.

En 1963 fue designado por el alcalde Mordejai Ish-Shalom para servir como director del departamento de saneamiento de la Municipalidad de Jerusalén. Cuando asumió el cargo, la producción del departamento era  mínima, debido a la renuencia de los trabajadores, y mediante la cohesión social logró que el departamento alcanzara un alto nivel de productividad laboral.

Durante la Guerra de los Seis Días, fue enviado a visitar posiciones en el frente y alentar el espíritu de los soldados, como un ex combatiente veterano. Después de la guerra, la Municipalidad de Jerusalén lo envió al Comité Beit Shean, que fue fuertemente bombardeado, para ayudar a reorganizar los servicios de la ciudad. En esta misión, trabajó para restaurar el orden, gracias a su conocimiento de la operación de los servicios sociales y económicos.

Bar Mitzva de un nieto en el Kotel

En 1969 se convirtió en teniente alcalde de la municipalidad que encabezaba el mítico alcalde de Jerusalén Tedy Kollek.  

En 1975 fue elegido Vicepresidente del Comité Ejecutivo del Movimiento Mundial de Judíos del Norte de África. Este año fue elegido para servir como presidente del Comité de Policías en Jerusalén.

Por su actividad pública, recibió el título de “Miembro Honorario del Movimiento Sionista Mundial” y el título “Yakar HaHistadrut”.

Falleció el 8 de septiembre de 1984, por enfermedad.

Una calle en el barrio de Givat Shaul de Jerusalén lleva su nombre.

 

 

Bibliografía básica:

The Jewish encyclopedia, Louis Ginzberg, Gotthard Deutsch, A. Porter

וויקיפדיה

  • אלפרד שטיינהרדט, מה קרה ליהדות מרוקו, בהשתתפות עקיבא אזולאי, באתר יוטיוב

אתר מורשת יהדות מרוקו