LA GRANADA Y EL SEDER DE ROSH HA´SHANÁ



La granada -uno de los siete frutos sagrados del judaísmo (Shivát ha´Miním)-  es de suma importancia para toda la cuenca del Mediterráneo: los griegos decían que Afrodita la ofrecía a sus elegidos y era el primer símbolo de fecundidad (madura al final del verano y la cosecha)  pero lo decían porque se lo había enseñado el mundo fenicio. De hecho, el nombre latino, y el científico, es Punica granatum. En hebreo, rimón, רימון, como casi en todas las lenguas semíticas, vivas o muertas, aunque parece ser que la raíz es egipcia -hay papiros del S XII a.e.c. que la nombran. en el s XII, pero d.e.c. la nombra Maimónides , que a la sazón era médico, como beneficiosa para calmar hemorragias, diarreas y cefaleas.

Para el judaísmo  simboliza la prosperidad ,  la inteligencia, la belleza , sobre todo por ser nombrada en la Parashá en donde se cuenta el episodio de los espías que se adentraron en la Tierra Prometida a inspeccionar el terreno antes de cruzar el Jordán y regresaron contando la benevolencia de la tierra. De ahí pasó a ser usado el símbolo en profecías de la destrucción como las de Jagai, que pronosticaba un tiempo en que no habría granadas…la connotación de la belleza viene porque la belleza fecunda de sus granos son cantados en el Cantar de los Cantares. La inteligencia viene mentada en la Guemará, con el dicho «רבי מאיר רימון מצא, תוכו אכל קליפתו זרק»,, Rabi Meir encontró una granada , tiró la cáscara y se comió el contenido» en clara alusión al sentido crítico de las cosas.

En el Seder de Rosh Ha´Shaná todo esto se simboliza en la leyenda de que el número de granos de una granada es el mismo que el de mitzvot , 613.

Su bendición es

IEHI RATZON MILEFANEJA, ADONAI ELOHEINU VEELOHEI ABOTEINU, SHEIRBU ZAJIOTENU kARRIMON

 

Sea tu voluntad,  D´s nuestro  y D´s de nuestros ancestros , que se multipliquen nuestros méritos como la granada.

 

Y para terminar, una receta de lo que se puede hacer con una granada:

SALSA DE GRANADA AL PEDRO XIMÉNEZ

  Una salsa adecuada para carnes blancas, tanto de ave como de pescado, y ensaladas  -por ejemplo de manzana verde rociada con limón -no se oxida-   y puerro hervido en picatostes caseros de oliva )

Para escoger las granadas: si el exterior es muy rojo el grano será más ácido. La tonalidad de la cáscara no influye en el rojo del grano. Pero la cáscara debe ser tersa, sin grietas, cuanto más grandes mejor. También hay que contar que la granada mollar de España madura más tarde que la israelí.

Ingredientes:

ACEITE DE OLIVA (Primera extración extra)

1 CHALOTA

1 GRANADA

1/2 LIMÓN

1 CUCHARADA DE AZÚCAR MORENO

1 PIZCA DE SAL

1 COPA DE PEDRO XIMÉNEZ (O JEREZ) la uva -otro fruto sagrado para el judaísmo- si es de Córdoba es de la denominación de origen Pedro Ximénez)

 

Se pica la cebolla muy finamente  con un poco de sal y se pone a pochar en aceite de oliva  -fuego bajo , sin que llegue a freir- Aceite, mejor de graduación suave.

Cuando se ablande la chalota se agrega, pro este orden, los granos de la granada, el zumo del medio limón y una cucharada de azúcar moreno. Se remueve todo con cuchara de madera y se deja cocer durante cinco minutos a fuego siempre bajo.

Después se agrega el jerez y se deja cocer al menos dos minutos (es el tiempo que tarda el alcoholen evaporarse)

Se pasa todo por un procesador de alimentos hasta que quede una salsa cremosa o por batidora y chino.

Se sirve en salsera.